Inicio » ACADEMICOS » VA Blogging and Engaging New Media. Antropología en el Sector Público

VA Blogging and Engaging New Media. Antropología en el Sector Público

Archivo Publicaciones


VA Blogging and Engaging New Media.


The rapid growth of new media – the Internet, social media tools, smart phones, apps, etc. – and the steady flow of emergent technologies continue to have an impact on how we access information, understand the world, and relate to each other. It is an exciting time for people who are into reading Wired and are heavily engaged with cyberspace and the blogosphere provided through smart phones and iPads. It is also a challenging (if not baffling) time for those who are trying to sort out Facebook from Feedly and figure out if either is a blog. In this installment ofAnthropology in the Public Sector I want to introduce a project I have been working on that evaluates the first official VA blog and the VA’s broader effort to engage new media.

With the support of the VA’s Office of Rural Health (ORH) in Washington D.C. and the Veterans Rural Health Resource Center-Central Region (VRHRC-CR) in Iowa City, my team and I systematically tracked the inaugural year of the first official VA blog: VAntage Point. A VA blog is not just a step in the new media direction, it is also a major deviation from all conventional channels of communication in a complex national system. The VA is a massive bureaucratic machine and it is not known for offering direct access to the people with answers or for providing fast response to questions. On the VAntage Point About page it starts with: “Engaging. Not a word which many Veterans typically use to describe their relationship with the Department of Veterans Affairs. A more common word associated with VA and its interaction with Vets? Adversarial.” New media may be one avenue to changing this perception.

VAntage Point established an access point to direct communication with blog contributors. In addition to the blog team, in the first year there were 145 guest posts from 101 people, many of whom are high-ranking individuals or key personnel who are otherwise hard to access. For example, Tammy Duckworth, VA’s Assistant Secretary for Public and Intergovernmental Affairs (at the time of posts) and now US Congresswoman from Illinois, responded directly to comments to her February 1, 2011 post about outreach to Tribal Governments.

The push for the VA’s engagement with new and decidedly social media can largely be attributed to Brandon Friedman, VA’s director of online communications until this year. In addition to launching blogs, a VA press release in December 2011 outlines the establishment of Facebook and Twitter accounts for all 152 of its medical centers nationally. Whereas the U.S. Department of Veterans Affairs Facebook page has over 275,000 likes, the use on a facility-level or at the VISN (Veterans Integrated Service Network)-level has considerable variation. As part of our analysis of VA new media data, we created Wordles (above) and explored interactive modes for presenting findings. These are examples of visual representations using tools from infogr.am for the number of Facebook sites by VISN, alongside the average number of Likes for those same territories. If you move your cursor across the colors, additional information is provided.

The impact and utility of new media in the VA context is still being explored and debated. VA is making efforts to change its pattern of fraught communication and the associated expectation by Veterans through the use of new media. I use the term new media because it seems to be the most all-inclusive option, an umbrella term for specific tools, including social media. Social media is a subset of new media because social media rely on the tools and technology that are new media, but not all new media is social media. Social media involves internet-based tools and is by most definitions inherently interactive. This relationship, and the participation involved, is different than that of a performer and an audience. With social media it is not enough to just watch, read, or follow – that is the mode of old media (newspapers, television, books, etc.) – there is an element of active engagement required. Some it feels like splitting hairs, so here is an example of the distinction: whereas VAntage Point had over 5,600 comments in the first year, the second VA blog launched garnered 2 comments in the same timeframe. Both are blogs, but the one without commenters and exchange is – arguably – not social media. The language around new media is complicated, if for no other reason than it is so abundant.

In the VA, people are still getting up to speed, or trying to keep up, with new media in both research and operations. It is not unlike in anthropology where the use of new media is impacting our practice as researchers and the circulation of our ideas. As much as I want to argue that we take the leap with both feet into this new terrain of possibility, I also run into barriers that undermine my own argument.  A colleague on my blog project made the figures linked to above in the course of developing a paper presentation, only to realize that they do not translate to a 2-D medium (a poster), or a manuscript in hardcopy. In trying to include the same interactive graphics in an online column (this one), I encountered problems when it came to interfacing infogr.am with WordPress , a blog-facilitator and the mode of submission for AN. Sure the emergent options for visually representing data and engaging social media are out there for all to use, but the grip of How-It-Is-Done and it’s sidekick, What-Is-Accepted, is a strong one. We are creatures of habit and often feel confined to accepted modes of communicating about our work. Then, there is the practical problem of getting the tools to work with each other.

While it can be discouraging I will still argue that new media provides exciting developments and holds amazing potential for public discourse, for VA communication, even for the practice of anthropology.

The views expressed in this article are those of the authors and do not necessarily reflect the position or policy of the Department of Veterans Affairs or the United States government.

Sarah Ono, Heather Schacht Reisinger, and Samantha L. Solimeo are contributing editors of Anthropology in the Public Sector.

TRADUCCIÓN DE GOOGLE.


El rápido crecimiento de los nuevos medios de comunicación– Internet, herramientas de medios sociales, los teléfonos inteligentes, aplicaciones, etc – y el flujo constante de las tecnologías emergentes siguen teniendo un impacto en la forma en que accedemos a la información, comprender el mundo, y nos relacionamos con los demás. Es un momento emocionante para la gente que está en la lectura con conexión de cable y están muy comprometidos con el ciberespacio y la blogosfera proporcionada a través de los teléfonos inteligentes y iPads. También es un momento difícil (por no decir incomprensible) para aquellos que están tratando de resolver esto de Feedly y averiguar si alguno es un blog. En esta entrega deAntropología en el Sector Público quiero presentar un proyecto que he estado trabajando en que se evalúa el primer blog oficial de VA y el esfuerzo más amplio de la VA de contar con nuevos medios de comunicación.

Con el apoyo de la Oficina del VA de Salud Rural (ORH), en Washington DC y de los Veteranos de Recursos de Salud Rural de la Región Centro-Central (VRHRC-CR) en Iowa City, mi equipo y yo seguí sistemáticamente el año inaugural del primer blog VA oficial : el punto de mira . Un blog VA no es sólo un paso en la nueva dirección de los medios de comunicación, sino que también es una desviación importante de todos los canales de comunicación convencionales en un sistema nacional complejo. El VA es una máquina burocrática enorme y no es conocido por ofrecer acceso directo a las personas con las respuestas o para proporcionar una respuesta rápida a las preguntas. En el punto de mira sobre la página que comienza con: “Participar. No es una palabra que muchos veteranos suelen utilizar para describir su relación con el Departamento de Asuntos de Veteranos. Una palabra más común asociada con VA y su interacción con los veterinarios? Acusatorio. “Los nuevos medios pueden ser una vía para cambiar esta percepción.

Vantage Point estableció un punto de acceso a la comunicación directa con los contribuyentes del blog. Además del equipo de blog, en el primer año había 145 posts invitados de 101 personas, muchos de los cuales son personas de alto rango o de personal clave, que de otro modo serían difíciles de acceder. Por ejemplo, Tammy Duckworth, Secretario de VA de Asuntos Públicos e Intergubernamentales (en el momento de mensajes) y ahora congresista de Illinois, EE.UU., respondió directamente a los comentarios a su 01 de febrero 2011 despuéssobre el alcance de los gobiernos tribales.

El impulso para el compromiso del VA con medios nuevos y decididamente sociales en gran parte puede atribuirse a Brandon Friedman, director de comunicaciones en línea hasta este año de VA. Además de los blogs de lanzamiento, un comunicado de prensa VA en diciembre de 2011 describe la creación de Facebook y Twitter de todos los 152 de sus centros médicos a nivel nacional. Mientras que el Departamento de Asuntos de Veteranos de la página Facebook de EE.UU. tiene más de 275 mil likes, el uso de un nivel de servicio o en el (los Veteranos Integrated Network Service) a nivel VISN tiene una variación considerable. Como parte de nuestro análisis de los nuevos datos de medios VA, creamos Wordles (arriba) y los modos interactivos explorados para la presentación de los resultados. Estos son ejemplos de representaciones visuales que utilizan herramientas de infogr.am parael número de páginas de Facebook VISN , junto con la media de Favoritos para esos mismos territorios . Si mueve el cursor a través de los colores, se proporciona información adicional.

Todavía se está estudiando el impacto y la utilidad de los nuevos medios en el contexto VA y debatidas. VA está haciendo esfuerzos para cambiar su patrón de comunicación lleno y la expectativa asociada por veteranos a través del uso de los nuevos medios. Yo uso el término nuevos medios de comunicación, ya que parece ser la opción de todo incluido más, un término genérico para herramientas específicas, incluyendo los medios sociales. Los medios sociales son un subconjunto de los nuevos medios ya las redes sociales se basan en las herramientas y la tecnología que son nuevos medios de comunicación, pero no todos los nuevos medios de comunicación son los medios sociales. Los medios sociales implica herramientas basadas en Internet y es por la mayoría de las definiciones intrínsecamente interactivos. Esta relación, así como la participación en cuestión, es diferente a la de un artista y el público. Con los medios sociales no es suficiente con sólo ver, leer, o seguir – que es el modo de los medios tradicionales (prensa, televisión, libros, etc) – hay un elemento de compromiso activo necesario. Algunos se siente como tres pies al gato, así que aquí es un ejemplo de la diferencia: mientras que el punto de mira tenía más de 5600 comentarios en el primer año, el segundo blog VA lanzado ganado 2 comentarios en el mismo periodo de tiempo. Ambos son los blogs, pero el que no tiene comentaristas y de cambio es – sin duda – no socialeslos medios de comunicación. El lenguaje en torno a los nuevos medios es complicado, si no por otra razón que es tan abundante.

En el VA, la gente sigue ponerse al día, o tratando de mantenerse al día con los nuevos medios, tanto en las operaciones de investigación y desarrollo. No es muy diferente de la antropología en el uso de los nuevos medios está afectando nuestra práctica como investigadores y la circulación de las ideas. Por mucho que me gustaría argumentar que damos el salto con los dos pies en este nuevo terreno de lo posible, también me encuentro con obstáculos que socavan mi propio argumento.Un colega en mi blog del proyecto hizo las figuras vinculadas anteriormente en el curso del desarrollo de una presentación del trabajo, sólo para darse cuenta de que no se traducen en un medio de 2-D (un cartel), o un manuscrito en papel. Al tratar de incluir los mismos gráficos interactivos en una columna en línea (este), me encontré con problemas a la hora de interactuar infogr.am con WordPress, un blog-facilitador y el modo de presentación para la AN . Seguro de que las opciones emergentes para la representación visual de los datos y la participación de los medios sociales están ahí para uso de todos, pero las garras de How-que-sea-Hecho y su compañero, que-es-aceptado, es muy fuerte. Somos criaturas de hábito y se sienten a menudo confinados en los modos aceptados de comunicación sobre nuestro trabajo. Luego, está el problema práctico de tener las herramientas para trabajar con los demás.

Si bien puede ser desalentador aún voy a argumentar que los nuevos medios ofrece novedades interesantes y tiene un potencial increíble para el discurso público, para la comunicación VA, incluso para la práctica de la antropología.

Las opiniones expresadas en este artículo son las de los autores y no reflejan necesariamente las opiniones o políticas del Departamento de Asuntos de Veteranos o el gobierno de los Estados Unidos.

Sarah Ono, Heather Schacht Reisinger y Samantha L. Solimeo están contribuyendo editores de Antropología en el Sector Público.

Somos criaturas de hábito y se sienten a menudo confinados en los modos aceptados de comunicación sobre nuestro trabajo.

Anuncios

1 comentario

  1. Reblogged this on Heterodoxia and commented:
    Con nuestro compañero Joaquim Montaner, compartimos reflexión e información.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: