Inicio » ciberespacio » EL IMPACTO DE INTERNET EN LA VIDA COTIDIANA ESPAÑOLA.Gema Martínez Lamparero

EL IMPACTO DE INTERNET EN LA VIDA COTIDIANA ESPAÑOLA.Gema Martínez Lamparero

Archivo Publicaciones


El impacto de Internet en la vida cotidiana española

 

 

Gema Martínez Lamparero

 

 

 

Resumen

Con el objeto de conocer el impacto de Internet en la vida cotidiana europea y más concretamente en el caso español, analizaremos el grado de penetración de Internet, el perfil del internauta, el consumo de Internet, sus hábitos y de forma más minuciosa los usos. Así observaremos cómo la vida cotidiana ahora también se despliega en un nuevo espacio social desterritorializado, interactivo y multidireccional que se superpone a los otros entornos. En este contexto, las actividades públicas se desarrollan en los espacios domésticos y lo privado se intensifica en lo público. A su vez, Internet posibilita ejercer un mayor control sobre la información a la que se accede, las personas con las que nos relacionamos y los recursos. Transforma distintos aspectos de nuestra vida cotidiana: el modo en que consumimos, cómo aprendemos, trabajamos, nos informamos, nos divertimos, nos relacionamos… Y lejos de provocar la ruptura social y el aislamiento, refuerza y amplía las relaciones sociales con fines tanto instrumentales como afectivos.

 

Abstract

In the aim of knowing the Internet impact in the daily life of Europeans, especially in Spain, we tried to analyse many aspects : penetration of Internet, User profiles, time spending on it, habits and, more deeply, the different uses. We can see that the daily life is now moving towards a new social space, beyond borders, in an interactive way and in different directions which is clearly coming before and overlapping other environments. In this context, public activities are taking place in domestic areas and the private iniciatives merge with public ones. Furthermore, at the same time, Internet allows to control the information we access to,  the relations between different type of users, and the resources. Internet transforms many aspects of our daily life: the way we consume, we learn, we play, we work, we inform us, etc. And far from allowing social rupture and  loneliness, it enlarges and increases social relationships thanks to instrumental and affective goals.

 

 

 

 

1. Introducción

 

Internet al posibilitar la interacción y la acción a distancia ha provocado la transformación de la estructura espacio-temporal en la que nos interrelacionamos, repercutiendo en todos ámbitos. Se crea así un nuevo espacio social idóneo para el desarrollo de la sociedad del conocimiento. Internet (ECHEVERRÍA, 2001)  “modifica profundamente las actividades sociales y humanas: la guerra (infoguerra-ciberguerra), las finanzas (Bolsas interconectadas, transferencias y dinero electrónico), la banca (telebancos), la ciencia (teleciencia), el comercio (B2B, B2C, C2C, etc.), la producción (teletrabajo), el consumo (teleconsumo, hipermercados virtuales), la política (mass media), el derecho (supranacionalidad, leyes transnacionales), la delincuencia (hackers, virus informáticos), el orden social (ciberpolicías, ciberjueces), el arte (ciberarte, net-art, música electrónica, etc.), la arquitectura (edificios virtuales), la religión (telepredicadores, sectas en Internet), la información (periodismo electrónico), la documentación (bibliotecas virtuales), la comunicación (telecomunicaciones), la enseñanza (campus virtuales, tele-escuelas), la medicina (telesalud), la lectura (multimedia), la escritura (libro electrónico), el deporte (teledeporte), el espectáculo (entertainement-TV), el ocio (teleocio, los chats en Internet), el sexo (sexo virtual, pornografía), etc”.

 

Todo ello afecta indefectiblemente a la vida cotidiana que ahora se despliega también en un nuevo espacio social desterritorializado, interactivo y multidireccional creado por la Red, como veremos a lo largo de esta comunicación. Antes de nada, es importante resaltar para abordar la complejidad de las transformaciones producidas, que es la sociedad la que decide de qué manera se apropia e incorpora Internet a su cotidianidad. De tal forma que como sostiene Eric McLuhan1 Internet sería como “un teatro global, sin escenarios, ni espectadores en el que sólo hay actores. No hay pasajeros sólo tripulantes”. Consecuencia de esto es, entre otras cosas, que lo público y lo privado se imbriquen en un nuevo escenario que exige profundos cambios sociales. Lo que queremos decir es que con las nuevas tecnologías de interacción a distancia, las actividades públicas tienen lugar en los espacios domésticos y la presencia de lo privado se intensifica en lo público. Desde los hogares vía Internet se realizan transacciones bancarias, actividades formativas, se disfruta de distintas ofertas de ocio, etc. “Las casas se han abierto hacia el pasado y futuro por una parte; pero también se han proyectado hacia otras maneras de entender las interrelaciones entre los seres humanos” (ECHEVERRÍA, 1995, 199). Igualmente, desde la red lo íntimo se hace público como demuestran por ejemplo las weblogs o bitácoras. En esta línea, el tiempo de trabajo se prolonga hasta el hogar y el ocio se extiende hasta las horas de trabajo, como revela un estudio2 en el que se estima que en Europa el 23% del tiempo de conexión en el trabajo es para fines privados y un 14% del tiempo de conexión a Internet en casa es para cuestiones relacionadas con el trabajo. 

 

Asimismo, este nuevo espacio social no supone evidentemente la desaparición de los otros entornos –naturaleza y ciudad- utilizando la terminología de Echeverría sino la superposición a ellos articulándose unas veces de forma armónica y otras conflictiva.

Por otra parte, la Red (SHAPIRO, 2001, 18) “otorga a los individuos un grado sin precedentes de acceso a las personas, los recursos y la experiencia”. Con lo cual, se ha producido lo que Shapiro denomina revolución del control o era del control individual en tanto en cuanto Internet posibilita el control de “la información a la que nos exponemos, las personas con las que nos relacionamos o los recursos del mundo físico”. (SHAPIRO, 2001, 65).

Partiendo de estas premisas, en la presente comunicación nos centraremos en la cuestión del impacto de Internet en la vida cotidiana europea y más concretamente al caso español. Para ello, creemos que es necesario conocer aunque sea sucintamente el grado de penetración de Internet, el perfil del internauta, el consumo de Internet, sus hábitos y finalmente, y ya de forma más minuciosa abordaremos la cuestión de los usos. En este sentido, hay que señalar que las estadísticas sobre la Red ofrecen una serie de limitaciones debidas a lo reciente del medio y a la falta de parámetros uniformes de medición. A pesar de esto, utilizaremos las fuentes más fiables para cada uno de los aspectos que analizaremos. Conocidos estos datos, estaremos en condiciones de arrojar algo de luz al objeto de estudio que aquí nos convoca.

 

 

2. Perfil del internauta

 

2.1. Número de usuarios

 

En primer lugar, es necesario saber cuántos internautas hay en España. Según datos de EGM3 la cifra supera en  mayo 2002, los 7.8 millones de usuarios, un 22.7%, nos encontramos entonces ante un proceso de construcción de la sociedad de la información (utilizando el modelo conceptual del informe Bangemann) que avanza más lento de lo que lo el gobierno se propuso con el Plan Info XXI –calificado de fracaso desde distintos sectores-, encargado de acelerar el tránsito al nuevo modelo de sociedad. Esta situación ha hecho que la Asociación Española de Empresas de Tecnologías de la Información SEDISI4 estime que España se encuentra a 12 años de distancia de Europa y a 50 de Estados Unidos.

 

 

 

Si comparamos nuestras estadísticas con las de Europa y demás países occidentales, se confirma el retraso español ya que en ellas no ocupamos lugares destacados. En el lado opuesto, sobresale el nivel de penetración de Internet en Suecia –67.83%- (fuente Nielsen), Dinamarca –62.99%- (fuente Nielsen), Hong Kong –59.55%- (fuente Nielsen), Holanda –59.94- (fuente Nielsen), EEUU –59.07%- (fuente Nielsen) y Canadá –57.58%- (fuente Nielsen). La desigual distribución de los 544.2 millones de usuarios que hay en el mundo, se refleja en el siguiente cuadro que patentiza la brecha digital, especialmente preocupante en África,  Oriente Medio y América Latina.

 

 

2.2. Lugar de acceso a Internet

 

Para estudiar de qué manera Internet afecta a la vida cotidiana nos interesa conocer desde dónde se conectan los usuarios de Internet ya que dependiendo del lugar desde donde se produzca la conexión tendrá tanto un uso diferente como significación. Según los datos de EGM un 61% se conecta desde casa, mientras el resto lo hace desde el trabajo, 30.9%, la universidad 13.9% u otros. Si prestamos atención a la evolución de los datos, el número de los internautas que se conectan desde el trabajo ha ido descendiendo a la vez que aumenta los que lo hacen en casa, siendo -cuatro años después- mayoría los que realizan la conexión desde el hogar.

 

 

Datos numéricos (en miles)

Datos % 

 

Casa

Trabajo

Universidad

Otros ns/nc

Casa

Trabajo

Universidad

Otros ns/nc

Oct/Nov 96

213

372

182

80

26,6

46,4

22,7

10

Feb/Mar 99

1368

1064

481

223

49,8

38,7

17,5

8,1

Abr/May 02

4814

2439

1073

1444

61

60,9

13,6

18,3

 

 

 

 

 

2.3. Usuarios según sexo

 

El estudio de EGM indica que en mayo de 2002 el 60.7% de los usuarios eran hombres y el 39.3% mujeres, diferencia que además es una de las mayores de Europa. Si bien, a tenor de la evolución de los datos todo parece apuntar a que en los años venideros se producirá una equiparación entre sexos como la que ya ocurre entre los adolescentes. Así en el 55.8% de los jóvenes entre 13 y 19 años son hombres por un 44.2% de mujeres.

 

 

Distribución por sexos – Marzo 2002

 

Fuente: Jupiter MMXI Europe

 

2.4. Usuarios por edad

El usuario español es joven, según EGM, el mayor porcentaje se concentra en el intervalo entre 25-34 años, 32.2%, aunque hay que destacar el aumento de los cibernautas entre 14-19 años. Éste grupo representaba el 8.1% en 1996 y hoy ha duplicado su número. Si lo comparamos con Estados Unidos y distintos países de la UE comprobamos cómo el número de cibernautas jóvenes es mayor en España que en ningún otro lugar y el de usuarios mayores de cincuenta –colectivo que crece muy lentamente- es más reducido que el de la media europea. La edad del internauta es un factor importante –junto a otros- para entender el por qué de los bajos índices de comercio electrónico en España, el éxito de chats, foros, mensajes instantáneos, los envíos de sms y el que España sea líder en descarga de ficheros de música y juegos.

 

 

14 a 19

20 a 24

25 a 34

35 a 44

45 a 54

> 54

Oct/Nov. 96

8,1

17,80

42,10

18,60

11,60

1,8

Oct/Nov. 99

12,50

18,30

36,30

21,50

9,00

2,4

Abr/May 02

17,9

18,0

32,2

18,7

9,0

4,2

 

2.5. Usuarios por clase social

Los internautas son mayoritariamente de clase media media y se constata la incorporación, a medida que avanza el tiempo, de los sectores menos favorecidos.

 

 

Alta

Media alta

Media media

Media baja

Baja

Oct/Nov 96

31,9

35,6

27,1

5,2

0,3

Oct/Nov 99

24,7

31,7

32,8

9,8

1

Feb/Mar 02

18,9

24,1

42,1

12,6

2,3

 

2.5. Usuarios por Comunidades Autónomas

Según los datos de EGM para AIMC es en el País Vasco, Cataluña, Madrid, Asturias y La Rioja donde se dan niveles más altos de penetración de Internet, destacando por encima de la media. El desequilibrio entre comunidades puede explicarse por el proceso de modernización incompleto y desigual llevado a cabo en España.

 

 

 

3. Consumo de Internet

 

Según EGM en mayo del 2002 el 44.8% de los usuarios reconoció haber usado Internet por última vez “ayer”, frente a un 38% que lo había utilizado hacía 2-7 días.

 

 

 

Otro estudio realizado por el Boletín de Datos de Opinión5 (Boletín 27 Enero-Diciembre 2001) publicado por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ofrece unos datos que difieren un poco. Así, el 38% de los usuarios de Internet manifiesta que lo utiliza a diario y un 26 % entre tres y cinco días por semana. No obstante, podemos afirmar que Internet se ha convertido en una herramienta de la vida cotidiana, no en vano, un 40% de los encuestados afirma que Internet es un medio imprescindible hoy en día.

 

 

4. Hábitos

 

Nos basamos en los datos de la AIMC en la 3ª Encuesta a Usuarios de Internet octubre-diciembre 1999, para conocer el impacto que Internet ha ocasionado en los hábitos pues se supone que el tiempo dedicado a conectarse a Internet se extrae de otro sitio. Precisamente por esto, desde algunos sectores críticos con Internet se afirma que ésta provoca aislamiento y ruptura social y familiar. Pues bien, en el citado estudio se observa que el tiempo se detrae sobre todo de ver la televisión, 54.2%, y de “no hacer nada”. Por tanto, el uso de la Red no supone una pérdida de la sociabilidad, sólo un porcentaje menor del 10% reconoce sacar el tiempo de conexión del tiempo dedicado a salir con los amigos, trabajar o ir al cine. Hubiese sido pertinente que el estudio ofreciera el dato de si, ese porcentaje menor del 10%, son usuarios intensivos de Internet, pues como apunta un estudio de Di Maggio y otros6, el descenso de la sociabilidad se produciría a partir una intensa actividad on line. En estos casos extremos, Internet sí ocasionaría una reducción de la interacción y aislamiento. Pero en general, parece que la Red más bien refuerza la interacción social y el acceso a un mayor número de fuentes de información. Así un estudio correspondiente a la tercera ola de 2000 de EGM muestra que el usuario de Internet lee más diarios, revistas, escucha más radio y va más al cine que la población total; si bien, ve un poco menos la televisión que ellos, 86.6% de los internautas frente al 89.8% de la población general. Y no sólo eso, los usuarios de Internet hacen más deporte, realizan muchas más actividades culturales –visitas a museos, ir a conciertos, al teatro-, salen a cenar fuera, van al fútbol y a las discotecas más que el resto de la población. No parece entonces que el uso de Internet haya provocado una ruptura de la vida social y familiar del internauta, más bien todo lo contrario. Más adelante veremos cómo Internet además amplía la red de relaciones sociales de los usuarios.

 

 

5. Usos de Internet


El estudio de EGM abril-mayo 2002, muestra que el web, el correo, el chat y el ftp son los servicios más utilizados por los internautas españoles.

 

(*)SERVICIOS UTILIZADOS DURANTE EL ULTIMO MES

 

  

Datos numéricos (en miles)

Datos % 

WWW

Correo

FTP

Chat

Grupos
Discusión

Otros ns/nc

WWW

Correo

FTP

Chat

Grupos
Discusión

Otros ns/nc

Abr/May 02

 7126

 6353

 2454

 2454

 513

 1468

90,3

80,5

31,1

 31,1

6,5

18,6

 

Igualmente si nos atenemos a otro estudio de NetValue7 para el 2001, la www aparece como el principal uso en la mayoría de los países del mundo, del mismo modo comprobamos cómo el usuario español es especialmente activo en su incursión en la Red (ocupa los primeros puestos en uso de chats, foros, intercambio de ficheros). En esta línea, en los siguientes datos aportados por un estudio de Nielsen NetRating8 para conocer las actividades de Internet a nivel mundial, observamos cómo el correo fue el protocolo más utilizado en los doce países donde se realizó el estudio. Este informe también confirma el hecho de que en España, 38% -y en Brasil, 41%- se utiliza masivamente el chat frente a menos del 30% que se usa en todos los países encuestados.  Asimismo, destacan estos dos países en la actividad de mensajes instantáneos, siendo España el lugar -con el 43%- donde más popularidad goza este servicio. España por tanto a apuesta por la comunicación sincrónica con mucha mayor intensidad que el resto de países a los que se ha aplicado la investigación. Más adelante analizaremos en profundidad este aspecto, no obstante avanzaremos por un lado que un estudio de NetValue confirma que los usuarios del chat son mayoritariamente jóvenes –como el internauta español-, concretamente un 62.4% son menores de 35 años; y por otro hay que recordar la afición hispana a la charla y la tertulia. Las preferencias de los jóvenes hacia la comunicación sincrónica quedan avaladas con el informe La lectura en España 2002 (MILLÁN, 2002), donde se sostiene que los más jóvenes se conectan para comunicarse, y sin embargo, según aumenta la edad, la utilización de Internet se orienta hacia la búsqueda de información.

Por otro lado, el uso de lo audiovisual y la radio está menos extendido, por debajo del 40% en todos los países.

 

Actividades en Internet durante los últimos seis meses: % Individuos +16 años

 

País

e-mail

Chat

 Mensajes Instantáneos

Audiovisual

Radio

Australia

 90

 23

 30

 40

 20

Reino Unido

 90

 16

 35

 41

 21

Holanda

 90

 21

 29

 30

 17

Dinamarca

 89

 20

 13

 27

 23

Suiza

 89

 21

 24

 22

 13

Suecia

 88

 19

 32

 29

 25

Hong Kong

 84

 28

 26

 34

 38

Alemania

 83

 25

 18

 24

 18

España

 82

 38

 43

 32

 23

Francia

 80

 27

 26

 27

 20

Italia

 79

 20

 16

 25

 19

Brasil

 75

 41

 42

 35

 40

 

Sobre la población de más de 16 años que han usado Internet en los últimos seis meses. Fuente: Nielsen//NetRatings Global Internet Trends Q1 2002.

 

Otro estudio de Opinet9 de febrero de 2002 sobre las razones de uso de Internet coincide en destacar a la www con un 96.9% y al mail con un 87.7% como las estrellas de la Red, al tiempo que arroja datos interesantes respecto a otros usos. Así, buscar noticias de actualidad -62.5%-, información sobre productos o servicios-51.7%-, descargar software –51.4%- y mandar sms –51.3%- son las siguientes actividades más populares entre los internautas españoles. El estudio además demuestra que la información que antes se buscaba en los medios de información “de papel” –periódicos, revistas especializadas, guías- ahora se persigue con avidez en Internet con la ventaja añadida de que los medios electrónicos no ofrecen sólo información sino también se configuran como fuentes de documentación e investigación: sobre informática –47.8%-, cartelera de cine, programación de TV -43%-, información turística –41.6%-, teléfonos y direcciones –35.1%-, información deportiva –33.7%-, médica –25.2%- y financiera 23.3%-, el tiempo –24.5%-, búsqueda de empleo –18.9%- e inmobiliaria -11.9%-. Igualmente, a la Red se acude para encontrar información oficial y administrativa –34.3%- sin necesidad de salir de casa, al tiempo que también se usa para relacionarse, buscar amigos, charlar o debatir sobre los divino y lo humano en charlas interactivas 38.6%- y foros –18.4%-, para enviar postales –31.4%-, formarse –6%- y pujar por objetos dispares –3.7%-. También se emplea Internet para descargar música –39%-, como veremos adelante España está por delante de Europa en descarga de ficheros MP3 y juegos, revelándose los españoles de esta forma como los navegantes más pacientes de la red porque si tenemos en cuenta que el uso de banda ancha es poco más del 20% el tiempo de espera en las descargas no es lo que se diga breve. No en vano, según un estudio de NetValue de 2001, los españoles son los europeos que más tiempo pasan enganchados por sesión con 34 minutos de media. Por último señalamos cómo un 12.8% de los españoles dedican su tiempo a cultivar su “parcelita” en Internet en forma de página web personal.

 

En suma, como indica Manuel Castells (CASTELLS, 2002, 138) “los usos de Internet son fundamentalmente instrumentales y están estrechamente relacionados con el trabajo, la familia y la vida cotidiana de los usuarios”.

A continuación, analizaremos cada uno de los usos de forma más exhaustiva con el objeto de conocer cómo han impactado en la vida cotidiana.

 

 

5.1 WWW

El estudio de Opinet muestra cómo lo más buscado en la Red en cuanto a portales se refiere fueron los portales generales o buscadores –95.1%-, seguidos de los diarios digitales –48.2%- y los portales de ocio –33.8%-. Sin embargo, según el informe de la Fundación Eresmas (VVAA, INFORME, 2001, 173) los medios de comunicación ocupan la séptima posición de cobertura después de sectores como sociedad, economía, informática y páginas de adultos. Según la consultora Júpiter MMXI10 en enero de 2002 MSN, Terra, Yahoo y Eresmas se posicionaban como los cuatro portales generales más visitados. Si bien, todos los estudios apuntan a que cuando más veterano es el usuario menos tiempo pasa por un portal de esta índole. Por el contrario, cuando el internauta deja de ser novato, visita los sitios web a través de la navegación directa, sin mediación de portales o buscadores, o bien escribiendo la dirección directamente o bien acudiendo a “Favoritos”. Según datos de NetValue, el 52% de los usuarios que entra en un sitio web lo hace a través de navegación directa, el 41% a través de enlaces o hipervínculos y sólo el 8% a través de buscadores. Se acudiría por tanto a los buscadores para hallar información concreta y puntual. Para algunos expertos11,”esta cierta renuncia al espíritu aventurero en Internet podría representar una tendencia negativa, al moverse el usuario en un círculo reducido de opciones y que por lo general refuerzan gustos o ideas que ya tenía establecidas. “Esto puede ir en contra de una sociedad más abierta. Navegar por Internet estaba considerado como una manera de escapar de esto”, declaró recientemente Joseph Turow, profesor del Centro Annenberg para la Política Pública, en la Universidad de Pensilvania”. Redundando en esto, un estudio del Proyecto Pew Internet&American Life12 afirmaba que a medida que el cibernauta es más experimentado dedica menos tiempo a navegar sin rumbo y más a realizar tareas concretas con un grupo páginas conocidas –gestión de cuentas bancarias, formación, teletrabajo, etc-, reduciendo su tiempo de conexión. Parece que el internauta cansado de descubrir nuevas páginas se concentra en aquellas que le son de utilidad. Probablemente víctimas de la infoxicación, definido por Alfons Cornella13 como “intoxicación intelectual producida por un exceso de información” los usuarios de Internet en general habrían optado por la vía más práctica. En cambio, en el caso español a diferencia del comportamiento general, observamos una particularidad que demuestra que el espíritu de explorador de nuevos sitios, informaciones, programas, datos, etc, lejos de difuminarse está en pleno auge. A saber, si analizamos el uso de los buscadores, según datos de NetValue correspondientes al mes de abril de 2002, España es el país europeo que acude con más frecuencia a los buscadores. El 59% hace uso de ellos con una duración media de 32.8 minutos al mes, frente al 54.7% y 20.3 minutos en Reino Unido o 38%  y 23.7 minutos en Francia  Resalta además su incremento en España pues en 2001 lo usaban el 42.2% y el tiempo de uso era de 20.3 minutos. Además mientras en el resto de países europeos los internautas utilizan buscadores locales o versiones adaptadas de buscadores globales, en España es donde se da un mayor uso de estos últimos: Msn, Yahoo, Google. Por cierto, que éste buscador es el que más se utiliza a nivel mundial con un alcance de un 45%, a continuación, mostramos las diez palabras que con más frecuencia se han buscado en el mes de mayo 2002. Principalmente, tienen que ver con eventos de actualidad en el cine, la música, el deporte o la televisión. Que la segunda palabra más buscada sea mensajes móviles corrobora el dato de que España sea el país de Europa donde más se emplea este servicio.

 

 

 

 

Respecto a los periódicos digitales, son más visitados las versiones digitales de los medios más importantes en papel que los servicios de información independientes creados al margen de los grandes diarios y cadenas multimedia (VVAA, INFORME, 2001, 174). Esto es así, porque los lectores opinan que los periódicos digitales editados por periódicos tradicionales gozan de mayor credibilidad, calidad y prestigio que los de reciente creación para la Red (VVAA, ANUARIO, 2001, 74) . Por otra parte, la fidelidad a los soportes digitales es menor que a las versiones tradicionales variando los datos de los periódicos más leídos on line de un mes a otro14. El Informe sobre la Lectura en España 2002 (MILLÁN, 2002, 213) además afirma que quienes se conectan a Internet para «obtener información» consulta en su mayoría noticias (49%), la prensa diaria (40%) y datos técnicos (35%). Igual que la televisión convive con la radio, el formato de periódico de papel lo seguirá haciendo con el digital. Todo apunta a que los periódicos digitales lejos de ser el remedo on line de la versión de papel, se están convirtiendo (VVAA, ANUARIO, 74) “en un complemento interactivo papel-internet-papel que, lejos de erosionar, refuercen a sus referentes impresos”. Así, el periódico digital aporta la inmediatez, la interactividad, el acceso a grandes volúmenes de información y la flexibilidad que le falta a la versión tradicional.

Debate aparte es el del panorama mediático mundial, los optimistas lo vislumbran mejor que nunca ante la proliferación de opciones informativas, otros más escépticos (SHAPIRO, 2002, 77) “ven la creciente concentración de poder en los medios de comunicación como una amenaza a la democracia, a la libertad de expresión y a la vida civilizada”. Para algunos, la situación actual de los medios de comunicación estaría bien definida con la frase de A. J.. Liebling “la libertad de prensa está garantizada sólo para sus propietarios”. Conforme a esto Almiron sostiene que el panorama mediático mundial (ALMIRON, 2002, 354): “ha sido conquistado por las élites dominantes con este objetivo: dificultar la formación de una imagen global, que no esté fragmentada, de la realidad a través de los elementos supuestamente diseñados para ello”. Internet podría ser la plataforma para paliar esta situación, si bien (ALMIRON, 2002, 355)  “ni siquiera en Internet existe la autonomía total: incluso los medios más independientes, no suscritos a ningún gran grupo mediático, se autocensuran en determinados temas (aquellos de los que extraen sus escasos recursos publicitarios por ejemplo)”. A pesar de esto, bien es cierto que con la irrupción de Internet cualquiera puede ser editor y en ese sentido como indica Rheingold15 “Internet devuelve los medios de comunicación de masas a las propias masas”. Con lo cual además, se contrarresta el poder de los medios tradicionales, se gana en libertad de expresión y diversidad. Aunque todavía los medios alternativos no gocen por parte de los internautas, que necesitan informarse de forma rápida y eficaz, de la credibilidad de los tradicionales, algunos auguran que con el tiempo los usuarios de Internet irán descubriendo paulatinamente medios alternativos de calidad de los que se harán asiduos. Otra tendencia propiciada por Internet es la personalización de las noticias mediante aplicaciones que permiten filtrar el tipo de información a la que se desea acceder. Con ellas, el internauta tiene mayor poder de decisión sobre lo que quiere estar informado, no obstante como nos alertan los teóricos de la disonancia cognitiva el inconveniente radica en que las personas tienden a evitar la información que produce disonancias. Con lo cual, el usuario de este tipo de servicios se arriesgaría a que se produjera una disminución de sus perspectivas y la pérdida criterio si sólo se deja guiar por sus preferencias. Como advierte Shapiro (SHAPIRO, 2002, 299-330) habría que evitar una “privatización excesiva de la experiencia”, para lo cual apuesta por los intermediarios fiables que criben y seleccionen, alienta a encontrarse con la diferencia, además de reclamar la creación de espacios públicos on line para el intercambio de experiencias. En cualquier caso, la fragmentación informativa puede eludirse además acudiendo a distintas fuentes de información fiables y rigurosas, tradicionales y alternativas aunque en aquellas cada vez sea más difícil distinguir, como señala Almiron (ALMIRON, 2002, 356), las esferas de influencia de los canales informativos.

 

Seguidamente, veremos cómo se utiliza el protocolo www en Internet para desarrollar desde casa actividades de la vida cotidiana que antes había que realizarlas en ámbitos públicos. Con Internet, el hogar se convierte (ECHEVERRÍA, 1995,  65) “en un ámbito de representación de la actividad pública y un foco de acción social” (…) “se puede acceder a los espacios sociales más relevantes: economía, política, justicia, legislación, educación, espectáculo, entretenimiento, cultura, ciencia e información…” (…)  “las casas se convierten en uno de los principales escenarios de la vida social”.

5.1.1 Banca on line

 

Las principales entidades financieras españolas han realizado grandes esfuerzos por estar en la Red, de tal forma, que tanto bancos como cajas permiten hacer transacciones bancarias on line. Así, España ocupa el cuarto país de la UE en número de clientes de banca on line, siendo los aspectos más valorados según datos de Sandwick Internacional (VVAA, 2001, 155), el ahorro de tiempo, la amplitud de los horarios, la información actualizada, la evitación de visitas al banco, el pago cómo de facturas, la respuesta instantánea, la comodidad, la mayor privacidad y control, la evitación del papeleo, ser más barato y los créditos más accesibles. No hace tanto, el dinero se guardaba en las casas bajo colchones, en calcetines, en cajas fuertes, hoy no sólo puede “contarse” el dinero desde el hogar sino también transferir, invertir, consumir… Lo cual no implicará la desaparición de los servicios clásicos de los bancos sino la complementariedad entre ellos: (CASTELLS ,2000, 474) “es el sistema de vendedores de las sucursales, los cajeros automáticos, el servicio telefónico al cliente y las transacciones en línea lo que constituye la nueva industria bancaria”.

 

5.1.2 La administración pública

 

El nivel de desarrollo de la administración pública española en la red es todavía bajo, a pesar de la presencia de todas las administraciones en la Red –estatal, autonómica y local-, pues todas disponen de web con información institucional, son muy pocas las que ofrecen la posibilidad de realizar gestiones on line y ni siquiera  disponen de canales de participación ciudadana vía correo, encuestas, foros… Por el contrario, merece la pena destacar la gran labor llevada a cabo por la Agencia Tributaria que presta al internauta el acceso a distintos servicios (información tributaria, solicitud de datos fiscales, presentación telemática de declaraciones, etc) reduciendo tiempos de espera, facilitando los trámites, desplazamientos, etc. Esto ha hecho que España ocupe uno de los primeros lugares de Europa en este ámbito. También hay que destacar los esfuerzos realizados por la Tesorería General de la Seguridad Social, y lo muchísimo por no decir todo que queda por hacer en el Ministerio de Sanidad para que la telemedicina sea de una vez una realidad.

 

5.1.3. El comercio electrónico

 

Según un estudio de GkK16 lo que más se compra on line en Europa son libros, cd’s, ropa, zapatos y reservas de viajes. Compras que representan porcentajes ínfimos de las compras minoristas, un 0.68% en el caso de Suecia que es donde más se vende en Europa frente al 2% en Estados Unidos. Los más compradores se encuentran en Suecia, como acabamos de decir, en Noruega y Reino Unido, los menos en España e Italia. Esto puede ser debido al nivel de desconfianza que presentan los españoles respecto a la seguridad y a la privacidad, a que el usuario español es fundamentalmente joven y con menor capacidad adquisitiva y a que la compra en España es un fin en sí mismo, un acto social satisfactorio al que no se quiere renunciar. Lo que sí hacen más los españoles es buscar información on line de productos que tienen pensado comprar pero sin llegar a realizar la compra. Los que más practican esta actividad son los holandeses y suecos. El comercio electrónico, a pesar de lo que se proclamaba desde los sectores más alarmistas, no ha supuesto una amenaza para el comercio tradicional, al contrario, es principalmente un complemento.

 

 

5.1.4. Formación

 

En España la expansión de la formación on line tiene mucho por hacer al estar todavía mediatizada, por un lado, por los bajos niveles de penetración de Internet y de banda ancha y por otro, por pautas culturales y costumbres –tradicionalmente la calidad suele asociarse a la enseñanza presencial-. A pesar de ello, es evidente que es un sector emergente que paulatinamente irá incrementando su presencia en la Red. En la actualidad, el 69% de las instituciones que imparten formación on line son privadas  y sólo un 8% imparte formación reglada por Internet. La mayoría están centrados en ampliación y renovación de conocimientos, siendo su duración más bien corta. Según AEFOL17 el 9% de las  medianas y grandes empresas utilizan la formación on line, cifras por debajo de la media europea. Todavía son pocas las universidades que ofrecen la opción de cursar licenciaturas y doctorados on line, como lo están haciendo actualmente la  UOC o La Rioja. Sin embargo, en el futuro la presencia de la formación on line será ineludible lo cual no supone la desaparición de las instituciones educativas actuales. (CASTELLS, 2000, 475) “El futuro sistema de educación superior no será on line, sino que se constituirá en redes entre nodos de información, aulas y la residencia de cada estudiante”.

 

5.1.5. Cultura

 

Giovanni Sartori (SARTORI, 1995, 55) sostiene que “en teoría, Internet debería estimular el crecimiento cultural. Pero en la práctica puede suceder lo contrario, desde el momento en que el homo videns ya está formado cuando se enfrenta a la Red. Sin duda, Internet nos puede ayudar a salir del aislamiento del mundo sensibilis, pero ¿cuántos lograrán esto?” (…) “Como instrumento cultural, de crecimiento de nuestra cultura, preveo que tiene un futuro modesto”.  Seguidamente, matiza las posibilidades de la Red: “son y serán positivas cuando el usuario utilice el instrumento para adquirir información y conocimientos, es decir, cuando se mueva por genuinos intereses intelectuales, por el deseo de saber y entender. Pero la mayoría de los usuarios de Internet no es, y preveo que no será, de esta clase”.

Harold Bloom no se muestra mucho más optimista: (BLOOM, 2002, 9) “No creo que la era de la información y de la realidad virtual marque el inicio de la nueva conciencia o de una nueva perspectiva en lo que en Occidente queda de cultura digna de este nombre”. Luego explicita sus miedos: (BLOOM, 2002, 11) “Millones de nuevos escritores, en todas las lenguas, publicarán en la red: ¿quién distinguirá entre ellos? ¿quién los diferenciará? ¿Cómo podemos hablar del futuro de las formas literarias cuando flotarán en el enorme y amorfo océano de Internet?” Y finalmente sentencia (BLOOM, 2002, 13): “En Internet, todo el conocimiento está a nuestro alcance; sólo falta la sabiduría”.

No vamos a entrar a entrar en esta comunicación en el debate sobre la crisis del homo sapiens sartoriano, ni en la crisis cultural que azota Occidente. Tampoco podemos extendernos en demasía detallando las muchas acciones que se están realizando en Red en todos los ámbitos de la cultura desde la arquitectura hasta las artes escénicas. Únicamente nos limitaremos a reseñar las más significativas: el impacto que Internet ejerce en la lectura, el cine y las artes plásticas. 
El informe la Lectura en España 2002 (MILLÁN, 2002, 211) revela dos datos esperanzadores, uno, que el 16% de los usuarios que se conectan a Internet lo hacen para acceder a una obra literaria. Para el coordinador del proyecto José Antonio Millán esto significa “nacimiento de un nuevo tipo de lector”. Efectivamente, se trataría de letraheridos lo suficientemente vehementes y pacientes como para aguardar el tiempo de impresión delante de la impresora o para afrontar el cansancio visual de la lectura en pantalla. El otro dato relevante (MILLÁN, 2002, 214) es que el 31% de los internautas consulta libros –el primer capítulo- y novedades editoriales en la Red que luego compran on line o en librerías. No son por tanto Internet y el libro tradicional dos soportes incompatibles sino complementarios que como señala Millán (MILLÁN, 2002, 218-219) cubren distintos tipos de necesidades “ la búsqueda de información rápida, fácil y económica en cualquier momento con las nuevas técnicas y el disfrute, ocio y posesión de un bello libro con una encuadernación de buena calidad mediante el formato tradicional”.

Respecto al cine, Internet –y más concretamente el temor a que ocurra lo mismo que con la industria de la música- ha hecho que Hollywood haya cambiado sus estrategias de distribución estrenando casi simultáneamente en todo el mundo, a la vez que ha financiado la creación de un software llamado Ranger dedicado al rastreo de cine ilegal que está empezando a pulular por la Red. Por otra parte, Internet se ha convertido en el espacio propicio para que los nuevos cineastas con pocos recursos y muchas ideas muestren sus creaciones. Éstas tienen que adaptarse al principal problema: el ancho de banda que sencillamente se resuelve con cortometrajes de brevísima duración -1.5 y 3.5 minutos- que permiten ser “bajados” con comodidad. Ya hay festivales de cine comprimido como Notodofilmfest.com o el de Hispavista, aparecen distribuidoras y exhibidoras como Cortobitaje, Cortovisión o TvRadicam, colectivos como Freak y Chupacabra, incluso se están realizando series de gran éxito como Javi&Lucy de Javier Fesser o “La Cuadrilla Espacial”. En consecuencia, Internet es también una plataforma para el cine sin necesidad de contar con grandes presupuestos.
Finalmente, en las artes plásticas son innumerables las iniciativas que se están llevando a cabo por parte de artistas, galerías, museos… En este sentido, destacamos los esfuerzos realizados por el Museo Thyssen que permite hacer una visita virtual al museo, el Prado, el MACBA, la Fundación Joan Miró, o el Museo Nacional de Arte de Cataluña, por citar algunos.
Internet, es un suma un espacio social en el que está teniendo lugar distintas iniciativas culturales, la relevancia y significación de ellas dependerá del talento de los genios creadores.

 

5.1.6. Teletrabajo

 

La Unión Europea contaba en 1999 con un 6.1% de teletrabajadores, 4% en el caso de España frente al más del 10% de los países nórdicos. Recientemente, un estudio del Institute of Employment Services (IES)18 ha estimado que la cifra de e-trabajadores –los que utilizan tecnología para trabajar a distancia- alcanzará en Europa los 27 millones para el año 2010. Si bien en esa estimación se incluyen cuatro tipos diferentes de e-trabajadores: el primero, el “multilocational” a saber, los que combinan casa, oficina y otros lugares y que serían los más numerosos (3.7 millones en 2000 y 14 en el 2010). Después vendrían los “telehomeworkers” los que usan el PC para trabajar desde casa (810000 en 2000, 3 millones en 2010); los e-lanceres es decir, freelances que ofrecen sus servicios a través de una computadora (1.4 millones en 2000 y el doble según estimaciones de IES) y por último los e-enabled self-employed, o sea, autónomos que trabajan desde casa con negocio propio pero sin ofrecer sus servicios a empresas (3 millones en 2000 y 6.5 en 2010). Lo que estas cifras confirman es que los teletrabajadores en sentido estricto son un grupo poco numeroso que representan un porcentaje en Europa todavía exiguo. Como indica Manuel Castells (CASTELLS, 2000, 473) en todo caso no asistiríamos próximamente “al fin de la oficina, sino a la diversificación de los lugares de trabajo para una gran parte de la población y sobre todo para el segmento profesional más dinámico”.

 

5.1.7. Sexo

Según un estudio de NetValue 2001 (VVAA, INFORME, 173) los internautas españoles son los que más visitan páginas web de contenido pornográfico de toda la UE. Un 38% del total frente al 33.4% de los alemanes, el 32.5% de los ingleses o el 27.5% de los franceses. Asimismo los usuarios españoles de páginas de adultos son los más jóvenes de la UE. Los alemanes en cambio, son los que más tiempo pasan ante estas páginas 70.4 minutos después de los españoles con 66.7. 
No obstante, Internet con sus imágenes, historias eróticas o pornográficas, chats, webcams como recuerda Búrdalo (BÚRDALO, 2000, 46) “no ha aportado un salto cualitativo en cuanto al placer” (…) “ha aumentado hasta el infinito la oferta erótica y pornográfica. Pero aún no ha igualado la capacidad de estimulación de otros soportes”. Refiriéndose evidentemente al papel y al video tradicional que ofrecen gran calidad de imagen sin exigir largos tiempos de espera en las descargas.
Lo que sí ha propiciado la Red en tiempos de sexo seguro son las relaciones sexuales asépticas, carentes de implicaciones emocionales, mantenidas a través de un PC sin más basamento que grandes dosis de imaginación. Manuel Castells (CASTELLS, 2002, 436) profundiza “cada vez más temerosa del contagio y la agresión personal, la gente busca alternativas para expresar su sexualidad y, en nuestra cultura de sobreestimulación simbólica la comunicación a través del ordenador ofrece sin dudas  vías para la fantasía sexual, sobre todo siempre y cuando la interacción no sea visual y las identidades puedan ocultarse”.

 

A continuación mostraremos un ejemplo en la Red de la presencia de lo privado en lo público que supone además una nueva forma de expresión on line:

5.1.8. Weblogs o bitácoras

Comenzaremos definiendo qué es una weblogs, blogs o bitácora para ello acudiremos a la definición que aparece en Bitácoras.net19. “Desde el punto de vista técnico una bitácora es un sitio con anotaciones hechas en forma cronológica escrita por una o varias personas. Desde el punto de vista practico o filosófico las bitácoras son sitios en los que se apuntan conocimientos, pensamientos, sentimientos y opiniones por personas con pasiones e intereses tan fuertes como para ponerse a escribir sobre ellos. En definitiva las bitácoras son un espacio de expresión en internet”. El término bitácora se usa desde 1999 para denominar al primer weblog en español. Diario íntimo, cuaderno de viajes, reflexiones sobre la cotidiana aparecen en el weblog junto con una selección de enlaces de interés, fotos, foros y chats. Como señala Marta Peirano20: “son polifacéticos e iconoclastas”(…) El resultado es una página que se actualiza a cada minuto, llena de referencias diversas y de acción, características de las que adolece la prensa”. Por ello como indica Koldo Meso21 “ganan adeptos rápidamente y, en numerosos casos, se han convertido en sólidas alternativas a los medios establecidos gracias al ingenio, agilidad, habilidad y eficacia de sus autores”.

Sus antecedecentes podrían encontrarse en los dazibaos chinos, periódicos murales que recopilaban y difundían ideas y reflexiones.  Posteriormente, en Occidente, la imprenta supuso la aparición de una escritura doméstica en forma de cartas, memorias, diarios… Tiempo después, esa escritura íntima y privada se hizo pública de la mano de grandes como Montaigne y Rosseau, muchos ven en ellos un antecedente de los weblogs. No obstante, el más reciente sería las páginas “What’s New” que registraban las novedades de un servidor web.

Los weblogs no pueden considerarse medios alternativos de información, en todo caso complementarios como se demostró durante el 11-S –recopilaron testimonios, fotografías, audio-. Otros ven en ellos un género literario, una forma novedosa de hacer literatura. La posibilidad de que los internautas ocupen un lugar protagonista en la Red frente a las grandes corporaciones. En todo caso, con ellos la esfera íntima irrumpe en lo público, lo privado se abre a la comunidad internauta.

5.2. El correo electrónico

Como hemos visto en apartados anteriores el correo es la aplicación que goza de más éxito en la Red debido a su inmediatez, costo, asincronía, facilidad de envío -de texto, imagen, sonido y archivos a tantos destinatarios como se desee a la vez-, posibilidad de mandarse sistemáticamente a audiencias mayores a través de las listas de correo, entre otras. Está basado en la misma estructura del correo tradicional y del teléfono reproduciendo incluso el esquema de la agenda de direcciones de ambos. Con el correo electrónico en cambio, la intimidad de la correspondencia que antaño se protegía bajo llave en lugares secretos hoy queda salvaguardada por una clave de acceso.

El correo electrónico también supone tanto una alternativa como un añadido –en ningún caso suple- a la carta tradicional, al teléfono o la comunicación cara a cara. El correo electrónico como reflexiona Tim Bray22 creador del lenguaje XML “es completamente textual. La inteligencia humana está basada en el lenguaje y el lenguaje es texto”. La eficacia y gran acogida del e-mail estriba en esto precisamente, porque como explica Mead (MEAD, 1972, 46) “el gesto significante o el símbolo significante proporciona facilidades mucho mayores, para tal adaptación y readaptación, que el gesto no significante, porque provoca en el individuo que lo hace la misma actitud hacia él… y le permite adaptar su conducta subsiguiente a la de ellos a la luz de la mencionada actitud.”

De los tres tipos de tecnología que ofrece el correo: correo POP3 o SMPT, es decir el que ofrecen los navegadores; el correo web, Hotmail o el que se ofrece gratuitamente en portales y los correos en un entorno propietario; el preferido por los usuarios españoles según una encuesta de Netvalue, realizada en noviembre de 2001, es el correo web. Éste sedujo al 71.4% de los encuestados frente al correo de los navegadores con un 49.7%. Una vez más el usuario español se desmarca del resto de los europeos  ya que éstos se decantan mayoritariamente por el correo de los navegadores. Por ejemplo en Francia y en Dinamarca un 48.8% y un 43% respectivamente utilizan el correo web frente al 57.8% y 73.7% del correo de los navegadores. 

Según el mismo estudio, los internautas más expertos utilizarían más el correo electrónico, de tal forma que los pocos asiduos enviaron 1.2 correos al mes y recibieron 7.1 mientras que los usuarios más intensivos mandaron 11.5 y recibieron 44.9. Como media cada internauta español envió a finales de 2001 9.3 correos al mes y recibió 29.2.

Según distintos estudios recopilados por Manuel Castells (CASTELLS, 2002, 138-139) la mayor parte del volumen del correo electrónico estaría relacionado con el trabajo, con tareas específicas y con las relaciones entre familiares y amigos en la vida real. Un estudio de Howard, Raine y Jones23  mantiene que el uso del correo electrónico fomenta las relaciones con familiares, amigos y aumenta los contactos sociales en general. Otro estudio de Wellman citado por Castells (CASTELLS 2002, 143) apunta en esta misma dirección remarcando que “los usuarios más jóvenes tienden a comunicarse por correo electrónico, especialmente con los amigos, mientras que los usuarios de mayor edad dan preferencia a las relaciones familiares en su uso del e-mail”. Castells concluye (CASTELLS, 2002, 151) que el correo además ayuda a mantener “los lazos fuertes a distancia”. Pues  permite estar presente desde la distancia motivada por la disparidad de formas familiares, el individualismo o la movilidad geográfica. Entonces, una vez más –en contra de lo que pregonan los más críticos de Internet sobre el aislamiento que ocasiona su uso- comprobamos que el impacto que ejerce la Red sobre la sociabilidad es más que favorable.

5.3 El chat

Hemos visto anteriormente que en España junto con Brasil es donde se utiliza con más intensidad el chat. Según la primera ciberencuesta sobre el uso del chat realizada a finales del 2000 por Mixmarketing-online el perfil de la persona que chatea en España –lejos del tópico que lo presenta como alguien acomplejado, trastornado o solitario- sería un hombre, de 32 años, universitario, urbano que vive en compañía.  El usuario del chat, conoció este servicio por amigos en un 37.2% de los encuestados, y ni usa los grupos de noticias de Usenet (58%) ni las listas de distribución a través del e-mail (52%).

 
Existen tres formas de chatear: utilizando el servidor IRC, a través de una página web o por medio de un software independiente, distinguiéndose principalmente en que los dos primeros se basan en la comunicación escrita mientras que el último en lo multimedia. Pues bien, el 65% de los encuestados había chateado a través del navegador lo que para Monsoriu autora del informe significa que los usuarios entran en la Red para conocer gente al ser el chat de navegador más sencillo de utilizar y el que permite charlar con cualquiera sobre cualquier tema. Un 20% de los encuestados afirman además que usan Internet para conocer gente.
Otro estudio de NetValue de finales de 2000 nos muestra que los sitios favoritos para chatear son Inforchat.com con una media de 50.6 minutos de conexión, seguido de Latinchat.com con una media de 36 y Ya.com con 23.3.

Según Javier Castañeda24 las salas X suelen ser lo más buscado sobre todo por los novatos a la hora de chatear. Estos lugares son los más propicios para urdir falsas identidades e imposturas varias, algo que saben y tienen en cuenta los asiduos de estos lugares de encuentro.

El anonimato del medio, es el que permite en todos los chats –no sólo los eróticos- los cambios de roles, de personalidad, etc, lo que lleva como hemos evidenciado tras realizar durante unos meses una observación participante en distintos chats de Ya.com y Terra a llevar a cabo a los “impostores” una serie de actuaciones dramáticas como las que habla Goffman en “La presentación de la persona en la vida cotidiana”. Él sostenía que el self es un efecto dramático que surge difusamente en la escena representada  (GOFFMAN, 1971), un producto de la interacción dramática susceptible de ser destruida durante la representación. Igualmente en el chat se intenta presentar una determinada concepción del self tejiendo una “fachada personal” y “un medio” a base de palabras, es decir, como lo denomina Goffman “el arte de manejar las impresiones”. Por ejemplo, alguien que se hace pasar por arquitecto aderezaría su discurso de terminología arquitectónica, describiría su trabajo, los programas informáticos que utiliza para ello, etc. El éxito de la representación depende de la coherencia del discurso, ya que una discordancia puede dar al traste una representación y el impostor por tanto ser descubierto –que sea antes o después dependerá de la astucia y habilidad de la audiencia-. Sea como fuere, el engaño no es fácil mantenerlo por tiempo indefinido y al final después de jugar a ser otro no queda más remedio que aflore el que se es en la vida “física” cuando se produce el encuentro off line. Según nos cuenta Búrdalo (BÚRDALO, 2000, 211-244) cuando esto sucede, y sobre todo si ha dado lugar una relación amorosa, el “descenso” a la realidad provoca una gran decepción y ruptura de la relación on line que se había establecido en base a un engaño (las mentiras son de todo tipo: se oculta la edad, el sexo, el estado civil, la profesión, los ingresos, etc).

No hay por el momento ningún estudio que recoja datos cuantitativos del grado de engaño que se produce entre los internautas españoles, aunque disposición no nos faltaría. Según Pedro Voltes citado por de Miguel (DE MIGUEL, 1994, 29), el español tendría una “disposición retórica y teatrera”, gusto por  “los disfraces y mil engaños” así como a las “inútiles discusiones”.  A tenor de lo que afirma Amando de Miguel no es de extrañar que el chat haya tenido tan buena acogida entre los españoles  (DE MIGUEL, 1994, 53) que “en las relaciones cotidianas se conducen con cautela frente a las relaciones con los extraños donde despliegan toda su simpatía”.  Si esta peculiaridad española es cierta, el chat ofrece la posibilidad de abrirse y comunicar sentimientos que no se atreverían a mostrar a los que se tienen más cerca.

Dejando el caso español a un lado, parece que en general y sobre todo los chats dedicados a compartir aficiones, experiencias o simplemente compartir un rato de tertulia se caracterizarían más por la honestidad a la hora de revelar el sexo, la edad y las cualidades como indica un estudio de Parks y Roberta mencionado por Búrdalo. (BÚRDALO, 2000, 206-207). 
En relación con el tema del falseo de la identidad otro estudio realizado por Nancy Baym recogido por Castells (CASTELLS, 2002, 139) sostiene que “la realidad parece indicar que muchos, probablemente la mayoría de los usuarios sociales de la comunicación mediante ordenador, crean sus propias identidades on line coherentes con sus identidades off line”. A pesar de que los engaños identitarios no sean mayoritarios, como revela Trukle también citado en Castells (Castells, 2002,139) al final la realidad se rebela y en todo caso los impostores siempre estarán limitados por los anhelos y miserias de quienes son realmente. 
 Hasta ahora estamos centrándonos en el estudio del chat en tanto en cuanto interacción social on line basada en un texto. Evidentemente, podemos comunicarnos a través de este servicio con cualquier persona del planeta siempre y cuando compartamos la lengua. Como reseña José Antonio Millán (MILLÁN, 2001, 27) “en la Red todos estamos a la misma distancia, y solo hay una jurisdicción: curiosamente la de la lengua”. Internet es una ventana al mundo, pero más se abrirá para aquel que domine más de una lengua.

En este tipo de comunicación on line al faltar el contexto situacional –signos de identificación personal y social- lo primero por lo que se juzga al otro es por lo que dice y cómo lo dice, por lo que piensa y por lo que desea. Es decir, una buena ortografía, creatividad, ingenio o riqueza de ideas garantizan unas fructuosas relaciones en este medio. Esta particularidad del chat hace que se igualen las diferencias de status, edad, etnia, sexo que a veces marcan distancias en la vida real. Como diría Sartre “libre de la mirada del otro” el acercamiento on line se hace rápido, intenso, íntimo, libre y sincero. Carecemos de estudios que desvelen cuántas de éstas relaciones que comienzan on line acaban por convertirse en lazos sociales fuertes. Shapiro (SHAPIRO, 2002, 201) apunta a que la “inestabilidad de las relaciones on line es la que las hace débiles”. El nivel de compromiso es muy bajo, es muy fácil romper los vínculos, cambiar de chat, de nick (nombre con el que se reconoce al usuario en el canal que  frecuenta)…  Respecto a esto Francesc Núñez25 nos recuerda “que las identidades son otorgadas y mantenidas socialmente”, así en el chat al adolecer de apoyos sociales e institucionales propicia relaciones más intensas y desinhibidas pero a la vez más débiles.
De lo que no cabe duda, es que el chat -en contra de los que aseguran que origina relaciones abstractas y despersonalizadas (lo más concreto y personal que se puede aportar son los pensamientos)- posibilita ampliar las relaciones sociales sobre todo a aquellos que tuvieran más dificultades en las relaciones cara a cara, permite superar los perjuicios de la vida cotidiana e incluso puede llevar al creación de una comunidad basada en valores e intereses comunes –y más todavía los foros- que ocasione tanto encuentros off line como apoyo emocional y/o material.

 
5.4. Los foros

Son sitios webs  que almacenan mensajes que se pueden leer y responder, así como enviar otros nuevos. Se diferencia de las news en que éstos necesitan de un servidor y una aplicación para poder acceder a los mensajes. Es un sitio para el debate, el intercambio de opiniones o la polémica que recoge el testigo de la tradición meditarrénea del ágora.  En España, el gusto por la tertulia practicado en cafés, casinos, en la calle sentados a las puertas de las casas, y en distintos lugares públicos, se practica ahora desde el hogar gracias a los foros de Internet. 
Son de temática diversa pero podríamos distinguir dos tipos diferenciados, por un lado, los dedicados al amor y a la amistad y por otro los dedicados a las aficiones y temáticas más especifícas como informática, televisión, literatura, Internet, finanzas, etc. Los más visitados en la mayoría de los grandes portales anglosajones como AOL y Yahoo, y en los iberoamericanos según indica Kotzrincker26 son los “dedicados al ligue o la búsqueda de pareja”. Igualmente en otro artículo de Kotzrincker (1)27, Díez Ferreira, Director de servicios y comunidades virtuales de Ya.com reconoce que los foros de amistad y amor “los dedicados a relacionarse con otras personas en general, suelen ser los más visitados” seguidos a cierta distancia por televisión, internet, informática y sexo. Igualmente en Temalia su presidente asegura que los foros que cuentan con más asiduos son “Solteros y Solteras”, seguidos de “orientación médica”, “poesía en español” y “gays y lesbianas”. Para el responsable de Aforo.com para que un foro tenga éxito debe cumplir los siguientes requisitos: primero, que exista en un sentimiento colectivo, después que sea un grupo difícil de reunir en la vida real, y tercero que se compartan conocimientos. Los foros de aforo.com son más específicos y allí los más visitados son moteros, hackers, bolsa, Linux y hardware.

En Ya.com según su director disponen de 2000 foros diferentes, entre 100.000 y 400.000 registros. Los foros más activos contarían con visitantes diarios, pero en todo caso nunca menos de una vez por semana; el responsable de aforo.com revela que como promedio un participante del mismo foro lo visita tres veces por semana. Y es que los foros pueden hacer que un sitio web sea más visitado que otro, aumentando lo que Kotzrincker26 denomina “stickyness” es decir la pegajosidad de un web. Como sostiene Díez Ferreira en el mismo artículo, los foros, generan una buena relación entre el portal y los usuarios, pero sobre todo es el servicio ideal para la creación de comunidades virtuales.
Éstas según las define Manuel Castells (CASTELLS, 2000, 434) son “redes sociales interpersonales, la mayoría de ellas basadas en vínculos débiles, muy diversificados y especializados, pero aún así capaces de generar reciprocidad y apoyo por la dinámica de la interacción sostenida”. Y aunque también es cierto que el nivel de compromiso exigido es muy reducido, los intereses y los compañeros on line sean cambiantes (CASTELLS, 2002, 151) “el flujo sí perdura y muchos participantes de la  red la utilizan como una manifestación social más”. Además habitualmente, las comunidades virtuales conviven con  las comunidades físicas  (CASTELLS, 2002, 152) “lo que observamos en nuestras sociedades es el desarrollo de un híbrido de comunicación en el que se juntan el lugar físico y el ciberlugar (…) actuando como soporte material del individualismo en red”. 
En suma, Internet propicia a través de estas comunidades de valores e intereses, la creación de vínculos importantes –aunque débiles- para la obtención de información, entretenimiento, trabajo, ocio…, a la vez que se convierte en el soporte ideal del nuevo sistema de relaciones sociales fundamentado en redes focalizadas en el yo.

 
5.5. Intercambio de ficheros MP3

MP3 es una tecnología de compresión que facilita que los distintos temas musicales puedan comprimirse a tamaños reducidos para posibilitar su posterior descarga. Esto condujo a un joven americano a crear una plataforma de intercambio gratuito de archivos musicales llamada Napster. En 2001 los usuarios españoles duplicaban en número al resto de usuarios europeos a la hora de utilizar el portal Napster que llegó a alcanzar los 60 millones de usuarios, al tiempo que surgían otras plataformas similares como AudioGalaxy o Morpheus.  Ante la propagación de la música on line, las discográficas se asustaron aunque como reflexiona Almiron (ALMIRON, 2002, 315) “todavía hoy nadie ha podido demostrar jamás que Napster realmente menguara los lucrativos beneficios de las discográficas (…) lo cierto es que éstas iniciaron una campaña de desprestigio de las plataformas basadas en MP3, que tuvo un enorme éxito: la imagen de Internet gratuito y abierto que representaban fue sustituida por la banda “de piratas de Internet que roban a los pobres artistas”. La RIAA la asociación que reúne a las principales discográficas no bajaron los precios de los discos, pusieron de su parte  a los defensores de los derechos de autor  -aunque como indica Almiron (ALMIRON, 2002, 316) “ninguna legislación nacional ha aclarado todavía si lo que hacían los usuarios de Napster era realmente un fraude” y finalmente, las plataformas Napster y MP3 fueron compradas y transformadas en servicios de distribución de música de pago repletas de limitaciones y con una mediocre acogida. Napster sería entonces un ejemplo de los intentos de ciertas instituciones –poderosas- por limitar la autonomía de Internet. Decidimos intento porque en el caso de la música el cierre de Napster no supuso el fin del intercambio de archivos MP3 sino que trajo consigo la multiplicación de los sistemas de descarga de música. (Si bien ninguno por separado ha logrado reunir el número de usuarios que tuviera Napster).Hoy son dos los sistemas utilizados por los internautas: uno, mezcla sitio web con una aplicación tipo Audiogalaxy y el otro es como un motor de búsqueda que realiza peticiones a miles de ordenadores parar intercambiar archivos.

 
De todos los sitios de música on line según un estudio de Netvalue -en España, Francia, Reino Unido y Alemania de marzo de 2002- el más visitado en España fue audiogalaxy.com, seguido de mp3hispania.com. De entre los principales programas de descarga de música Audiogalaxy Satellite es el más popular en España, KaZaA en Francia y Morpheous en Gran Bretaña. Como sucedía con Napster, en España es donde más se utilizan los protocolos de audio-video con un 37.7% de cobertura frente al 22.5% de Francia y el 21.7% de Alemania. Si en marzo de 2001 el 23.6% de los internautas usaban Napster, un año después un 13.5% descarga música con Audiogalaxy Satellite. Finalmente, destacamos que el perfil europeo del usuario del protocolo de audio-video es un hombre menor de 25 años.

5.6. Juegos

El juego es el último de los usos que vamos a analizar de Internet, conforme a un estudio realizado por NetValue en febrero de 2002 en España, Francia, Reino Unido, Alemania, Italia y Dinamarca en febrero de 2002 el sector de los juegos on line gozaría de gran éxito en España con una cobertura del 22.5%, seguido de Francia con un 21.2% y de Reino Unido con un 19.3%. Esta popularidad se explica no sólo por factores demográficos –la población internauta entre 14 y 24 años representa el 34.3%- pues en Italia la población joven es mayor pero la visita a los sitios de videojuegos es más bien modesta con un 10.4%. Así otros factores tienen que ser tenidos en cuenta, el entorno cultural (en España está muy extendido como forma de ocio) -un reciente informe “Jóvenes y videojuegos” encargado por el Injuve revela28 además que el 58.5% de los jóvenes españoles entre 14 y 18 años ha jugado alguna vez con videojuegos-, el tipo de conexión a Internet –España es lider de audiencia en protocolos de videojuegos entre usuarios de banda ancha, la calidad de los contenidos –en España es alta-… Es un sector que goza de un notable mercado económico y son los franceses con una cobertura del 10.9% los que más se conectan a los sitios que venden videojuegos on line, seguidos de británicos 803% y daneses 4.9%. El perfil del usuario de juegos on line es nuevamente un joven menor de 24 años y los sitios más visitados en España son oniric.com, meristation.com y hastajuego.com.

 

6. Conclusiones

Los internautas españoles se han apropiado de Internet y la han adaptado a su vida cotidiana.  Al conectar mayoritariamente desde los hogares, de pronto, lo público tiene lugar en los ámbitos domésticos. Desde las casas españolas se realizan transacciones bancarias, se compra (no tanto como en el resto de países de la UE, sobre todo los nórdicos, pero sí se navega en busca de información sobre productos), se accede a mayores volúmenes de información, se juega on line, se descarga música de forma masiva y nos relacionamos con los otros a través de foros y chats. En este nuevo espacio social el internauta español presenta una serie de peculiaridades que hacen que su comportamiento difiera del resto de los europeos. Así, a la hora de usar la Red el usuario español se muestra especialmente activo: explora sitios nuevos y acude a buscadores globales –más que en ningún otro país europeo-, es líder en comunicación sincrónica –chats, mensajes instantáneos-, en envío de mensajes a móviles, foros, en utilización de correo web, en visitas a páginas de adultos, en uso de protocolos de audio-video y en juegos on line. Habrá que analizar cómo evolucionan estos datos, si estos comportamientos persisten cuando España se equipare con Europa en cuanto al número de usuarios, entonces se podrán extraer las conclusiones de carácter sociocultural que en esta comunicación sólo nos hemos atrevido sugerir. Este nuevo entorno propiciado por Internet se superpone a los otros de forma armoniosa como en el caso de la banca on line, el comercio electrónico, el periódico digital, el libro on line –lejos de ser un sustituto se convierten en un complemento de sus versiones off line-, pero también de forma conflictiva como en el caso del cine y la música en Internet donde hemos visto claros ejemplos del interés de entidades poderosas en poner límites a la Red. Igualmente, la comunicación asincrónica basada en el correo electrónico y la sincrónica tampoco suplen a las formas tradicionales de comunicación como la carta, el teléfono, o la comunicación cara a cara sino que se imbrican con ellas. El correo electrónico además ayuda a reforzar los lazos fuertes con familiares y amigos. El chat facilita tanto el mantenimiento como el aumento de los lazos débiles -y no por ello menos importantes en la vida social- como también lo hacen  los foros –medio fundamental para la creación de comunidades on line-. En suma, la Red –soporte ideal del nuevo sistema de relaciones sociales basado en redes focalizadas en el yo-, más que posibilitar la ruptura social y el aislamiento, fomenta y amplía las relaciones sociales con fines tanto instrumentales como afectivos.

 

 

 

 

Lista bibliográfica:

 

  • ALMIRON, Núria, 2002, Los amos de la globalización. Internet y poder en la era de la información, Barcelona: Plaza&Janés.
  • BLOOM, Harold, 2002, El futuro de la imaginación, Barcelona: Anagrama.
  • BÚRDALO, Beatriz, 2000, Amor y Sexo en Internet, Madrid: Biblioteca Nueva
  • CASTELLS, Manuel, 2000, La era de la información. Vol. 1. La sociedad red, Madrid: Alianza Editorial.
  • CASTELLS, Manuel, 2002, La galaxia Internet, Barcelona: Areté.
  • DE MIGUEL, Amando, 1994, Los españoles. Sociología de la vida cotidiana, Madrid: Temas de Hoy.
  • ECHEVERRÍA, Javier, 2001, Impacto cultural, social y lingüístico de las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones (tic), en OEI, Tres Espacios Lingüísticos. [http://www.campus-oei.org/tres_espacios/icoloquio8.htm].
    ECHEVERRÍA, Javier, 1995, Cosmopolitas Domésticos, Barcelona: Anagrama.
  • GOFFMAN, Erving, 1971, La presentación de la persona en la vida cotidiana, Buenos Aires: Amorrortu.
  • MEAD, George Herbert, 1972, Espíritu, persona y sociedad, Buenos Aires: Paidos.
  • MILLÁN, José Antonio, 2001, Internet y el español, Madrid: Fundación Retevisión.
  • MILLÁN, José Antonio, 2002, La lectura en España 2002, Madrid: Federación de Gremios de Editores de España.
  • SARTORI, Giovanni, 1998, Homo videns. La sociedad teledirigida, Madrid: Taurus.
  • SHAPIRO, Andrew L., 2001, El mundo en un clic. Cómo Internet pone el control en sus manos, Barcelona: Grijalbo Mondadori.
  • VVAA, España 2001. Informe anual sobre el desarrollo de la Sociedad de la Información en España, Madrid: Fundación Retevisión.
  • VVAA, Anuario de Internet 2001. Evolución y desarrollo en España, Madrid: Espasa.
  • VVAA, Informe sobre la Sociedad de la Información en España,http://www.telefonica.es/sociedaddelainformacion: Fundación Telefónica

 

 


Notas

 

1 RIVERA, Agustín, 1997, McLuhan “Internet es un teatro global en el que sólo hay actores”, en Diario del Navegante, viernes 30 de mayo, [http://www.el-mundo.es/navegante/97/mayo/30/300597mcluhan.html].

 

2LA EMPRESA.NET, Redacción 2000, “Noticias” en La Empresa, mayo de 2000, comentario del informe de European Internet Monitor. ProActive International [http://www.laempresa.net/noticias/2000/0005/20000529_02.htm] [http://www.proactiveinternational.com]

 

3EGM-AIMC, 2002, “Información sobre la evolución de la audiencia en Internet en el Estudios General de Medios (EGM), abril-mayo 2002 [http://www.aimc.es/aimc/html/inter/net22.html]

 

4 BAQUIA INTELIGENCIA,Redacción, 2002, “2001, una odisea en el ciberespacio”, en Baquia, 18/01/2002  [http://www.baquia.com/com/20020118/art00009.html]

 

5 CIS, 2001, “Boletín de Datos de Opinión”, Boletín 27, Enero-Diciembre, 2001 [http://www.cis.es/boletin/27/tecnologia.htm]

 

6 DI MAGGIO, Paul; HARGITTAI, Eszter; NEUMAN, W. Russell y ROBINSON, John P., 2001, “The Internet’s effects on society”, en Annual Reviews of Sociology.

 

7 NETVALUE. 2001, 2002 [http://www.netvalue.com]

 

8 NIELSEN-NETRATINGS, 2002,  “Informe Global de Internet de Nielsen//NetRatings correspondiente al primer trimestre de 2002”  [http://www.nielsen-netratings.com/] [ http://www.aui.es/biblio/estudios/iestudios.htm%5D

 

9 OpiNet©, 2002, “Estudio sobre los usos y usuarios de Internet en España Febrero 2002”, en AUI, [http://www.aui.es/estadi/opinatica]

 

10 JUPITERMMXI, 2002, “Top 10 Dominios” [http://es.jupitermmxi.com/xp/es/data/thetop.xml]

 

11 NAVEGANTE.COM, Redacción, 2001, “Los internautas pasan más tiempo en la Red pero navegan menos”, en Navegante.com, 29/08/2001 [http://www.elmundo.es/navegante/2001/08/29/esociedad/999078924.html]

 

12 PEW INTERNET & AMERICAN LIFE, 2002, Getting Serious Online: 
As Americans Gain Experience, They Use the Web More at Work, Write Emails with More Significant Content, Perform More Online Transactions, and Pursue More Serious Activities”, 3 de Marzo 2002 [http://www.pewinternet.org/reports/index.asp]

 

13 CORNELLA, ALFONS, 2001, “Cómo sobrevivir a la infoxicación” en Infonomia.com, 8 de febrero de 2001 [www.infonomia.com/english/team/alfons.asp]

 

14OJD, Oficina para la Justificación de la Difusión, “Datos de audiencia de los periódicos electrónicos” [http://www.ojd.es/f_cont_www.html]

 

15 LASICA, J. D, 1998, Citado en “Goodbye, Gutenberg?”, en American Journalism Review/Newslink, 7-13 de julio de 1998 [www.newslink.org/ajrjd4.html]

 

16 BAQUIA INTELIGENCIA, 2002, en “Presencia de Internet en las decisiones de consumo de los europeos” , 10/06/2002 [http://www.baquia.com/com/20020612/bre00004.html]

 

17AEFOL, 2002, “Las medianas y grandes empresas utilizan la formación on line” en Asociación de e-learning  [http://www.aefol.com/noticias.asp]

 

18 IES, 2002, “Moving to the tune of eWork” en The Institute for Employment Studies, 15 de julio de 2002, [http://www.employment-studies.co.uk/press/0206.php]

 

19 BITACORAS.NET, 2002, “¿Qué es una bitácora? [http://www.bitácoras.net]

 

20 PEIRANO, Marta, 2002, “Un éxito inesperado” en Suplemento Ariadn@, 4 de abril de 2002 [http://www.el-mundo.es/ariadna/2002/87/1017907984.html]

 

21 MESO, Koldo, 2002, “La penúltima revolución”, en Baquia.com, 25/06/2002 [http://www.baquia.com/com/20020625/art00005.html]

 

22 MARTOS, José Ángel, “Entrevista a Tim Bray” en Revista Web, 1/03/99 [http://www.revistaweb.com/entrevistes/tbrayen9.html]

 

23 HOWARD, Philip E, RAINIE, Lee y JONES, Steve, “Days and nights in the Internet: the impact of diffusing technology”, American Behavioral Scientist, vol. 4, número especial sobre Internet y la vida cotidiana, 2001.

 

24 CASTAÑEDA, Javier, 2000, “España chatea por los codos” en Baquia.com, 12/12/2000 [http://www.baquia.com/com/20001212/art00056.html]

 

25 NÚÑEZ, Francesc, 2001, “Internet, fábrica de sueños. Claves para la compresión de la participación en foros y chats”, en Revista Digitats d’Humanitats, abril de 2001 [http://www.uoc.edu/humfil/articles/esp/nunez/nunez.html]

 

26 KOTZRINCKER, Josef, 2002, “El foro, rey de los portales” en Baquia.com, 19/02/2002 [http://www.baquia.com/com/20020219/art00001.html]

 

27 KOTZRINCKER, Josef, 2002,”¿Qué hay dentro de los foros?” en Baquia.com, 27/05/2002

 

28 NIEVES, José Manuel, 2002, citado en “Uno de cada cuatro adolescentes españoles usa videojuegos a diario” en Canal Tecnologi@, en ABC.es, julio, 2002 [ http://www.abc.es/teknologica/noticia.asp?id=109142%5D

(c) 1er Congreso ONLINE del Observatorio para la CiberSociedad
(c) Observatorio para la CiberSociedad
(c) Del autor
 
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: