Inicio » ANTROPOLOGÍA VIRTUAL » Publicaciones relacionadas con el Estudio de la Ciber Sociedad

Publicaciones relacionadas con el Estudio de la Ciber Sociedad

A partir del año 2000, iniciamos nuestro viaje, un poco a ciegas- un poco temerosa- por el aún incógnito océano de Internet.

La formación recibida en las aulas universitarias en los años setenta en Chile – convulsionado por cambios sociales y culturales -nos insertaba en una realidad presencial  que se caracterizaba por la intensa participación en actividades de todo tipo que asumían carácter de militancia activa en lo político, lo social, lo cultural, lo académico, en las relaciones cara-a-cara con cada actor de nuestro entorno.

Eran tiempos aquellos en que las mujeres nos incorporábamos a los estudios, a la cultura, a la política, al pensar comprometido y a los quiebres familiares que esto conllevaba.

Nuestros hábitos, nuestro aspecto, nuestros discursos, nuestras relaciones todas experimentaban transformaciones que marcaron generaciones y que nos abrieron un camino tan amplio que de cierto modo nos mareó.

Eramos asambleístas, eramos voces activas, eramos desafiantes y contestatarias y nos involucrábamos con la pasión del converso.

Cómo imaginar en los tiempos aquellos que en un nuevo Siglo, un nuevo espacio surgiría para permitirnos estar en contacto con cada uno,  y en todo momento ,con los actores que significaban entonces nuestro vivir.

Entrar al sistema de estudios superiores en la mitad de la veintena, con familia propia ya formada, siendo parte de una clase, un género y una generación que no accedía a la universidad e insertarse en grupos de pertenencia ajenos del todo al ambiente cultural y social en el que naciste y creciste,era una fuente de contradicciones vitales y conflicto permanente.

 Para mi generación de muchachas adolescentes en los 60, destinadas a matrimonios tempranos, maternidades precoces,estudios que se orientaban a reproducir modos de vidas e ideologías conservadoras en un ambiente de necesidades materiales satisfechas y con relaciones endogámicas generación tras generación, el mundo era plano, y el Sol giraba alrededor de la Tierra, como lo era para los navegantes que viajaban con Colón, no existía Nuevo Mundo por descubrir, solo nuevas rutas para llegar a lo conocido.

Y desde esa realidad, desde esos paradigmas, desde esa cultura, fuimos proyectadas en un viaje fantástico que surcó exilios, represión y muerte a un nuevo siglo, a un nuevo espacio, a nuevas relaciones sociales y nuevas fronteras del conocimiento inimaginables.

Internet llegó a nuestras vidas para cambiar radicalmente la percepción de nosotros mismos y de la alteridad, introduciendonos al interior del caleidoscopio que antes era solo un artilugio de cartón y papeles de colores.

Y se borraron las fronteras, los tiempos y los espacios. Y nos “enredamos”  y nos hicimos navegantes de mil océanos y nos encontramos todos con todos, desde el fondo de los destierros y las diasporas.


1 comentario

  1. Alfonso E Madrid dice:

    maravilloso trabajo el que Uds realizan! Adelante con toda las fuerzas de nuestra historia!

    Me gusta

Deja un comentario, que nos motivan a continuar trabajando.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: