Inicio » ciberespacio » Intercambio antropoWebico… universalidad de la esclavitud social femenina.

Intercambio antropoWebico… universalidad de la esclavitud social femenina.

Archivo Publicaciones


 

http://antropothings.wordpress.com/2013/10/15/la-culpa-siempre-es-nuestra/

Barbara y Mario, este post me ha tocado…soy antropóloga/arqueóloga latinoamericana, rondando los 70 años, con hijos alcanzando la cincuentena- criados en las trincheras y en perpetuo vagar por exilios y dictaduras. Chile en los años 60, cuando siendo adolescente cumplí los designios culturales de mi tiempo y me reproduje año tras año con el aplauso familiar y social, era la norma el tener cuatro hijos- la generación anterior, la de mi madre- en el sector socioeconómico ABC1, tuvo seis y este número crecía en las generaciones antes de ella, a medida que la edad de los primeros partos disminuía hasta los 15 años.
Las mujeres del pueblo, las de los sectores campesinos, llegaban a criar 22! hijos vivos ( para que ayudaran en las labores del campo. (sic))
Mis hijos tuvieron tres hijos cada uno, con edades de primer hijo alrededor de los 26 años. Mi única hija, un poco menor que los varones,se casó a los 30 años- después de finalizar su carrera universitaria, sin ser considerada “solterona”, como sucedía en mi generación si no tenías marido a los veinte y pico…
Mi nieta mayor, de 21 años no ha tenido aún, ni piensa tener por ahora, novio, y estudia una carrera , por lo que supongo vendrá a tener hijos, si es que decide tenerlos,aún mayor.
La norma entre mis estudiantes universitarias es de un hijo, sin matrimonio,sin pareja y sin aspiraciones de aumentar la familia, y observo fascinada como exigen y logran de los padres de sus hijos cooperación y tiempo en proporciones iguales, evidenciandose una cooperación efectiva e incluso tenencia compartida de los chicos.
Los cambios son vertiginosos en lo social, cultural, económico en nuestros países,por lo que los roles de mujeres y hombres están en permanente transformación, con un notable empoderamiento femenino en lo que a reproducción se refiere.
Leeré nuevamente tu post, y ya ubiqué la película, que ahora veo, y daré a debatir este tema entre mujeres de distintas generaciones y sectores.
Muy bueno tu trabajo!
Abrazo desde Santiago de Chile.

RESPONDER

  • Hola Adriana. Qué curioso es el fenómeno de la universalidad de la esclavitud social femenina. Siempre se ha esperado de nosotras que hagamos lo que debemos. Muchas veces por el miedo a las críticas, otras por respeto a nuestros padres… La cuestión es que lo que cuentas me suena. Mi madre es la única mujer de 5 hermanos. Mis abuelos no tuvieron hijos, tuvieron mano de obra! Así sucedió que a los 9 años la sacaban del colegio para la recogida de la aceituna. Ha sido toda la vida esclava de sus hermanos y de sus padres, y todavía de manera indirecta lo sigue siendo.
    Por suerte todo cambia, aunque los cambios son rápidos y a veces no nos da tiempo a aprender a gestionarlos.
    Gracias por tus comentarios y por tu valentía. Un abrazo desde España. Algún día visitaré la Isla de Pascua y cumpliré un sueño!!

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: