Inicio » PROYECTO MEMORIAS PREÑADAS

Category Archives: PROYECTO MEMORIAS PREÑADAS

Germán, hijo de Carlos Berger y Carmen Hertz… por amor a la memoria llevaré siempre sobre mi cara la cara de mi padre…


 

Atención, hijos e hijas de desaparecidos y ejecutados: Lee aquí la palabra de Germán, hijo de Carlos Berger y Carmen Hertz, ayer en el Memorial, sepultando a su padre asesinado en 1973.
“Bertolt Brecht escribió
“íbamos cambiando de país como de zapatos, desesperados cuando en alguna parte solo había injusticia, pero no indignación. También el odio contra la bajeza desfigura las facciones. También la ira contra la injusticia pone ronca la voz. Ustedes, sin embargo, cuando lleguen los tiempos en que el hombre sea amigo del hombre, piensen en nosotros con indulgencia”
Y así es, la voz se nos ha puesto ronca, desesperados e indignados seguimos hoy frente a la impunidad y la ignominia que ha campeado en nuestro querido país. Hemos lidiado contra la ira, contra la soledad de la pérdida. La indignación y las convicciones nos han mantenido en pie, algunos han podido incluso luchar gracias a ella, otros hemos tratado solo de sobrevivir.
Querida familia, queridos Petxis, Mama eterna luchadora, hijitas mías, Elsita, Ricardo, Vivi, Jorge, Manuel, tíos, primos, queridos Sadá… Amigos todos, hermanos de ruta, esos que forman parte de la familia electiva que la vida suele darnos.. En este día, donde estamos homenajeando a mi padre asesinado, quiero dar las gracias por acompañarnos hoy aquí, gracias por acompañarnos siempre y ser tan indulgentes con nosotros…
Mi tio Eduardo me dijo una vez que si hubiésemos tenido un cuerpo, si hubiésemos podido enterrarlo, quizás habríamos podido hablar más de la muerte de Carlos…pero nunca lo hicimos y el silencio se impuso entre nosotros. El presente y el pasado de mi familia se partieron ahí, con la devastadora muerte de mi padre…y el futuro ya no volvería a ser el mismo para ninguno de nosotros. Su muerte y la desaparición de su cuerpo nos dejó un dolor seco, incapaz de ser expresado, un dolor casi prohibido…fue como si toda su existencia nunca hubiese existido, la pena era oculta, cada uno cargaba con su propio dolor. Lamento que Eduardo ya no esté con nosotros para participar de esta ceremonia.
Querido viejo,
Es extraño estar hoy aquí .., enterrando unos restos que el desierto nos devolvió de tu cuerpo, es difícil porque el horror de tu crimen y la angustia de saberte desaparecido ya son heridas indelebles en nuestras almas…
Pero aquí estamos y estaremos siempre, una y otra vez. Aquí está tu familia, aquí están tus amigos, aquí están los familiares que siguen buscando, aquí están también las almas de tus compañeros asesinados, aquí esta parte de ese país que alguna vez soñaste con cambiar… Aquí estamos todos, celebrando tu ceremonia 40 años después de tu muerte..
Recuerdo que cuando era niño soñaba casi todas las noches que tu regresabas, que habías estado escondido y volvías a nuestro lado.. Me explicabas cosas, escuchaba tu voz por primera vez, acariciaba tu rostro por primera vez y sentía tus labios en mis mejillas por primera vez…las fantasías inundaban mi mente y mi cuerpo de niño. La cronología de la infancia no está hecha de líneas sino de sobresaltos. La memoria es un espejo opaco y vuelto añicos.. intentar recordar es tan desesperante como intentar recuperar un sueño que nos ha dejado una sensación, pero ninguna imagen, una historia sin historia, vacía, de la que queda solamente un vago estado de ánimo… Las imágenes se han perdido.. Los años, las palabras, los juegos, las caricias se han borrado, y sin embargo, de repente repasando el pasado, algo vuelve a iluminarse en la obscura región del olvido. Casi siempre se trata de una esperanza mezclada con alegría, y casi siempre está la cara de mi papa, tu cara, pegada a la mía. Como la sombra que arrastramos o que nos arrastra…
Fue difícil todo, tolerar mi innata mezquindad y conducirla por causes menos dañinos, aprender a contener mi sed de venganza, no es que a uno le enseñen a ser bueno, sino que le enseñan a no ser malo… Nunca me he sentido bueno, pero debo reconocer que gracias a la benéfica influencia de mi papa, he podido ser un malo que no ejerce, un cobarde que se sobrepone con esfuerzo a su cobardía y un avaro que domina su avaricia…y lo más importante, si hay algo de felicidad en mi vida, si tengo alguna madurez, si casi siempre me comporto o trato de comportarme de una manera decente y mas o menos normal, si no soy un antisocial y he soportado suicidios, penas, muertes violentas y todavía sigo siendo pacifico, creo que fue simplemente porque mi padre era Carlos Berger Guralnik.
Yo quise a mi papa con locura, con un amor que nunca volví a sentir hasta que nacieron mis hijas. Cuando nacieron ellas lo reconocí, porque es un amor muy parecido en intensidad, aunque distinto, y en cierto sentido opuesto. Yo sentía que a mi nada me podía pasar si estaba con mi papa, aunque fuera de aquella manera onírica. Y siento que a mis hijas nada les puede pasar si están conmigo… Todo esto es una cosa muy primitiva, ancestral, que se siente en lo más hondo de la conciencia, en un sitio anterior al pensamiento…
Hoy es un día de homenaje, este funeral es una fiesta de la memoria… la tristeza nos embragara siempre y nunca será suficiente.. Sin embargo debemos levantarnos y ser capaces de reír, de amar y de bailar…… Hoy es un día donde la memoria triunfa por un instante, porque nos atrevemos a recordar, porque pensamos en lo mucho que hemos sufrido, porque soñamos otra vez con un país mas justo, más inclusivo.. Porque incluso por instantes somos capaces de luchar por ello… Hoy es la fiesta de mi padre, de todos los compañeros y compañeras asesinadas, hoy es la fiesta de mi patria, de mi pueblo… de un país que se levanta y es capaz de soñar…
Y para terminar quiero decir que la historia es triste pero no desesperada…
Ahora tengo 41 años y acompañado por mi esposa Elsa y mis hijas Greta y Amalia luchamos por hacer una vida nueva, sana, limpia de rencores y de odio, no queremos eternizar el luto, No tratamos el tema como una tragedia…la tragedia de muchos, la tragedia de un pueblo. Estamos hoy aquí para contarles a nuestras hijas de donde ellas vienen, quienes eran y cómo fueron sus ancestros… No hay tono quejumbroso, no se busca provocar el llanto, solo quiero que mis hijas conozcan esa parte de la saga de su familia…del país.
Hijas mías, vuestro padre desea que se coman la vida, que no sufran…, ustedes asoman al mundo repartiendo alegría, encarnan la esperanza de una vida nueva… ustedes representan el triunfo de la vida…
Y como dijo el poeta, por amor a la memoria llevaré siempre sobre mi cara la cara de mi padre…

Anuncios

Memoria desclasificada.. 39.500 archivos , 407 fichas de víctimas de crímenes de lesa humanidad.


Presidente de la Corte Suprema debe autorizar que 39.500 archivos de la ex Colonia Dignidad se entreguen

7 abril, 2014 7:02 pm

Declaraciones las realizó director de la Corporación Parque por la Paz Villa Grimaldi, integrante de la “Mesa de la Mesa de Trabajo Colonia Dignidad”, Higinio Espergue, luego que el Ministro en Visita Jorge Zepeda desclasificara 407 fichas de víctimas de crímenes de lesa humanidad. Llamó a las Fuerzas Armadas a que “colaboren y entreguen toda la información de que disponen”. Teresa Izquierdo, Secretaria de la corporación llamó a los familiares a que se acerquen a los sitios de memoria a ver las fichas de sus familiares y mostró la de su marido detenido desaparecido: Hugo Daniel Díaz Videla. Juan René Maureira de Londres 38 señaló que las fichas podrán “aportar al esclarecimiento de muchos de los de casos de las víctimas de la dictadura”.

2014_04_07_fichas_colonia_dignidad_int2

La mesa de trabajo Colonia Dignidad informó hoy en el Palacio de los Tribunales de Justicia sobre la entrega de 407 fichas del archivo del ex reducto alemán, correspondientes a detenidos desaparecidos y ejecutados políticos que pasaron por los centros de tortura y exterminio de Villa Grimaldi, Londres 38, José Domingo Cañas y Venda Sexy durante la dictadura..

Los documentos fueron entregados por el juez Jorge Zepeda, quien lleva las causas por los crímenes de lesa humanidad cometidos en la Región del Maule, a solicitud formal de representantes de dichos sitios espacios de memoria.

Los documentos forman parte de un archivo integrado por 39.000 fichas incautadas en 2005 en el predio alemán, y que se han mantenido en reserva por el secreto del sumario en la causa que lleva Zepeda por asociación ilícita.

Las fichas entregadas corresponden a 229 personas que estuvieron en Villa Grimaldi, 93 en Londres 38, 59 en José Domingo Cañas y 26 en la casa de Irán con Los Plátanos (Venda Sexy), quienes se encuentran detenidas desaparecidas o fueron ejecutadas por la Dina.

La fichas entregadas son 407 y constituyen y quedan 38.500.

Al respecto, Margarita Romero, de la mesa de trabajo de Colonia Dignidad, dijo que el juez Zepeda le explicó que “las fichas están a resguardo y además están dentro de una causa que lleva y que todavía está en estado de sumario, por lo tanto, terminada la causa también nos manifestó la posibilidad de que estas fichas se hicieran públicas para conocer el contenido”.

2014_04_07_fichas_colonia_dignidad_int1

Por su parte, Higinio Espergue, director de la Corporación Parque por la Paz Villa Grimaldi y sobreviviente de ese centro manifestó que “para nosotros es muy importante esta información que se nos ha entregado, pero queremos que se nos garantice por parte del Presidente de la Corte Suprema que los 39.500 archivos sean entregados a la comunidad, sean abiertos y también nos interesa que las Fuerzas Armadas de una vez por todas colaboren y entreguen toda la información de que disponen, porque han entregado parcialmente información, hubo informe Rettig, informe Valech, Mesa de Diálogo y siempre ha sido parcial y a goteras. Tienen que de una vez por todas entregar toda la información al país”.

Espergue destacó que “ésta fue una dictadura cívico militar, a todos los civiles que estuvieron involucrados, que hoy tienen cargos, responsabilidades, es un deber entregar la información para esclarecer la verdad y la justicia. Y si sólo hoy sabemos esto es porque ha habido impunidad y un pacto de silencio y eso no lo podemos permitir, por eso apoyamos esta campaña por desclasificar toda la información”.

En la oportunidad Teresa Izquierdo, secretaria de la Corporación Parque por la Paz Villa Grimaldi, esposa del detenido desaparecido Hugo Daniel Díaz Videla, mostró la ficha de su marido, la única que pudo ser mostrada, dado que las organizaciones de derechos humanos decidieron no hacerlas públicas hasta que no sean vistas primero por los familiares de las víctimas.

Teresa expresó que “las fichas estarán en los respectivos sitios de memoria para que cada familiar los vaya a consultar, en la ficha de mi marido hay antecedentes de su detención, hay fotocopias de prensa y no hemos tenido tiempo para estudiarlas, es un tema bastante delicado, nosotros pensamos que vamos a tener antecedentes como para reabrir procesos”.

“Las fichas hablan de la detención, de testigos de la detención, de lo que le sucedió cuando estaba en la Villa Grimaldi y posteriormente habla que a él lo sacaron de ahí con destino desconocido. Habemos muchos familiares que pensamos que fueron a la Colonia Dignidad, por eso es que es tan importante esta desclasificación”, indicó Izquierdo.

Consultada que significaba para las familias tener acceso a esta información que sabían que existía, Izquierdo se mostró emocionada y expresó “no tengo palabras para manifestarlo. Estoy un poco bloqueada, es una emoción fuerte, porque van a ser 40 años desde que fue detenido, tenía 21 años, era un joven hermoso y bueno, uno siempre se está reencontrando con la historia y siempre aparece. Estas fichas se encontraron el año 2005 y esto nos permite acercarnos más a la verdad”, expresó visiblemente emocionada”.

“Es conmovedor, es duro, pero también puede abrir una puerta, el caso de mi marido está abierto en este momento porque él es parte de la lista de los 119 de la “Operación Colombo” y se acaba de reabrir acerca de los civiles que participaron en el terrorismo de Estado, porque esto también fue un montaje periodístico”, señaló.

“Mi marido fue detenido en la calle un 14 de febrero un día especial para las parejas y lo que yo supe después es que lo llevaron a la Villa Grimaldi, a él lo balearon, llegó baleado a la Villa Grimaldi, pero se recuperó según los testigos y a fines de ese mes fueron llevados encadenados con un grupo hacia un destino desconocido. Nunca más tuve noticias de él, la verdad es que él estaba en la resistencia, luchando contra la dictadura, era un hombre maravilloso, estaba lleno de energía, de fuerza de pasión”, recordó.

2014_04_07_fichas_colonia_dignidad_int3

“Yo creo que la mayoría de los familiares de los detenidos desaparecidos siempre se les ha cruzado por la cabeza que a lo mejor terminaron en la Colonia Dignidad. Esto es un aporte importante, porque siempre andamos buscando el destino final, saber qué pasó”, concluyó.

Por su parte, Juan René Maureira representante del sitio de memoria Londres 38 indicó que esto se enmarca dentro de un esfuerzo que estamos haciendo las organizaciones de derechos humanos y sitios de memoria “exigiendo la reapertura de los archivos que tienen que ver con la represión. Respecto al secreto de Estado y razones de seguridad nacional, nosotros hemos sostenido desde hace varios años que cuando se trata de crímenes de lesa humanidad las convenciones internacionales y las mismas organizaciones de derechos humanos han señalado que no puede haber secreto de Estado, ni mucho menos invocar razones de seguridad porque se trata de información súper relevante para el país, para la sociedad entera. A cuarenta años del golpe de Estado es un momento en que la sociedad tiene derecho a exigir que se abran estos archivos para conocer la realidad sobre cómo operó el terrorismo de Estado en Chile”.

Maureira agregó que las fichas “dan cuenta del grado de coordinación que tenía la Dina con Colonia Dignidad y otros organismos de seguridad y de inteligencia de la dictadura”.

“Esto demuestra que los archivos de la represión existen, o sea Colonia Dignidad acumuló 39 mil fichas sobre casos de detenidos desaparecidos y ejecutados y no sabemos quizás si además hay otra información relevante sobre la represión y por lo tanto nos permite sostener que así como existen archivos en Colonia Dignidad, perfectamente pueden existir archivos en otros organismos del Estado como las Fuerzas Armadas, los organismos de la policía y ministerios”, puntualizó.

“En el caso de las Fuerzas Armadas se sigue sosteniendo que esa información no existe – aseguró el representante de Londres 38-, y en ese caso nosotros queremos saber bajo que amparo legal se eliminó esa información y quienes son los responsables de esa eliminación”.

“Consideramos que el pleno conocimiento de los documentos encontrados en Colonia Dignidad podrá aportar al esclarecimiento de muchos de los de casos de las víctimas de la dictadura y de la práctica del terrorismo de Estado al que fue sometido nuestro país”, consignó la mesa de trabajo de Colonia Dignidad en una nota de prensa.

La instancia anunció que adhiere a la campaña de apertura de archivos de Londres 38, Espacio de Memorias, que también incluye la desclasificación de los documentos de las Fuerzas Armadas y de las Comisiones Rettig y Valech, entre otros, y reconoce los esfuerzos que han realizado otros sitios de memoria y las agrupaciones de familiares de detenidos desaparecidos y ejecutados políticos en pro de la apertura de archivos, incluido el de Colonia Dignidad.

“Los integrantes de la mesa de trabajo valoramos la entrega de las fichas por parte del juez Zepeda y reiteramos nuestro compromiso de seguir pugnando por la apertura de las fichas de miles de personas que fueron víctimas de la represión, así como la totalidad de los documentos, de los que se desprende la profunda complicidad que existió entre la Dina y los jerarcas de Colonia Dignidad, quienes hasta ahora no han sido condenados por los delitos de lesa humanidad en los que participaron”, declaró la entidad.

En tanto, Hilda Garcés, de la Casa de Memoria José Domingo Cañas señaló que desde hace un año “llevamos una investigación, al principio habían 50 detenidos desaparecidos de este lugar y con esta investigación que realiza un investigador nuestro llevamos 58 detenidos desaparecidos”.

Sadi Arenas, historiador del sitio memoria José Domingo Cañas explicó que las fichas estaban en Colonia Dignidad “porque los jerarcas de Colonia Dignidad actuaban prácticamente como un sitio de inteligencia. Este es un método que provenía de la Segunda Guerra Mundial en que se fichaban a todos los que eran susceptibles o ser o enemigos”.

Contacto
Carlos Antonio Vergara
9 573 85 69
Encargado de comunicaciones
Corporación Parque por la Paz Villa Grimaldi

LA “MEMORIA HISTÓRICA” COMO FUENTE PARA LA RECONSTRUCCIÓN DE LA HISTORIA. NUEVAS PERSPECTIVAS PARA EL ESTUDIO DE LOS MOVIMIENTOS SOCIOPOLÍTICOS POPULARES DURANTE EL PERÍODO DE LA UNIDAD POPULAR


Revista Divergencia ISSN: 0719-2398

N°2 / Año 1 / julio diciembre 2012 / pp 111-123

LA “MEMORIA HISTÓRICA” COMO FUENTE PARA LA RECONSTRUCCIÓN DE LA HISTORIA. NUEVAS PERSPECTIVAS PARA EL ESTUDIO DE LOS MOVIMIENTOS SOCIOPOLÍTICOS POPULARES DURANTE EL PERÍODO DE LA UNIDAD POPULAR

 

*

Cristian Suazo Albornoz

Estudiante de Pedagogía en Historia y Geografía en la Universidad de Concepción, Chile. Correo electrónico: cristisuazo@udec.cl

RESUMEN:

El presente artículo tiene como principal objetivo justificar sistemáticamente la importancia que posee la “memoria histórica” –en tanto recurso historiográfico– para la reconstrucción de la historia de los movimientos sociopolíticos populares durante el período de la Unidad Popular. Para el cumplimiento de tal propósito, serán considerados los aportes de diversos historiadores que han profundizado –y debatido– sobre la potencialidad de esta fuente histórica, articulando estas contribuciones a una sistematización que integra los siguientes criterios analíticos: significado, características, y función/funcionalidad. Con esta propuesta se pretende posicionar científicamente a la “memoria historia” en el necesario proceso contra hegemónico de reconstrucción del pasado de las clases subalternas en nuestro país, especialmente, sus experiencias de movilización social y política durante la “vía chilena de transición al socialismo”.

Palabras clave: Memoria histórica – movimientos sociopolíticos – sujetos históricos – clases subalternas – recurso historiográfico.

ABSTRACT:

The main purpose of this article is to justify systematically the importance that the ”historical memory” has – among historiographic resources– for the reconstruction of the history of popular socio-politic movements during the ”Unidad Popular” period. In order to achieve the purpose, it will be considered several historians’ contributions, who have gone further in –and discused– the potential of this historical source, articulating these contributions to a systematization which integrates the following analytic criteria: meaning, characteristics, and function/functionality. Through this proposal, it is expected to set scientifically the ”historical memory” in the necessary counter-hegemonic process of reconstruction of the past subaltern classes in our country, specifically their experiences in social and political movements during the ”Chilean way of transition to socialism”.

Keywords: Historical memory – sociopolitic movements – historical subjects – subaltern classes – historiographic resources.

Recibido: 17 de septiembre de 2012

Aprobado: 11 de diciembre de 2012

Cristian Suazo Albornoz

I. INTRODUCCIÓN

Si revisamos y analizamos profundamente la mayoría de los estudios sobre el pe­riodo de la Unidad Popular, nos daremos cuenta que a nivel general existe una ausencia considerable de conocimiento sobre la historia de los sectores populares, especialmente acerca de aquellos movimientos sociopolíticos que formaron signi­ficativamente parte de la compleja dinámica social del periodo. Si bien existe una extensa producción bibliográfica con respecto a la experiencia de la Unidad Popular, los intentos para tratar de reconstruir la experiencia de los sujetos histó­ricos subalternos que protagonizaron muchos de sus acontecimientos son escasos, y en consecuencia, la historia de los diversos movimientos sociales de la época a lo largo y ancho del país (movimiento obrero, movimiento de pobladores, movimiento campesino –chileno y Mapuche–, entre otros) ha sido estudiada débilmente –incluso omitida en muchos casos– por la ciencia histórica.

A la hora de reflexionar sobre las causas de esta situación y problematizar la carencia de conocimiento histórico, emerge inevitablemente la siguiente pregunta: ¿por qué existen omisiones con respecto a la historia de los movimientos sociales populares en la mayoría de los estudios sobre la Unidad Popular? Es curioso el hecho de que a pesar de la vasta producción bibliográfica sobre este periodo exista poca referencia a los movimientos sociopolíticos generados por los sectores populares, los cuales innegablemente fueron sujetos históricos protagonistas de la “vía chilena al socialismo”. En este sentido –siguiendo los planteamientos de Mario Garcés y Sebastián Leiva– afirmamos que las omisiones se deben principalmente a la perspectiva utilizada por gran parte de los autores (periodistas, sociólogos, políticos, historiadores, etc.) para observar y analizar el periodo en cuestión:

La tendencia de la mayoría de los estudios ha sido, hasta ahora, constituir en objeto de análisis casi exclusivamente a los actores políticos ‘formales’, es decir, los partidos políticos, las temáticas vinculadas a ellos (progra­mas, tácticas, alianzas) y los ámbitos donde estos concentraban su accio­nar (sobre todo los diversos espacios del aparato estatal). (2004, p. 3).

De acuerdo con lo expresado, se otorga poca importancia a los sectores populares y los movimientos sociales durante el periodo de la Unidad Popular, recibiendo un débil tratamiento en las investigaciones sobre la historia reciente y omitiendo el protagonismo político que asumieron en los acontecimientos. Es más, la gran mayoría de las investigaciones orientan su análisis hacia lo que ocurrió dentro del sistema político de partidos, priorizando únicamente la política institucionalizada en el Estado. Desde este enfoque reduccionista la historia de la UP se limita al sistema político, los partidos y el Estado, existiendo –por tanto– una invisibilización de los sectores populares y de los movimientos sociopolíticos en que éstos estuvieron invo­lucrados (2004, p. 3).

Existen algunos trabajos que forman parte de la excepción y escapan de cierta

manera a la regla general, pero no es nuestra intención ni tampoco el objetivo del presente artículo profundizar en cada una de ellos (Gaudichaud, 2004; Cancino, 1988; Garcés, 2000; Winn, 2004), sino más bien, reconocer la carencia de investi­gaciones referente a los movimientos sociales durante la Unidad Popular, y demos­trar cómo la memoria histórica representa un recurso historiográfico significativo e indispensable para superar esta situación. Porque tal como señala Hugo Cancino, “el rescate de esta memoria colectiva es parte fundamental de la reconstrucción de la historia del movimiento popular chileno”. (1988, p. 12)

II. MEMORIA HISTÓRICA E HISTORIOGRAFÍA

La “memoria histórica” representa un valioso recurso historiográfico para la recons­trucción de una experiencia histórica determinada, a través de la cual el historiador se relaciona con aquella parte del pasado colectivo que se propone redescubrir y dotar de sentido histórico para construir conocimiento. Teniendo en cuenta esta apreciación, consideramos necesario sistematizar el análisis con respecto a la “me­moria histórica”, con el propósito de profundizar tanto en los argumentos de su utili­dad historiográfica, como en su relación concreta con los grupos sociales populares. Por lo tanto, para justificar la importancia de la “memoria histórica” se realizará la estructuración del análisis en base a tres aspectos: significado, características y función/funcionalidad.

1. Significado

Profundizando en su contenido, la “memoria histórica” representa un conjunto de recuerdos y recreaciones del pasado que forman parte de los “hechos vividos” o experiencias significativas del sujeto histórico protagonista o testigo de los hechos que se pretenden reconstruir. Por consiguiente, la síntesis resultante de esta relación con el pasado se convierte en fuente de información significativa para el historia­dor, quien la procesa cognitivamente para incluirla de forma rigurosa en un relato histórico. “Se trata de una narración construida desde el presente, con fines de in­terpretación del pasado a partir de criterios normativos y valorativos, seleccionan­do por su significación los recuerdos de hechos vividos o recibidos por transmisión social” (Erice, 2008, p. 2).

Desde este punto de vista, la “memoria histórica” se convierte en un pilar fun­damental de cualquier intento por reconstruir la historia de las clases populares durante la UP, ya que, a juicio de Sergio Grez, “la memoria constituye una cantera valiosísima de donde podemos extraer material para el trabajo historiográfico, sobre todo para aproximarnos a las percepciones que tienen las personas y grupos sobre ciertos hechos y el significado que ellos mismos les atribuyen” (2010, pp. 31- 32). Por tal motivo es imprescindible considerar las percepciones de los sujetos his­tóricos populares sobre los hechos experimentados en dicho periodo, además del significado que ellos mismos le otorgan a su participación en los acontecimientos.

A partir de lo mencionado anteriormente, la “memoria histórica” representa una materia prima para la historiografía, es decir, una fuente que complementa y enri­quece la labor del historiador. En palabras de Mario Garcés:

(…) la memoria, crecientemente, está siendo reconocida por los historia­dores como una nueva ‘fuente’ para sus estudios y elaboraciones sobre el pasado, es decir, una vía que hace posible acceder al pasado de un modo nuevo –con sus propias aportaciones y límites– en especial para conocer del pasado de grupos sociales populares o subordinados que dejan pocos o no dejan testimonios escritos (documentos) de su experien­cia histórica. (2002, p. 12)

En este sentido la “memoria histórica” posibilita al investigador relacionarse con aspectos subjetivos como las visiones, los discursos y las expectativas de los pro­tagonistas, así como también con las percepciones acerca de su participación en la dinámica social del periodo, a las cuales difícilmente podría acceder de otra manera (Rosemberg y Rosende, 2009, pp. 42-44).

En su estudio sobre la importancia de la memoria colectiva para los historiado­res, Peter Burke plantea que aquella debe ser entendida desde dos perspectivas distintas, en primer lugar, como una fuente histórica sometida a su debido proceso de contrastación con las otras fuentes, y en segundo lugar, como un fenómeno pro­piamente histórico que debe ser rigurosamente analizado debido a la flexibilidad y selectividad del recuerdo. Ahora bien, en concordancia con la problemática his­toriográfica que estamos planteando, entendemos la “memoria histórica” desde el primer enfoque propuesto por el investigador británico, afirmando que los his­toriadores deben “estudiarla como fuente histórica para llegar a una crítica de la fiabilidad del recuerdo en la línea de la crítica tradicional de los documentos históricos” (2011, p. 69).

La “memoria histórica” al ser estudiada como fuente favorece el acceso –por medio de los sujetos históricos– a los acontecimientos que intentamos rescatar desde olvi­do, pero siempre teniendo en cuenta las limitaciones que se nos pueden presentar. Esto último es muy importante desde el punto de vista metodológico, ya que la “memoria histórica” –en cuanto fuente de información– debe cumplir requisitos al igual que todas las demás, cuyos requerimientos más importantes son los siguientes: “identificación como fuente idónea, contrastación, contextualización temporal, rela­tivización, objetivación y construcción de un discurso metodológicamente fundamen­tado” (Aróstegui, 2004, p. 165).

Finalmente para concluir con el significado que le estamos atribuyendo a la “me­moria histórica” como una fuente disponible para el historiador, es decir, como una herramienta de investigación (un medio, y no un fin), destacamos la necesidad de recurrir a todas las fuentes posibles para contribuir a la reconstrucción historiográfica de un determinado fenómeno histórico. Porque, como lo establecen Mario Garcés y Sebastián Leiva, “el mayor desafío del historiador es aprender de cada una de sus fuentes, reconociendo su naturaleza, su carácter, sus alcances y sus lími­tes” (2005, p. 6).

2. Características

La subjetividad es una de las principales características de la “memoria histórica”, ya que se encuentra inherentemente vinculada con la experiencia humana y el recuerdo. No obstante, este aspecto no le resta veracidad ni fiabilidad desde el punto de vista científico, ya que toda fuente histórica presenta elementos subjetivos impregnados por sus propios autores y/o instituciones, además, “nadie puede ase­gurar que los documentos escritos –a los cuales rinde culto la historia tradicional– no hayan sido manipulados, escritos ex profeso, o no den cuenta de la subjetividad de sus autores” (Garcés y Leiva, 2005, p. 6).

Como segundo atributo reconocemos el carácter político de la “memoria histórica”, cuya presencia en la problemática que estamos desarrollando es innegable, ya que se encuentra vinculada directamente con un proyecto político de transformación so­cial impulsado también “desde abajo” por medio de la movilización popular, y en la que se vieron involucrados además los partidos políticos. En este sentido, cobra mucha relevancia lo planteado por Mario Garcés al expresar que “la memoria en Chile es política, además, porque se relaciona con los proyectos históricos que organizaron la lucha social y política del siglo XX” (2002, p.8). Sin embargo, es necesario profundizar aún más en el carácter político de la “memoria histórica”, ya que no es tal por el simple hecho de estar vinculada con proyectos políticos de tendencia revolucionaria, sino que más específicamente aún, estas experiencias se encuentran “depositadas” en sujetos históricos que fueron a su vez protagonistas y militantes de una revolución y –consecuentemente– víctimas de una brutal represión militar. Así, la “memoria histórica” es política porque se materializa históricamente en los protagonistas de los cambios sociales y políticos acontecidos durante el pe­riodo de la Unidad Popular, que posteriormente fueron víctimas de los ataques de la dictadura militar pinochetista. Ahora bien, la victimización de los sujetos históricos por sí sola no permite dimensionar políticamente –y en su cabalidad– la militancia que desarrollaron en el periodo, contrariamente, “si junto a la víctima se reconoce al militante y se elabora el significado de sus militancias, en el contexto de luchas por el cambio social, probablemente se enriquezca la memoria y con ella las lectu­ras que hacemos del pasado” (Garcés y Leiva, 2005, p. 20).

Finalmente, y como tercera característica de la “memoria histórica”, destacamos su dinamismo en el proceso de recreación y reconstrucción de experiencias. Esta movi­lidad consiste en la circulación de recuerdos que forman parte activa en el proceso dinámico de recreación de experiencias por parte de los protagonistas. El carácter dinámico de la “memoria histórica” ha sido descrito y desarrollado por Gabriel Salazar, indicando que:

(…) no es una memoria estática o congelada, sino dinámica, que se re­vuelve en la subjetividad de los individuos y en la inter-subjetividad de los grupos afectados por el sistema fáctico, que busca su salida lateral, su reconstitución colectiva para, una vez consolidada en lo ancho, inicie un movimiento hacia lo alto, contra la memoria oficial, y para reconquistar no sólo la ‘memoria pública’, sino también –sobre todo– la legitimidad del sistema social (o sea, su reconstrucción histórica). (2002, p. 9)

Es importante señalar –y añadir– que el carácter dinámico de la “memoria históri­ca” tiene un origen empírico, es decir, este movimiento profundo de recreaciones se fundamenta concretamente en la experiencia misma, la cual se encuentra deposita­da, en forma de recuerdos, en las memorias de los militantes-protagonistas de los movimientos sociales del periodo.

3. Función/funcionalidad

La “memoria histórica” también es significativamente útil para la reconstrucción del movimiento popular durante la UP a partir de esta dualidad que estamos plan­teando: función/funcionalidad. Esta doble dimensión analítica, que pudiese ser una, se explica porque la “memoria histórica”, por un lado posee una función por sí sola de acuerdo a su propia naturaleza, y por el otro, responde a distintos requerimien­tos y propuestas, ya sea desde la misma disciplina histórica como también de la sociedad en general, es decir, es funcional a intereses sociopolíticos externos a su propia naturaleza.

Antes de comenzar a reflexionar sobre la función de la “memoria histórica”, quere­mos dar a conocer una idea expuesta por Peter Burke que consideramos fundamen­tal tener en cuenta para continuar con el análisis: “Una de las funciones más impor­tantes del historiador es la de recordador” (2011, p. 85). Esta frase que parece tan simple y lógica, es fundamental para nuestro análisis, debido a que precisamente en esta función del historiador propuesta por Burke –la de recordador– se inserta la función específica de la “memoria histórica” que consiste en recrear y reconstruir las experiencias de vida a partir de los recuerdos almacenados en los sujetos que fueron protagonistas de determinados fenómenos históricos. En suma, para cumplir la función de recordador, el historiador indispensablemente debe hacerlo recu­rriendo a la “memoria histórica” (por lo menos en investigaciones sobre historia reciente, como la que hemos propuesto).

Al profundizar aún más en esta función reconstructora del pasado, nos encontramos con un fenómeno asociado indiscutiblemente a este rol de la “memoria histórica”, el cual consiste específicamente en una “resignificación del pasado”, cuyas propie­dades y atribuciones la transforman en una función de esta fuente de información. Existe una relación directa entre memoria y resignificación, en el sentido de que esta última se desenvuelve como función de aquella, ya que:

cuando hablamos de memoria estamos refiriéndonos no a la evoca­ción objetiva de lo que aconteció, sino más bien a la reconstrucción que, desde el presente, se hace en un momento determinado de acuerdo a unos intereses concretos. Estaríamos, en consecuencia, ante un constructo social de significados, por tanto, cambiantes en el tiempo. La memoria, en este sentido, es siempre una memoria historizada, una resignificación del pasado. (Azkarate, 2007, p. 1)

Así, al contribuir en la reconstrucción histórica de los movimientos sociopolíticos populares durante “la vía chilena al socialismo”, a partir de las experiencias depo­sitadas en las memorias de sus militantes, simultáneamente estamos descubriendo el significado histórico de sus manifestaciones e injerencias en la estructura de clases del periodo, es decir, preservando en el tiempo y rescatando desde el olvido el sentido y valor histórico que aquellos idearios sociopolíticos –plasmados en proyec­tos histórico-revolucionarios– representaban.

Las funciones que presenta la “memoria histórica” –recreación y resignificación del pasado– aportan significativamente en la comprensión y reconstrucción histórica de la movilización social impulsada “desde abajo” por las clases populares durante el gobierno de Salvador Allende. Pero también es de gran importancia, para tales propósitos, el carácter funcional que presenta esta fuente historiográfica, es decir, su capacidad para responder a funciones externamente determinadas, ya sea des­de la disciplina historiográfica misma como desde el ámbito sociopolítico.

La “memoria histórica” es funcional a dos fenómenos de mucha importancia en la actualidad de la disciplina historiográfica, nos referimos a la “batalla de la memoria” y la “historización de la experiencia”. La primera ha sido desarrollada principalmente por María Angélica Illanes, quien plantea el surgimiento y desen­cadenamiento de esta “batalla de la memoria” desde una perspectiva historio­gráfica, pero que es consecuencia directa de la represión ejercida por la acción de las armas sobre los sujetos históricos que intentaron llevar adelante un proyecto histórico de profunda transformación social en el periodo de la Unidad Popular. Así, la “batalla de la memoria” consiste en una:

(…) batalla necesaria, cuya dialéctica confrontacional tiene el poder de romper la parálisis traumática provocada por la acción de las armas, posibilitando la restitución del habla de los ciudadanos, re-escribiendo su texto oprimido, especialmente cuando estas armas han violado brutal­mente su cuerpo. (2002, p. 12).

Cuando la historiadora menciona que esta “batalla de la memoria” hace posible la restitución del habla de los ciudadanos y la re-escritura de su texto oprimido, comprendemos la importancia de la función que cumple la “memoria histórica”, ya que precisamente es a través de la re-escritura crítica de ésta, que podemos con­tribuir en la reconstrucción del proyecto histórico que representaba el movimiento social del pueblo organizado a comienzos de la década de 1970 y que fue poste­118 Revista Divergencia / ISSN: 0719-2398 N°2 / Año 1 / julio diciembre 2012 / pp 111-124 Cristian Suazo Albornoz riormente aniquilado por represión militar pinochetista. Por tanto, la reconstrucción de estos hechos se circunscribe necesariamente en esta “batalla de la memoria”, que “al mismo tiempo que realiza el acto de la re-escritura de la memoria, debe dar a conocer las claves de su trama, abrir el debate acerca de su contenido, rea­brir el proceso de su historicidad” (2002, p. 12). De esta forma, la “batalla de la memoria” adquiere mucho valor para el propósito de estudiar los acontecimientos vinculados a la compleja dinámica de agitación social durante la UP, y reconstituir sistemáticamente su historia, ya que esta “lucha” supone una re-escritura del pro­yecto histórico que representaban esos “muertos”, superando el olvido y la “amne­sia historicista”,

(…) porque, si no se enseña ese proyecto, si no se le re-escribe, si no se debate crítica y abiertamente en torno al ideario social y político que esos textos y esos cuerpos mutilados representaban, la batalla cultural no tiene sentido ni significación futura. (2002, p. 16)

Por consiguiente, junto a esos nombres y cuerpos, es importante rescatar del olvi­do también el proyecto histórico político que encarnaban, adquiriendo así mucha relevancia la relación histórica entre este proyecto de transformación radical de la estructura de clases y el consiguiente genocidio que negó e impidió su completa realización.

En segundo lugar, la “memoria histórica” es funcional al fenómeno conocido como “historización de la experiencia”, propuesta historiográfica desarrollada princi­palmente por Julio Aróstegui y que se basa en una objetivación de la memoria, proceso que implica racionalizar la memoria previamente a su inclusión en una narrativa historiográfica y convertirla en historia. Por lo tanto la historización de la experiencia finalmente es una historización de la memoria, ya que según Aróstegui “para que la memoria trascienda sus limitaciones y sea el punto de partida de una historia, es preciso que se opere el fenómeno de su historización, o, lo que es lo mismo, de la historización de la experiencia” (2004, p. 165). Es de esta manera que podemos percatarnos de la importancia que adquiere la “memoria histórica” en este proceso, ya que el recuerdo es determinante para historizar la experiencia en el sentido de hacer presente lo pasado. Asimismo, “(…) la historización, a través de la memoria, «integra» al individuo particular en la experiencia social, colectiva, de la historia (…)” (2004, p. 184), por lo que el sujeto comprende que sus expe­riencias de vida forman sistémicamente parte de un contexto histórico más amplio.

Lo anterior permite advertir la existencia de una directa relación entre memoria e historicidad, sin la cual sería imposible desarrollar esta “historización de la ex­periencia”. Esta vinculación es fundamental porque la historicidad impregna de sentido a las experiencias depositadas en las memorias de los sujetos históricos, transformándose en una “(…) atribución humana que da sentido a la «vuelta sobre el pasado» para comprenderle como un presente, para comprender el pasado como un «presente que fue»” (2004, p. 171), configurando a dichas experiencias como aspectos históricamente reales. De esta forma, historizar la experiencia, y porlo tanto la memoria, implica someterla a un análisis histórico crítico, vinculándola simultáneamente a los acontecimientos que se pretenden reconstituir.

Si bien la “memoria histórica” es funcional a fenómenos pertenecientes a la discipli­na historiográfica, también lo es a aquellos de carácter socio-político, específica­mente a los procesos de transformación social y de disputa por el poder. El recono­cido historiador medievalista Jacques Le Goff aporta con importantes reflexiones sobre el carácter funcional de la “memoria histórica”, expresando lo siguiente:

La memoria colectiva ha constituido un hito importante en la lucha por el poder conducida por las fuerzas sociales. Apoderarse de la memoria y del olvido es una de las máximas preocupaciones de las clases, de los grupos, de los individuos que han dominado y dominan las sociedades históricas. Los olvidos, los silencios de la historia son reveladores de estos mecanismos de manipulación de la memoria colectiva.(1991, p. 134)

En este sentido la “memoria histórica” no es percibida ni compartida de la misma manera por todos los grupos sociales, es decir, no se configura homogéneamente en la sociedad, sino que responde a intereses tanto de los grupos dominantes como de los grupos dominados o en condición de subalternidad. Desde la perspectiva dominante, a través de diversos métodos y mecanismos se intenta manipular la memoria colectiva, específicamente aquellos recuerdos, experiencias y representa­ciones de fenómenos históricos que implicaron transformaciones sociales y políticas. Lo anterior mantiene un nexo con el carácter instrumental de la “memoria histórica”, debido fundamentalmente a que ésta representa un mecanismo e instrumento de poder funcional al dominio del recuerdo y de la tradición, es decir, a la manipula­ción de la memoria social en beneficio del conservadurismo. La preocupación por el dominio de la memoria, vinculada a la ya referida lucha por el poder, responde a la necesidad de mantener el status quo por parte de los sectores hegemónicos, quienes procuran proteger sus intereses históricos y su posición en la estructura social-clasista a partir de la manipulación de la “memoria histórica”, sobre todo de aquellos fenómenos que representaron una amenaza a dichos intereses. Ahora, el hecho de interesarse por la instrumentalización de la “memoria histórica”, ya sea manipulándola o manteniéndola en el olvido, es producto de la importancia que ésta representa en la lucha por la conservación del poder, porque como justamente sostiene Francisco Rodríguez: “La representación del pasado modeliza el presente y el futuro” (2001, p. 3), lo que permite a los grupos dominantes configurar el tipo de sociedad que sea correspondiente con sus respectivos intereses.

Por el contrario, para los sectores populares el hecho de preocuparse por sus “me­morias históricas” responde a la necesidad de rescatar del olvido las experiencias que contribuyeron en la configuración de sus propias identidades, las cuales se ven amenazadas y perturbadas por esta “ausencia de memoria colectiva”. Fenómeno conocido también como “amnesia historicista”, que según Patricio Quiroga constitu­ye “(…) una grave perturbación que en la medida que se extiende a la memoria colectiva perturbará la identidad colectiva” (1997, p. 140). Porque los recuerdos ylos conocimientos que los protagonistas poseen depositados en su “memoria histó­rica” en forma de experiencias, forman parte también de su constructo identitario, tanto a nivel individual como colectivo. En este sentido, y relacionada con el objeto de estudio que hemos propuesto, la “memoria histórica” de los grupos populares es funcional al esfuerzo por vencer y superar el olvido, el ocultamiento y la “amnesia historicista” de las experiencias de organización y lucha en Chile durante el perio­do señalado, los cuales –inherentemente– forman parte de la identidad colectiva de los mencionados sujetos históricos. De lo contrario, Sergio Grez advierte que “aquellos grupos carentes de una sólida memoria colectiva corren peligro de des-construirse, perder su fisonomía, diluir sus identidades en modelos propuestos por actores más fuertes y pujantes”(2008, p. 3), quienes mediante la política y el so­porte de la “historia oficial” procuran silenciar y olvidar las experiencias históricas de las luchas sociales y políticas de los sectores populares.

De este modo, reconstruir historiográficamente fenómenos históricos de esta índole, interrogando y recordando el pasado, involucra necesariamente un proceso de profundización y ruptura de hegemonías, es decir, una confrontación dialéctica por el recuerdo entre la memoria y la desmemoria.

Enfrentar el pasado es desnudar el poder que ya ha construido su relato narrándonos todo a todos. Por tanto es evidente que resistir es un impe­rativo, una forma válida de ejercer memoria contra-hegemónica, más aún cuando, como lúcidamente lo señala Benjamin, para los oprimidos su historia es un permanente estado de excepción. (Castro, 2009, p. 35).

Finalmente, para culminar con el análisis acerca de la utilidad que la “memoria histórica” representa en la reconstrucción de la historia de los movimientos sociopo­líticos durante el periodo señalado –proceso innegablemente dialéctico y contra hegemónico–, dejamos expresada una excelente reflexión desarrollada por Jacques Le Goff:

La memoria, a la que atañe la historia, que a su vez la alimenta, apun­ta a salvar el pasado sólo para servir al presente y al futuro. Se debe actuar de modo que la memoria colectiva sirva a la liberación, y no a la servidumbre de los hombres. (1991, p. 183).

III.CONCLUSIONES

Mediante un análisis sistemático hemos dado a conocer la importancia que posee la “memoria histórica” en el –necesario– proceso de reconstrucción histórica de las clases y grupos populares durante la UP, particularmente, de las diversas expre­siones colectivas que dotaron de dinamismo social y político a la denominada “vía chilena de transición al socialismo”. La omisión de los movimientos sociopolíticos populares en los análisis e investigaciones sobre este proceso, estimula la invisibi­lización de los sujetos históricos que protagonizaron las transformaciones sociales del periodo, generando de esta manera una “historia sin sujetos”. Al respecto, el excelente historiador Sergio Grez plantea lo siguiente:

(…) no se puede olvidar la historia plurisecular de pobreza, marginación, opresión y explotación de las grandes mayorías, que no es posible ocul­tar el estado de permanente desgarramiento de la nación, la profunda escisión entre sus componentes sociales, étnicos y culturales; que no se puede evacuar del análisis la reiterada historia de frustraciones popu­lares, promesas no cumplidas y esperanzas siempre postergadas que llevaron a muchos a tratar de “tomarse el cielo por asalto” a fines de los 60 y comienzos de los 70. (2008, p. 3)

Para redescubrir este pasado colectivo mediante la disciplina historiográfica, es ne­cesaria la consideración de las diversas memorias colectivas de los sujetos históricos involucrados. Por tanto, y evitando cualquier tendencia excesivamente subjetivista, estimamos que las experiencias de los que protagonizaron aquellos acontecimien­tos –depositadas en forma de recuerdos– representan fuentes de información signi­ficativamente útiles para comprender la dinámica del periodo en cuestión. De esta forma, la “memoria histórica” permite aproximarnos a aquellos elementos subjeti­vos que difícilmente de otra manera podríamos acceder, sobre todo si se trata de clases sociales que –producto de una represión dictatorial– no dejaron testimonios escritos de sus experiencias revolucionarias.

Romper con la hegemonía del olvido implica una confrontación dialéctica con la “historia oficial”, que intenta situar la política única y exclusivamente en el aparato estatal, desconociendo que los sujetos históricos populares durante la UP también protagonizaron –“desde abajo”– fenómenos políticos de transformación social. Precisamente, en este proceso contrahegemónico de reconstrucción del pasado, la memoria histórica ocupa un lugar fundamental, siendo cada vez más reconocida por los historiadores como una fuente histórica.

BIBLIOGRAFÍA

Aróstegui, J. (2004). La historia vivida. Sobre la historia del presente. Madrid: Alianza Editorial.

Azkarate, A. (2007). Memoria y Resignificación. Apuntes desde la gestión del patrimonio cultural. Consulta 18 de Agosto de 2012: http://www. fundacionfernandobuesa.com/pdf/20070718_ponencia_a_azkarate.pdf

Burke, P. (2011). Formas de historia cultural. Madrid: Alianza Editorial.

Cancino, H. (1988). Chile: La problemática del poder popular en el proceso de la vía chilena al socialismo, 1970-1973. Dinamarca: Aarhus University Press.

*

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

de las diversas memorias colectivas de los sujetos históricos involucrados. Por tanto, y evitando cualquier tendencia excesivamente subjetivista, estimamos que las experiencias de los que protagonizaron aquellos acontecimien­tos –depositadas en forma de recuerdos– representan fuentes de información signi­ficativamente útiles para comprender la dinámica del periodo en cuestión. De esta forma, la “memoria histórica” permite aproximarnos a aquellos elementos subjeti­vos que difícilmente de otra manera podríamos acceder, sobre todo si se trata de clases sociales que –producto de una represión dictatorial– no dejaron testimonios escritos de sus experiencias revolucionarias.

Romper con la hegemonía del olvido implica una confrontación dialéctica con la “historia oficial”, que intenta situar la política única y exclusivamente en el aparato estatal, desconociendo que los sujetos históricos populares durante la UP también protagonizaron –“desde abajo”– fenómenos políticos de transformación social. Precisamente, en este proceso contrahegemónico de reconstrucción del pasado, la memoria histórica ocupa un lugar fundamental, siendo cada vez más reconocida por los historiadores como una fuente histórica.

BIBLIOGRAFÍA

Aróstegui, J. (2004). La historia vivida. Sobre la historia del presente. Madrid: Alianza Editorial.

Azkarate, A. (2007). Memoria y Resignificación. Apuntes desde la gestión del patrimonio cultural. Consulta 18 de Agosto de 2012: http://www. fundacionfernandobuesa.com/pdf/20070718_ponencia_a_azkarate.pdf

Burke, P. (2011). Formas de historia cultural. Madrid: Alianza Editorial.

Cancino, H. (1988). Chile: La problemática del poder popular en el proceso de la vía chilena al socialismo, 1970-1973. Dinamarca: Aarhus University Press.

*

17 luchadores por el Tikun Olam asesinados por la Dictadura Militar.


Homenaje a judíos víctimas de la dictadura

 

 

Diana Arón,Raúl Pellegrin,Juan Carlos Perelman.

Emotivos homenajes a las 17 víctimas de origen judío asesinadas por la dictadura militar tuvieron lugar en diciembre. En el Cementerio Israelita de Conchalí se inauguró un memorial, y en el Parque por la Paz Villa Grimaldi se instaló una placa conmemorativa. Los actos fueron organizados por B’nai B’rith, Círculo Israelita de Santiago, Fundación Salvador Allende, Hashomer Hatzair y el Centro Progresista Judío-Meretz Chile.
En la inauguración del memorial habló Sara Stoulman Pessa, cuyos padres -Jacobo y Matilde- fueron secuestrados en el aeropuerto de Buenos Aires el 29 de mayo de 1977, y se encuentran desaparecidos. Dijo: “Han pasado 40 años, al igual que la travesía de nuestro pueblo por el desierto descrita en la Tora. Transitamos por un largo camino de dolor, desesperanza y sufrimientos, pensando una y otra vez a dónde llegaron nuestros llantos, las súplicas a Dios que no fueron atendidas, nuestras voces sin eco y sintiendo que todo esto chocaba con un muro: el de la indolencia de las personas, la falta de empatía, la deshumanización. No es casual que este número de 40 años se repita. Después de tanto tiempo transcurrido, ya se generó la conciencia necesaria en la sociedad para entender y aceptar reconocer este espantoso pasado y mirarlo desde el sufrimiento del prójimo”.

LAS VICTIMAS
Las 17 víctimas de origen judío asesinadas por la dictadura militar son: Abraham Muskatblit Eidelstein, comunista; Mario Bernardo Lejdermann Konujowska, sin militancia; Boris Weisfeiler Bernstein, sin militancia; Carlos Berger Guralnik, comunista; David Silberman Gurovich, comunista; Diana Frida Arón Svigilsky, mirista; Ernesto Traubmann Riegelhaupt, comunista; George Klein Pipper, comunista; Jacobo Stoulman Boertnik, sin militancia; Jorge Hernán Müller Silva, mirista; José Joaquín Valenzuela Levi, FPMR; Juan Carlos Perelman Ide, mirista; Luis Alberto Guendelman Wisniak, mirista; Manuel Elías Jana Santibáñez, socialista; Matilde Pessa Mois, esposa de Jacobo Stoulman, sin militancia; Raúl Alejandro Pellegrin Friedmann, FPMR y Recaredo Ignacio Valenzuela Pohorecky, FPMR. 
Sara Stoulman Pessa expresó en la inauguración del memorial: “Cuando se nos mostró el proyecto y nos expresaron el sentimiento de que veían la necesidad de saldar una deuda moral con los familiares de las víctimas, tal vez no vieron que -a la vez- se estaba saldando una deuda con las propias víctimas y, a su vez, con la comunidad entera. Esto era necesario para todos, porque significa reconocernos en todas nuestras etapas como sociedad. Reconocer el pasado permite estar de pie en un sólido presente y poder gestar un futuro promisorio, como comunidad”.
Entre los asistentes a la inauguración del memorial se encontraba la profesora universitaria Ana María Arón, hermana de Diana Arón, detenida desaparecida desde 1974. La memoria de Diana ha sido honrada en la Villa Grimaldi, donde fue torturada, y en el Instituto Hebreo, del que fue alumna. El año pasado la Universidad Católica le otorgó el título póstumo de periodista.
En entrevista con la periodista Michelle Hafemann, Ana María recordó la vida de su hermana desaparecida. Entre otras cosas en ese diálogo se dijo:
“Conversé con la historiadora Valeria Navarro-Rosenblatt que trabaja su tesis doctoral sobre los judíos de Izquierda, y ella planteaba que los que se incorporaban a los movimientos de Izquierda en las décadas de los 60 y 70 lo hacían muy motivados por su propios valores judaicos. En el fondo, que en su identidad judía se sentían llamados a participar de procesos como el de la Unidad Popular. ¿Sientes que en el caso de Diana influyeron este tipo de factores?
‘Yo creo que sí, porque mi familia no era una familia involucrada en el pensamiento de Izquierda, en términos de política partidista; mi abuelo, como muchos judíos que llegaron de Europa, llegó arrancando del comunismo. A mi abuelo le decías la palabra ‘comunista’ y escupía al suelo. Los valores que se transmitían en mi casa eran valores comunitarios, absolutamente. Todo el tema de ayudar a la comunidad, de justicia social, eran temas muy presentes todo el tiempo. Y yo pienso que mi hermana lo tuvo de la misma manera que lo tuve yo, desde otra trinchera. Nunca he sido militante de ningún partido, pero obviamente que lo que yo hago está bien para la Izquierda, y tiene que ver con defender a los pobres, a los abusados, a los oprimidos. Y eso yo lo aprendí en mi casa. No solamente es conmoverte con el sufrimiento de los otros, sino que ayudarles, porque una está en una posición más privilegiada. Creo que eso tiene que ver mucho con el judaísmo. En el caso de Diana: en mi casa la política no era tema; ella empezó a saber de política cuando entró a la Universidad Católica que, además, es como una paradoja, porque la Universidad era un bastión de lo más conservador y, después, fue el marco teórico de la dictadura. Y en Periodismo, precisamente, se empezaron a formar y a estudiar la ideología. Ahí empezaron a tener una formación política más disciplinada. Pero en mi casa, nunca’”.

UNA CRITICA CERTERA
Por su parte, Claudio Mandler, del Centro Progresista Judío-Meretz Chile, señaló: “Entre los 17 nombres que engrosan la lista, muchos eran jóvenes comprometidos con su entorno, que buscaban y luchaban por el Tikun Olam: por cambiar esta sociedad, por mejorarla, por convertirla en una sociedad ejemplar según sus ideales. Durante la época más oscura en la historia de nuestro país, hay que reconocerlo de una vez, el liderazgo comunitario no hizo lo suficiente para ayudar a los perseguidos ni a sus familiares, y no estuvo a la altura de las circunstancias. Muchas puertas, demasiadas, fueron cerradas en la cara de aquellos que las tocaron pidiendo asistencia. Podemos pensar, quizás, en varias razones por las cuales nuestros dirigentes, en ese difícil contexto, decidieron actuar de esa manera. Ninguna de ellas justifica esta falta de integridad y la nula responsabilidad por el prójimo -otro concepto tan ‘nuestro’- que tristemente demostraron”.
Más adelante, Mandler sostuvo: “No basta con el memorial, tenemos que exigir más. No basta hablar solamente de la memoria y de los ideales que guiaban a las víctimas. Hay que investigar la verdad, hay que perseguir la justicia y exigirla…Hoy en día la comunidad tiene suficiente influencia política para hacer cosas muy positivas que todos aplaudimos, fruto de un muy buen manejo de nuestro liderazgo en los últimos años: viajes educativos de políticos y personeros sociales y culturales a Israel, conmemoraciones y festejos comunitarios en instancias gubernamentales, ministros de Estado, un capellán en La Moneda, etc. Si realmente queremos demostrar respeto por esa tradición de la cual estamos tan orgullosos, tenemos que hacerlo no sólo mediante ceremonias simbólicas: hay que enfrentar nuestra memoria reciente con sinceridad, hay que perseguir la justicia a rajatabla, y hay que hacer ambas cosas activamente. Hay que usar esa influencia política, también, para exigir respuestas a las autoridades nacionales, hay que reclamar que se siga investigando las violaciones a los derechos humanos durante la dictadura, hay que exigir saber la verdad sobre lo que pasó con nuestros hermanos y los otros detenidos desaparecidos a nivel nacional, y hay que demandar que se juzgue hasta el último de los crímenes de lesa humanidad. Es, en pocas palabras, algo parecido a lo que hace, por ejemplo, el Instituto Wiesenthal hasta hoy: los crímenes de lesa humanidad no pueden prescribir”.

Pedro Fernández

(Publicado en “Punto Final”, edición Nº 797, 10 de enero, 2014)

revistapuntofinal@movistar.cl
www.puntofinal.cl
www.pf-memoriahistorica.org

Montajes Mediáticos y Guerra Psicológica. Argentina: Imputan a director de diario por crímenes de lesa humanidad


Argentina: Imputan a director de diario por crímenes de lesa humanidad

 


Compartir votar

Escribe: Marcelo De Angelis (Periodista), Argentina

Vicente Massot, director del diario La Nueva Provincia, deberá comparecer como imputado ante un juez federal, acusado de integrar “junto con los mandos militares una asociación ilícita con el objetivo criminal de eliminar un grupo nacional”.

Álvaro Sebastián Coleffi, juez federal subrogante de Bahía Blanca, Provincia de Buenos Aires, fijó audiencia para el próximo 18 de marzo, de acuerdo a un fallo de la Cámara Federal bahiense de noviembre pasado. Si el juez lo ordena, Massot podría quedar detenido en ese acto, ya que está formalmente imputado por la fiscalía, la que además requirió su declaración indagatoria y detención.

Según difundió el Ministerio Público Fiscal, al director de La Nueva Provincia se lo acusa por presunta responsabilidad en la desaparición de obreros gráficos del diario y de formar parte del aparato de inteligencia militar que operó en la ciudad de Bahía Blanca durante la última dictadura cívico-militar.

GRAVES CARGOS

Para los fiscales, Massot integró “junto con los mandos militares (Ejército y Armada) una asociación ilícita con el objetivo criminal de eliminar un grupo nacional”, y actuó “de acuerdo a las normativas y directivas castrenses y en cumplimiento de tales”, resultando imputado por los representantes del Ministerio Público como coautor del homicidio de los obreros gráficos Enrique Heinrich y Miguel Ángel Loyola, “instigándolo, determinándolo, prestando aportes indispensables para su concreción material y encubriendo a sus autores inmediatos”, y de haber efectuado “aportes esenciales”, que “consistieron en el ocultamiento deliberado de la verdad”, en los secuestros, torturas y homicidios de 35 personas.

Los fiscales también imputaron al empresario periodístico por “haber formado parte de una asociación criminal, desde cuyo seno, se dispusieron, planificaron, organizaron y controlaron los medios, recursos y factores esenciales para el emprendimiento de actividades y el cumplimiento de funciones –consistente en operativos y medios de acción psicológica- indispensables para la ejecución del plan criminal, el aseguramiento de la eficacia del mismo y la impunidad de los individuos involucrados en su realización”, destaca el sitio Fiscales.gob.ar.

Para Miguel Ángel Palazzani y José Nebbia, fiscales de la Unidad Fiscal de Bahía Blanca, “el diario, la radio (LU2) y el canal (9) de TV –que conforman el grupo mediático- junto con las FFAA” cumplieron “roles prefijados por reglamentaciones y planes militares, desde la ‘interminable’ serie de editoriales, presentación de falsas noticias, propaganda negra, manipulación mediática y todas las acciones psicológicas posibles puestas al servicio del exterminio” en la supuesta asociación ilícita.

Según Palazzani y Nebbia, el diario La Nueva Provincia –definida como “nave insignia” del grupo periodístico– fue el principal medio para el despliegue de estas acciones.

 

Memoria EnRedada. Una Voz. Domingo Cadin


Domingo Cadin | Vie, 09/11/2007 –Detenido-Desaparecido, palabra que empezó a conocerse bajo la tiranía pinochetista, igualmente los aparatos represivos de la DINA-CNI, junto con las ejecuciones sumarias de la Caravana de la muerte, las muertes arbitrarias en los Consejos de Guerra al amparo del Estado de Sitio.Detenidos Ejecutados, quemados, degolllados, etc., etc. todas estas situaciones eran en los tiempos del dictador que robó y masacró a un pueblo indefenso en los 17 largos años de apagón cultural. Por ello, debe haber memoria histórica aunque moleste a algunos despistados e insensibles al dolor de miles de chilenos que vivieron estas experiencias traumáticas.

El exilio obligado, el destierro de miles de chilenos, la relegación, el arresto domiciliario y tantas porquerías arbitrarias de estos milicos indeseables, con la bendición de la derecha de la UDI y Renovación Nacional, pero también con algunos derechistas de la Democracia Cristiana.

Los milicos trajeron el terrorismo de Estado y malearon a toda una generación, con tantas y tantas indescreptibles torturas, que ahora salen a la opinión pública, aunque ya las sabíamos y conocíamos desde el 11 de septiembre de 1973. La prensa de entonces se volvió cómplices de lo ocurrido y también debe enjuiciárceles como criminales de la tragedia, del holocausto pinochetista

  • Domingo CadinImagen de Domingo Cadin
    Domingo Cadin | Vie, 09/11/2007En Argentina se derogaron las leyes de Punto Final y Obediciencia debida, ratificadas po el nefasto neoliberal Carlos Saúl Menem luego de ser enjuiciados los jerarcas de la represión en la época del gobernante de la Unión Cívica Radical, Raúl Alfonsín.Las Madres de Playa de Mayo siguen adelante, junto con las abuelas, recuperando bebés robados a las madres torturadas y muertas en cautiverio, etc., y muchos niños recién nacidos estaban dados en adopción a los milicos torturadores. Hasta dónde llegó la mentalidad maquiavélica de estos asesinos de los aparatos represivos de la Operación Cóndor.

    La ESMA (Escuela Mecánica de la Armada, donde mataron y torturaron a 5 mil argentinos y sólo sobrevivieron 100 prisioneros políticos.

    Los vuelos de la muerte, de donde lanzaban al mar, dopados, a los presos políticos, y para esto está el juez español Baltazar Garzón enjuiciando a Adolfo Scilingo, quien se entregó voluntariamente a la Audiencia Española, por lo que fue condenado a cárcel de por vida

    Domingo CadinDomingo Cadin | Vie, 09/11/2007 –

    Cárceles a todos los genocidas, que ninguno quede impune. Que vayan a verdaderas cárceles.

    Es fácil querer olvidarlo pero para los que sufrieron no debe haber borrón ni cuenta nueva. Justicia ya, ni olvido ni perdón.

    Más de 30 mil sobrevivientes de horrendas torturas deben seguir recuperando la memoria histórica de la época represiva pinochetista.

    Faltan los compañeros muertos antes de crearse la Comisión Valech, como Aníbal Muñoz, Hernán Tobar Chelén, Pablo Muñiz Ledesma, Mario Mallol, el chico Ojeda, el compañero Villarroel, uno de los hermanos Seguel muerto atropellado en una de las calles de México, recién llegado; Rosetta Pollini, el Nani Vergara y tantos compañeros que murieron y que se escapan en la memoria.

    Muchos compañeros que murieron sin retornar nunca a la querida y recordada patria chilena ya que estaban prohibidos de volver por órdenes del tirano. Está el caso doloroso del la hermana de Salvador Allende, la querida Laurita, diputada socialista, que murió de cáncer en los huesos


    Domingo Cadin | Mié, 07/11/2007 –

    Recuerdan a Rodrigo Rojas y Carmen Gloria Quintana, quemados por militares chilenos. Él murió y ella sobrevivió con graves quemaduras en la cara, 62 % de la piel quemada.

    Memoria para que no se repita en Chile

  • Domingo Cadin | Mié, 07/11/2007 – Decía Jacobo Timerman que la magnitud del drama chileno ha conmovido en los países democráticos, y la ferocidad de los militares ha reabierto, especialmente en Europa, los traumas provocados por el salvajismo nazi.La experiencia política chilena fue atípica en América Latina. Una sociedad pluralista que intentó por métodos democráticos y constitucionalistas una vía pacífica al socialismo; un partido comunista que siempre aceptó ese pluralismo, rechazó la violencia e incluso enfrentó las políticas fijadas por el Kremlin en episodios como la invasión a Checoslovaquia o las garantías que debían admitirse para afirmar la seguridad del Estado de Israel

    Domingo Cadin | Mar, 06/11/2007 –

    Manuel Guerrero, dice Jacobo Timerman, salió de Chile en 1977, exiliado con destino a Suecia por intermedio del Comité Intergubernamental de Migraciones Europeas (CIME). Retornó a Chile cinco años después, en 1982. En una entrevista declaró: “Fue el momento del reencuentro con Chile, pero con tres Chiles. Uno es el del suelo suculento que vive en los últimos días de Pompeya. También con el Chile que sufre el zarpazo de la pobreza y trata de disfrazarla con el silencio. Y el Chile mayoritario que se debate en la miseria, escondido, tratando de vender un chocolate, un peine, un espejo, y que se prolonga a la periferia, donde la juventud se hunde en el vacío de la droga o de la prostitución precoz”.

    Tres años después de su retorno, en marzo de 1985, Manuel Guerrero fue arrestado en la puerta del colegio Latinoamericano de Santiago mientras recibía a los alumnos en la mañana del viernes 29. Era inspector de enseñanza. Apareció degollado en la noche del sábado 30 en un descampado en las afueras de Santiago, junto con otros dos chilenos que nunca habían salido al exilio. En Chile regía en ese momento el estado de sitio para que el Gobierno pudiera garantizar la seguridad de los habitantes del país.

    Los chilenos dudan en escapar al exilio porque no saben qué les espera. Y los exiliados tratan de volver aun cuando lo que les espera es, para los dirigentes políticos de la oposición, el peligro de muerte, y para los demás, una larga y traumática etapa. Dicen los psicólogos: “Al volver se experimenta un proceso de regresión que está vinculado al encuentro con una realidad que ha sufrido cambios importantes, de la cual se ha estado separado por muchos años y que, por tanto, plantea el desafío de un nuevo aprendizaje para poder desenvolverse en ella”

    Aprender a desenvolverse enfrentado a la agresión de Pinochet o el silencio, la falta de solidaridad, de la sociedad en su conjunto.

    Después que se secaron las lágrimas de la emoción, los abrazos del reencuentro, la familia comienza a buscar trabajo, vivienda y un colegio para los hijos. Es difícil. Muchas veces la vivienda está en las miserables poblaciones marginales; el colegio para los niños, en alguna iglesia luterana o metodista, y el trabajo, en Santiago, a 20, 30 o 40 dólares por mes: limpiar las calles, lavar las veredas, podar las plantas, regar el césped de los parques.

    Otra miníma bibliografía a las antes citadas:

    En el país prohibido. Sin el permiso de Pinochet. Autor Volodia Teitelboim, notable comunista, escritor e intelectual comprometido con las luchas populares. Editorial Plaza y Janés. Barcelona.

    El paso de los gansos. Ediciones Puelche, Nueva York, E.U. Autor Fernando Alegría, cuyo poema “Viva Chile mierda, es de su autoría.

    Importunar a los muertos. Manuel S. Garrido, Editorial Grijalbo, México.

    Chile: legisla el fascismo, Editorial Progreso, Moscú. Autores: Pável Grisháev y Stanislav Chibiriáev.

    El asesinato de Orlando Letelier. El brazo asesino de Pinochet llega hasta Washington. Autor: Rafael Rodríguez Castañeda, editado por Proceso, de México.

    Chile al rojo, de Eduardo Labarca, Ediciones de la Universidad Técnica del Estado, hoy Universidad Santiago.

    La formación social latinoamericana (1930-1978), de Luis Vitale, Editorial Fontamara. Barcelona.

    Chile. El galope muerto, de Jacobo Timerman. Ediciones El País, Madrid, 1987

  • Domingo CadinDomingo Cadin | Lun, 05/11/2007 –Cagancho: la concordancia está en su justa explicación sobre lo inexplicable e indefendible, pero, sinceramente, el silencio se volvió cómplice del pasado, y más aún, no hay argumentos para explicar el genocidio de los golpistas, que destruyeron a una generación completa de chilenos, pero que han sabido salir adelante con las terapias adecuadas de salud mental. El exilio forzoso luego de tormentos, cárceles, de compañeros desaparecidos, caídos en la lucha frontal contra el fascismo chileno, se pudo contarrestar a pesar del odio sistemático de unos ambiciosos generales, que ahora pagan sus fechorías en cárceles de cinco estrellas
    Domingo CadinDomingo Cadin | Dom, 04/11/2007 –

    Memoria y Cagancho: Qué debo decir, lo que Uds. dicen. Agradezco las palabras y los malos recuerdos de los que aún no toman verdadera conciencia del grave daño a más de 30 mil personas que sobrevivieron al genocidio pinochetista.

    Se mofaban, se burlaban y lo siguen haciendo desgraciadamente, como no dándole importancia a la tragedia. Si en Argentina, en la ESMA (Escuela Mecánica de la Armada) desaparecieron a 5 mil argentinos y sobrevivieron sólo 100, de los 30 mil detenidos desaparecidos.

    Habrán leído o escuchado a Adolfo Pérez Esquivel o al profesor paraguayo Martín Almada, el que encontró los archivos del terror del tirano más antiguo de América Latina, el occiso Alfredo Stroessner, amigo cercano del que no se movía ninguna hoja sin su permiso, el narco-asesino Pinochet, más de cien cuentas bancarias, y para remate, barras de oro en Hong Kong.

    Sabrán de los vuelos de la muerte de Adolfo Scilingo, que cumple pena perpetua en una cárcel española, a petición del juez Baltazar Garzón, quien también tiene penas pendientes a chilenos represores, etc.

    Sabrán del etnicidio en Guatemala tras el derrocamiento del gobierno popular de Jacobo Arbenz Guzmán en 1954, denunciado por la Premio Nobel de la Paz y candidata presidencial, Rigoberta Menchú Tum. Estarán al corriente de todo esto, lo dudo, porque no creo que se burlen de las miles de víctimas de las dictaduras que asolaron los años 70 y 80.

    La triple AAA junto a Patria y Libertad llevaron la guerra sucia en contubernio con los castrenses locales en la Operación Cóndor y para ello hay que hacer un recuento doloroso de la Memoria Colectiva, como lo hacen en Brasil, Argentina y en la misma España, en donde el Opus Dei jugó un nefasto papel, y es más, el actual Papa beatificó a curas franquistas dejando de lado a los republicanos. Grave error del Vaticano ya que sería como santificar al satanás Asbún. Es para la risa que ocurran estos hechos vergonzantes. O santifiquen a la Iglesia Católica argentina cuando fue cómplice de todas las Juntas Militares argentinas, etc., etc

    Domingo CadinCagancho | Vie, 02/11/2007

    Muy de acuerdo con el compañero Cadín, hay que hacer la memoria colectiva del pasado vergonzoso de los fascistas asesinos del Cono Sur pues fueron represivos cobardes contra pueblos indefensos. Fueron cobardes que iban en patotas a detener a los compañeros izquierdistas; los torturaban vendados de los ojos y les ponían otro trapo encima para evitar que se les soltaran las vendas, es decir, eran cobardes y patoteros; fueron asesinos a sueldo, sin la menor humanidad con los detenidos polìticos.

    Me pregunto ahora porque no abren la boca el tal

    Gonzalo Plaza y su discípula fascista Huenul, están calladitos. Recuerdo cómo se burlaba del compañero Cadín y me sigo pregunto es qué no tomaron conciencia del grave daño ocasionado a más de 30 mil chilenos sobrevivientes del genocidio pinochetista.

    Nazis y fascistas reconocidos dentro y fuera de Chile, desgraCIAdamente: Gonzalo Plaza, la alumna Huenul, seguidora del tatarabuelo y el chistoso y archiconocido desequilibrado Oscar Alarcón.

    Los fachos deben ser casatigados como vulgares criminales, además de que el tal Plaza jugó un papel muy sucio en la universidad cuando recién se imponía la bota pinochetesca y cobarde de los milicos.

    Nunca MÁS los fascistas y nazis reciclados ahora en defensores de no sé qué chamullo hasta hace poco.

    Los fachos deben ser reconocidos por todos los chilenos, sobre todo, lo tengo muy presente, cuando se burlaba de las torturas a un semejante. Pero no abre la boca para nada, igual su alumna becada por el asesino, qué gran profe será, qué bonito destino chileno

    Domingo Cadin | Sáb, 20/10/2007 –

    Asesinato en Washington. El caso Letelier. Autores John Dinges y Saul Landau, Lasser Press, Mexicana, s.a.

    (Transcribo literalmente)...Los periódicos de todo el mundo reportaron el insólito caso: Orlando Letelier, ex Embajador de Chile en los Estados Unidos y su secretaria, la norteamericana Ronni Moffitt habían perecido, víctimas de un brutal atentado. Con este cruel asesinato, un “amistoso” gobernante extranjero cometía un acto sin precedentes en el territorio norteamericano.

    La muerte de Orlando Letelier fue otra más de una larga serie de asesinatos políticos después de la caída sangrienta del gobierno de Salvador Allende. El servicio secreto chileno se dedicó a exterminar a todo opositor de la Junta Militar. Vio en Letelier a un enemigo y contrató los servicios del asesino profesional Michael Townley, ciudadano norteamericano, quien reclutó a varios asilados cubanos como cómplices del homicidio.

    Asesinato en Washington es un pormenorizado reporte de los acontecimientos que conmovieron a la opinión pública internacional.

    Ese fue el día en que el terrorismo internacional explotó bajo el sol norteamericano.

    El 21 de septiembre de 1976, estalló una bomba en un automóvil que circulaba por las calles de Washington, causando la muerte a dos de sus tres ocupantes: Orlando Letelier, ex Embajador de Chile en los Estados Unidos y su secretaria Ronnie Moffitt, de 25 años de edad

  • Domingo CadinEl FBI realizó una minuciosa investigación que condujo hasta Michael Townley, estadounidense expatriado nacido en Waterloo, Iowa, y asesino profesional al servicio de la policía secreta de Chile. Townley fue testigo de cargo del proceso en el que se condenó a dos exiliados cubanos. El director y dos oficiales de la policía secreta de Chile fueron sometidos a proceso aunque no a extradición para el juicio. Los investigadores autores de esta obra, presentan una extraordinaria y auténtica reconstrucción de la siniestra cadena de acontecimientos que permitieron a “amistoso” gobierno extranjero, montar un acto de terrorismo sin paralelo en la capital de los Estados Unidos y poner al descubierto los secretos que, por propia conveniencia, había pasado por alto la investigación gubernamental.Orlando Letelier, ex Embajador en Estados Unidos y ministro durante el gobierno socialista de Salvador Allende, no fue el primer chileno connotado en el exilio, asesinado fuera de su país. Pero incluso quienes conocían el historial y señalaban como responsable al régimen de Pinochet, se sintieron impresionados y confundidos ante un asesinato tan cruel y sin precedentes, dentro de los confines de los Estados Unidos donde no han sido frecuentes los asesinatos de esta índole
    Domingo CadinEl libro está dedicado a Alejandro Ávalos Davidson, maestro, y a Jorge Müller, cineasta, dos amigos chilenos que desaparecieron.

    Lista de personajes

    Salvador Allende. Presidente electo de Chile en septiembre de 1970; derrocado y muerto en septiembre de 1973.

    Lawrence E. Barcella. Asistente del Procurador de los Estados UnIdos.

    Orlando Bosh. Terrorista cubano exiliado.

    George Bush. Director de la CIA, quien recibió informaciones acerca de la acción de espionaje chilena.

    Inés (Mariana) Callejas. Esposa de Michael Townley y agente de la DINA.

    Ricardo Canete. Antiguo miembro del Movimiento Nacionalista Cubano, quien después se convirtió en informador del FBI.

    Juan Manuel Contreras. Coronel y luego general; fundador y cabecilla de la DINA, pavorosa policía secreta de Chile

    L. Carter Cornick. Agente especial del FBI, quien coordinó la investigación.

    DINA (Dirección de Inteligencia Nacional). Policía secreta chilena.

    Robert Driscoll. Oficial del buró de Chile ante el Departamento de Estado, quien fue informado acerca de la presencia de agentes de la DINA.

    Kenneth Enyart. Nombre ficticio usado por Michael Townley.

    Pedro Espinoza. Coronel encargado de las operaciones de la DINA.

    Armando Fernández. Capitán del ejército chileno que trabajaba para la DINA.

    Benito Guanes. Coronel, jefe de la policía secreta paraguaya.

    Instituto de Estudios Políticos (IEP). Centro de investigación de Washington, donde trabajaban Orlando Letelier y Ronni Moffitt.

    George W. Landau. Embajador de Estados Unidos en Paraguay, en 1976, y en Chile, en 1977.

    Bernardo Leigton. Exiliado chileno demócratacristiano, herido en un atentado en Roma, en 1975.

    Margarita Isabel Letelier. Esposa de Orlando Letelier.

    Orlando Letelier. Líder de la resistencia de los exiliados chilenos al general Pinochet, en Estados Unidos; asesinado en la calle de las embajadas.

    Michael Moffitt. Compañero de Orlando Letelier en el IEP, esposo de Ronni Moffitt.

    Ronni Karpen Moffitt. Miembro adjunto del IEP; asesinada en la calle de las embajadas.

    Rolando Mosqueira. Capitán del ejército asignado a la DINA.

    Movimiento Nacionalista Cubano (MNC). Organización terrorista anticastrista, de tendencia fascista.

    Guillermo Novo. Jefe de la zona norte del MNC

    Guillermo Novo. Jefe de la zona norte del MNC.

    Ignacio Novo. Hermano de Guillermo y miembro del MNC.

    Rolando Otero. Exiliado terrorista cubano, infiltrado en la DINA.

    Conrado (“Teruco”) Pappalardo. Paraguayo, principal asistente del ex dictador Stroessner.

    Virgilio Paz. Terrorista del MNC.

    Hans Petersen Silva. Nombre usado por Townley para entrar a los Estados Unidos, en 1976.

    Augusto Pinochet. Dictador chileno que condujo el golpe militar del 11 de septiembre de 1973.

    Carlos Prats González. Predecesor de Pinochet en la Comandancia en Jefe del Ejército de Chile; asesinado en Buenos Aires en septiembre de 1974.

    Eugene Propper. Asistente del Procurador de los Estados Unidos.

    Felipe Rivero. Fundador del Movimiento Nacionalista Cubano.

    René Riveros. Oficial de la DINA

  • Alejandro Romeral Jara. Nombre usado por Fernández en Paraguay y por Mosqueira en Washington.Alvin Ross. Terrorista del MNC.Robert Scherrer. Agente del FBI, agregado legal en Buenos Aires.

    René Schneider. Comandante en Jefe del Ejército de Chile, asesinado en 1970.

    José Dionisio Suárez. Terrorista del MNC.

    Jay Vernon Townley. Hombre de negocios, padre de Michael Townley.

    Michael Vernon Townley. Nacido en Waterllo, Iowa. agente de la DINA con habilidades especiales.

    Larry Wack. Agente especial del FBI.

    Vernon A. Walters. Director adjunto de la CIA. Informado acerca de la acción secreta chilena.

    Juan Rose Williams. Nombre usado por Townley en Paraguay y por Riveros en Washington.

    Andrés Wilson Silva. Falso nombre de Michael Townley en el interior de la DINA.


    Domingo Cadin | Vie, 19/10/2007 –

    El poema negro de Chile, Efraín Barquero, poeta chileno, editorial Siglo XXI, México.

    De su libro, extracto Bando 87 y Bando 91:

    Comunicamos que pueden retornar a su patria

    todos los despojados por el Gobierno de Allende:

    la Kennecott, la Anaconda, la ITT, la Petroquímica

    Dow,

    los compatriotas a quienes robaron provincias

    enteras,

    la familia Edwards diezmada por el mundo,

    Viaux, Enrique Marshall, Pablo Rodríguez,

    la Empresa Zing-Zang, la Colonia Chilena de

    Colombia,

  • los heroicos grupos de Patria y Libertady los patriotas que eliminaron a Schneider.Bando 91

    Para evitar la confusión de las informaciones

    se han dejado circular sólo aquellos órganos de

    prensa

    de más larga trayectoria en el país:

    El Mercurio, La Segunda, Las Últimas Noticias, etc.,

    cuyos directores exhiben una intachable hoja

    delictual

    y han soportado la vida democrática con paciencia

    y toda suerte de caprichos de los mandatarios cons-

    titucionales.

  • El único cambio que hemos introducido en estos

    diarioses designar en ellos nuestros propios correctores de pruebas
    Domingo CadinDomingo Cadin | Vie, 19/10/2007 – 15:25

    Óscar Arros Yáñez, estudiante de ingeniería en Lota, muere a consecuencia de las torturas de la DINA.

    Excelente camarada y un gran familiar pues éramos primos pero desgraciadamente llega la represión en el centro minero del carbón.

    Santiago Araya Cabrera, “el chico Araya”, había sido presidente del Centro de Alumnos del INSUCO N°2 y cae detenido por la DINA y está desaparecido desde entonces

    Domingo Cadin | Jue, 18/10/2007 –

    Operación Colombo” en el cual desaparecen “119 chilenos, entre ellos Juan Chacón Olivares, Eduardo Lara Petrovich, Joel Huaiquiñir Benavides, Alvaro Vallejos Villagrán, entre los meses de junio y septiembre de 1974, a manos de la siniestra Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), de Manuel Contreras Sepúlveda (alias El mamo)

  • Domingo Cadin | Jue, 18/10/2007 –Lonquén. Toda la verdad. Editado por la Casa de Chile en México.La Iglesia y la Junta militar de Chile. (Documentos), de Tierra Nueva-Colección Proceso, Buenos Aires, Argentina.

    Introducción al fascismo chileno, de José Rodríguez Elizondo, Editorial Ayuso, 1976, México.

    Grandes Alamedas. El combate del presidente Allende. Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 1974.

    Allende. Cronología, Eduardo Valle, Fondo de Cultura Económica, 1974.

    Las fuerzas armadas y la política en Chile, Hernán Ramírez Necochea, Secretaría de Educación Pública y Casa de Chile en México, 1984.

    La luz entre las sombras, Jorge Montes, ex senador de la República, del Partido Comunista de Chile.

    Tras la huella de los desaparecidos, de mi amigo profesor de historia, León Gómez Araneda, editado por Caleuche, en Chile

  • Domingo Cadin | Jue, 18/10/2007 –Juicio y castigo a los genocidas, que no quede ninguno sin recibir su merecido castigo.Que sigan todas las funas para que la sociedad en su conjunto los conozca y las conozca porque hay varias mujeres en la represión, muerte y tortura del asesino Pinochet

    Domingo CadinDomingo Cadin | Mié, 17/10/2007 – 17:05

    Muchos ex compañeros presos políticos han muerto de cáncer y de otras enfermedades, secuelas de las torturas sicológicas, físicas, morales, etc..

    En México, Mario Mallol, Hernán Tobar Chelén, Pablo Muñiz Ledesma, Aníbal Muñoz, Alvaro Poblete y otros muchos compañeros, lamentablemente.

    Algunos tienen enfermedades detectadas por las golpizas y tormentos del pasado

    Domingo Cadin
    Domingo Cadin | Mié, 17/10/2007 –
    ¿Cuántos degollados, quemados? ¿A cuántos les aplicaron la ley de fuga para justificar los crímenes?

    Era la democracia controlada por los milicos.

    Fue la inteligencia con los rectores militares en las universidades, confiscando libros subversivos, la pira de libros. Los cabezas cuadradas dirigían la cultura de la muerte.

    Fue el resplendor en el panorama internacional. No estaban aislados para nada pues era campaña del comunismo internacional …jajajajajaja. Respetaban los derechos humanos plenamente. jajajaja. Son para la risa estos gorilas que defienden a sus asesinos. Se daban la mano con Stroessner, Bánzer, Videla, Garrastazu Médici, etc.

    Estaban aislados que hasta el filipino Ferdinando Marcos se burla y les dice que no vayan a su país a medio camino de vuelo. Los querían mucho en el mundo, pero para meterlos a la cárcel

  • Domingo CadinDomingo Cadin | Mar, 16/10/2007 – El Opus Dei, como la Iglesia católica argentina, cómplice de las muertes de 30 mil argentinos desaparecidos, etc.El cura argentino que ayudaba a los torturadores a confesar a los detenidos en la ESMA y otros sitios de tormentos. Los capellanes de la muerte con las Juntas asesinas, con la espada y la cruz a la vez mientras bendecían cinícamente.

    Qué dirá el santo padre que estaban degollando a los comunistas Parada, Nattino y Guerrero. Eran los de la DICOMCAR, del general rastero César Mendoza que ocupó el lugar de José María Sepúlveda Galindo, quien no se plegó al putsch fascista pinochetista.

    Los capellanes del ejército, me acuerdo, nos visitaban en Tres Álamos, para traernos no sé que mensaje cristiano mientras afuera seguía aumentando la represión. Era el año 1974 en que mataban, detenían, torturaban, etc. bajo el Estado de Sitio, toque de queda, con todas las prohibiciones nunca vistas en Chile

  • Domingo CadinDomingo Cadin | Mar, 16/10/2007 – 12:13Nocturno de Chile, de Roberto Bolaño, de Anagrama, Barcelona, una escalofriante novela durante la Unidad Popular y la época pinochetista de las policías represivas

Ya que no se puede tan solo vivir esperando, ahora me pongo a escribir ” vamos a ver asta donde alcansa la tinta!”


TESTIMONIO AMERICA GUERRERO ANTEQUERA (31 años).

TESTIMONIO AMERICA GUERRERO ANTEQUERA (31 años)

 

1 Vote

“  fue en este tiempo cuando tratava de ganarle al voras recuerdo del valaso, y de gritar a toda fuerza mi pena y rabia,..”

América Guerrero Antequera, hija de Manuel y Verónica, hermana de manuel, Manuela y Montserrat.

América Guerrero Antequera, hija de Manuel y Verónica, hermana de manuel, Manuela y Montserrat.

 

Ya que no se puede tan solo vivir esperando, ahora me pongo a escribir ” vamos a ver asta donde alcansa la tinta!”

Es increible la coneccion que tiene la mente con el cuerpo..aunque ahora que lo digo suena mas bien ridiculo el no tener conciencia de esto..

Mi guata se revuelve, mis ojos quieren soltar la tormenta de mar, consentrada en lagrimas redonditas limpiando mi cara.

Me da frio apesar de que estoy bien abrigada, mi garganta se aprieta, tratando de callarme.

Deve ser asi como la sociedad se enferma a l no querer recordar.

Pero vamos al grano como dijo la gallina;

Mis padres segun lo que me contaban eran felices cuando se conosieron, se enamoraron y como cosa rara en estos tiempos ,casi todos los jovenes lo eran, ya que eran escuchados . Sus sueños se asercaban a una realidad y ellos eran erramientas importantes en este cambio.

Eran los años 60 ,70…

mis padres muy enamorados se casaron y desidieron tener a mi hermano mayor Manuel Eduardo Guerrero Antequera….

despues de aver travajado de cuerpo y alma en la construccion de la unidad popular fue su alegria arrebatada en el año 1973, con el golpe militar de pinochet auspisiado por los estados unidos.

Ahora todo era dolor, angustia, impotencia ,rabia, pero por sobre todo coraje. Coraje y determinacion a no dejarse vencer, luchar , luchar y luchar!

Luchar por la libertad del ser humano , luchar por el amor, luchar por la vida, luchar por la justicia social, luchar por el derecho a la salud, educacion, vivenda, a la participacion .

En estos años de lucha mis padres tuvieron un encuetro amoroso ,en un rio si no me equivoco en el cajon del maipo, y alli enredados ” con las patitas en el agua” como cuenta de ves en cuando mi mami Veronica Erika Antequera Vergara, quise llegar yo a sus vidas.

Dificil situacion tener una guagua en estos tiempos, pero este echo no los detuvo.

Mi madre siguio luchando embarazada y mi padre Manuel Leonidas Guerrero Ceballos tambien siguio luchando.

Ahora esta pequeña familia de jovenes estudiantes de pedagogia, madre ,padre ,hijo e hija en camino, tenia que luchar por mantenerse unida apesar de todas las dificultades. Mantener el amor como combustible en la lucha diaria, la risa, el regaloneo, la ternura .

Cuando estaba yo estava en el lugar mas plasido del universo, en la guatatita de mi hermoza mama`vinieron unos hombre a tratar de impedir este amor familiar. Interrumpiendo el rito de caminar juntos mi padre mi madre y yo en mi refujio, con su violencia egoista.

Era 1976 mi madre tenia alrededor de 6 meces de embarazo.

Estos hombres intentaron detener a mi padre y meterlo a la fuerza a un veiculo, al resistir le pegaron y le tiraron un valaso a quema ropa . Mi madre a gritos y tirones intento deternerlos ,pero la crueldad fue mas fuerte y se lo llevaron…no sabiamos donde.

Creo que despues de ese valaso mi persepcion del mundo cambio, ahora ya sabria por el resto de mi vida que el amor y la paz son ideas, sensaciones que con suerte podemos convocar en nuestras almas y cuerpos como individuos, pero que no existen fuera de ellos. Que la unica manera de que alguna vez existan fuera de nuestros cuerpos es luchando cada dia.

Como les cuento ese valaso cambio mi vida. Me persigio muchos años , como memoria intrauterina

me amedrentava cada vez que escuchaba ruidos fuertes, como fuegos artificiales. Y me despertava en las noches llorando desconsoladamente, parada en mi cuna, exijiendo con mis gritos y llantos que estos hombre egoistas cambiaran. Aun puedo sentir panico a los ruidos fuertes, pero ya no de la misma manera, aun puedo llorar desconsoladamente y sentir que en mi llanto me voy como crellendo de que exterminandome en el, pudiera aportar algo a este cambio.

Pero ahora adulta se que devo reacionar, devo secarme las lagrimas y luchar de otra forma.

Mi madre en la busqueda tuvo que pasar por fuertes interrogatorios, embarazada de mi.

Una vez soñe que un milico me ablaba a mi cara y me gritava y se reia muy fuerte..

Se que la angustia ,la pena ,la rabia de mi madre es parte de mi cuerpo. La reconosco como propia.

Un dia primero de octubre de 1976 naci, era toque de queda asique tuvieron que sacar un pañal blanco por la ventana del auto para que no nos pararan.

En el hospital del travajador, mi madre me pario practicamente sola , ya que el medico se fue a tomar un cafesito.

Apenas avia juntado las fuerzas necesarias para poder pararse mi madre se fue del hospital, atemorisada de que talves le quitaran su guagua.

Ademeas avia que seguir buscando.

Gracias a la busqueda incondicional de sus seres queridos y de una llamada telefonica anonima, mi madre logro dar con el paradero de mi padre que estuvo algunos meses desaparesido y fuertemente torturado.

Ahora ahi un libro de el testimonio de mi padre de cuando estuvo desaparesido, se llama ” Desde el tunel; Testimonio de un detenido desaparesido”

Mi padre estava en peligro de vida, asique los organismos de derechos humanos como La vicaria de la solidaridad, Cruz roja y Admistia Internacional, nos sacaron de chile.

Llegamos a suecia primero, pero nos fuimos a Hungria.

Alli vivi mi infancia, aprendi a ablar hungaro y a amar la nieve. A disfrutar de los chocolates en navidad y amar a mi mejor amiga y loro.

Tambien fue en este tiempo cuando tratava de ganarle al voras recuerdo del valaso, y de gritar a toda fuerza mi pena y rabia, condimentada con mis saladas lagrimas, que segun mi abuela materna Rosa Amelia Vergara ( y su apellido arabe que no me acuerdo)que al visitarnos en Hungria vio que mis lagrimas me salian como chorros!.

Tengo lindos recuerdos de esos años, nuestras vacaciones en familia, mi canastito de mimbre con mi mono monchichi, mi hermano jugando con cuchillos a lo gitano, los regalitos que traia nuestro papa de sus viajes de formacion de redes solidarias con chile, para hacer presion.

Del arbol de pascua que se me callo ensima con adornos y todo.., de mi amiga Marcela y su mama que comia mantequiella a cucharadas jaja en fin.

Pero tambien recuerdo a mi madre por lo general sola con nosotros, corriendo a hacerme la ” papa rica”, peinando a mi hermano. Secando sus lagrimas , Asando un pedaso de queso en la llama de la cosina. Planchando y haciendole las maletas a mi papi. Peinando sus rulos. Leyendo cartas, escuchando al inti y los casett que llegaban con saludos de la familia, y el bailongo.

Llendo a comprar con migo detras y las volsas pesadas en sus manos. Levantandonos muy temprano para luego irse a travajar con los otros niños latinos.

Solita, muy solita ,con su dolor acumulado, sus alitas frescas, enserrada en un departamento sirviendo a su marido y a sus hijos.

Hasta que estas alas emplumadas ya no aguantaron mas y al estirarse movieron muros enraigados hace años en las conciencias de hombres estructurados y dueños de la verdad. Que intentaron con amenasas , chantajes inpedir que esta mujer alada volara. Ipocritamente escupian al cielo. Sin jamas ponerse en el lugar de la ”compañerita”. Como si no ubiese sido suficiente con el dolor causado por la dictadura , ahora ellos querian someter a mi madre a su voluntad.

Pero estas alas eran mas fuertes, nada las podia detener, ni el miedo, ni las fronteras. Se estiraron hacia el sol y volaron, y junto a ella nosotros. Yo mas incondicional que mi hermano, ya que el queria quedarse con papa`. Yo tenia pena por mi amiga, mi nieve, y tambien papa. Pero sabia que mi lugar era al lado de ella, claro como no si tan solo tenia 6 añitos encambio mi hermano ya tenia 12 años.

Efectivamente volamos al sol. O mas bien anduvimos en tren y en barco. Mi hermano tuvo que dejar en el camino su coleccion de cajetillas de cigarros..para alivianar la carga.

Fue triste ese viaje, mis padres se separaban para siempre, y nosotros arrancabamos una vez mas.

Mi madre de ves en cuando se ponia sus lentes grandes de los 70, eran morados/ azules. Hace poco me di cuenta que no eran solo para verse encachada ,sino para seguramente tambien para esconder sus ojos inchados de llanto.

Por suerte simpre hubo alguin que apoyo a mi madre y de paso a nosotros , de todas esas tias y tios me acuerdo con mucho cariño. Admiraban y amabana a mi padre tambien, pero una cosa no quita la otra.

Entre ellos estan la mama de mi mejor amiga de Hungria que si no me equivoco se llama Carmen, la tia Amarilis Huerta , la tia Tatiana, tio Claudio, los tios del Inti, el dirigente de la camara de diputados, La tia Juani y el tio Nivaldo.

Nunca me e olvidado de ustedes, son solcitos en mis recuerdos!

En el vuelo de mi madre, pasamos por Italia y luego por España. Fue duro ya que la plata era poca, y no salia nada de travajo, pero la buena voluntad y la solidaridad iluminaban nuestros dias.

Ademas en todos lados nos topabamos con niños , hijos de otros chilenos, y niños de otros paices.

La vida sigue rodando, con amiguitos, juguetitos, mascotitas, fruta , profesoras/ profesores, libros, ropita que va quedando chica, ( amores de adolecentes en el caso de mi hermano..).

Por suerte siempre senti que mi papi estava con nosotros, de echo nos escribia cartas, y cuando decidio volver a Chile fue a despedirse de nosotros.

Aparte que este sentimiento de amor de padre el lo avia cultivado tambien de antes, con sus cuentos,su ternura infinita, con sus canciones , regaloneos, juegos etc..

Me acuerdo que en España vi por primera ves en mi vida vi a una persona pobre o vagabundo. Era un hombre que estaba sentado en el suelo dandole pancito a las palomitas. Me acuerdo que pregunte mucho el porque. Ese dia cresi, y mi entendimiento por la lucha de mis padres tomo cuerpo y la mia comensaba.

Mi madre al darse cuenta de que no abia travajo, desidio volver a Chile.

Creo que esto fue al rededor del año 1982, La familia nos esperava, y el tata sol tambien!

Pudimos reencontrarnos con nuestros abuelos, tias/tios, primos/as y tambien con papa´!

Fue maravilloso.

Me costo acostumbrarme a la cebolla cosida ya que en europa siempre la comia cruda jaja. Me sentia gringa pero a la ves me sentia en casa.

Me acuerdo que echava de menos la nieve y ya me avia quedado clarito que la nieve de la cordillera era tan solo de los ricos.

Fui media sola de amigos en ese tiempo, pero tenia a mi primo Luis Eduardo Zelada Antequera con el que jugaba muchisimo.

Los fines de semana veiamos a mi papa`e ivamos a ver al resto de la familia a Maipu.

La distancia de la casa de mi abuela materna a la casa de mis abuelos paternos en maipu era larga, asique aveses yo preguntava a que pais ivamos ahora.

Era rico ir sentada al lado de mi papa en la micro escucharlo pensar, ya que aveses asia un ruidito cuando pensaba. Sentirle su olor rico, ver a mi hermano feliz. Jugar con el a que la micro era un caballo chucaro, porque si lo era!

El que me preguntara que desian los letreros para que practicara leer , el que me diera el besito de buenas noches y me contara algo que me hisiera dormir sobre nuves de azucar. Escuchar los desibeles de la radio moscu en la noche. Verlo retando a mi abuelo jajaj en fin , tener a papa serca!

Pero mi papi en este tiempo aun era buscado, tenia que esconderse de ves en cuando , cada vez eran menos los fines de semana en que lo podiamos ver , o por lo menos yo ya que mi hermano ya era mas grande e independiente y podia estar mas con el, ademas despues estudiava en la misma escuela en que mi papa travajaba.

Yo me recuerdo que aveses me quedaba pegada a la reja esperandole..y no llegaba.

Una vez fuimos a la plaza de armas y me compro un lindo quitasol de papel de muchos colores, i derrepente algo paso: llegaron los pacos y empesamos todos a correr. Entramos a la vicaria y me dijo que me quedara sentada en una vanquita esperarle. Entravan y entravan gentes en camilla, valiados, golpiados etc.

Tambien me acuerdo una vez que lo acompañe a la radio cooperativa y el algo hablo; yo chica estava toda emocionada de estar en la radio y de las perillas.

Pasaron unos poquitos años y fuimos como ya era tradicion , a pasar el año nuevo con la familia paterna. Abia un abiente tenso pero alegre, mucha emocion..yo no entendia porque.

Avian pasado ya algunos meses sin ver a papa`.

De pronto entra un auto a la casa de mis abuelos , y sale un bulto de la maletera si no me equivoco..

y ese bulto era mi papa´!

Fue muy emocionante! Que felicidad! Mi papito,.. esa vez fue la ultima vez que lo vi.

Año nuevo 1984/85.

Era marzo 1985, yo escuchaba una radio chica en mi piesa( tambien chica).

Algo escuche , me paresio que era la voz de mi papa`o su nombre. No hice mucho caso ya que sabia que el ablava aveses en la radio.

Pero esa noche soñe que yo y mi papa`entravamos al metro, yo tenia un globo en la mano. De pronto al acercarnos a las escaleras mecanicas el se sube y no me deja subier a mi, me dice que yo no lo puedo acompañar y me hace chao con la mano.

De pronto un cuchillo llega con velocidad a mi globo y se entierra en la pared, mi globo se revienta y empiesa a caer en pedasitos negros. Cuando dirijo mi mirada asi mi papa`,ya no estava.

Al otro dia en la tarde viendo televicion , monitos animados ; escucho llantos en el living, no era raro escuchar llantos asique no me asome para ver que pasaba, ademas como niña de 8 años no podia sacar mucha informacion de lo que estava pasando.

No me acuerdo bien del orden , pero entro mi mama , abrazandome me dio la noticia de que a mi papa lo avian acesinado. Al principio no entendi, pense que me estava ablando de mi abuelo. Tuvo que repetirme la noticia y me pidio que fuera fuerte.

Luego si no me equivoco entro mi hermano a abrazarme , le pregunte por Owana que era la mujer actual de mi papa`. Me dijo que ella estaba bien dentro de todo, o algo asi, a mi me dio mucha pena ella.

Luego entro mi abuelo materno Oscar Antequera Latrille, y luego el compañero de mi mama`Cesar Quezada Sepulveda.

Supe que era terrible lo que esta estava sucediendo y que ya no avia vuelta atras.

Ya no estava escondido por un tiempo, ahora ya no lo veria nunca mas!

Me largue a llorar y ya no pare. Nos fuimos a la casa de mi abuela materna. Me acuerdo que mi primo Lucho lalo me resibio muy triste y cariñosamente, esto creo que fue al dia siguiente en que avian encontrado sus cuerpos degollados. El de mi papa`,Jose Manuel Parada y de Santiago Nattino

Ese dia en que mi hermano y mi mama andavan moviendose por todos lados yo est.ava donde mi abuela materna y de pronto tocaron la puerta muy fuerte. Mi abuela abrio y eran unos tipos de terno , no me acuerdo que preguntaron pero a mi me dio muchisimo miedo, a sido la unica ves en que de verdad me chocabana las rodillas de miedo.

Yo lloraba mucho. Mi familia fue al gran entierro, yo no fui. No me llevaron por seguridad y para evitarme talves mas dolor.

Me acuerdo que ese tiempo despues del asesinato de mi papi corria todo como en camara lenta.

Falte arto tiempo al colegio. Me acuerdo cuando volvi mi amiga, si no me equivoco Alejandra, me resibio en sus brazos sin preguntar nada.

La cara de mi madre, de su compañero , de mi hermano cambio. Ahora eran tiempos de no dejar de respirar. De seguir pese a todo ,por esta vida.

Luego ocurrio algo raro, pero para mi maravilloso, mi mama estava embarazada y Owana tambien!

Tendria dentro de unos meses dos hermanitas!

Con Owana no tenia mucho contacto ya que aun dependia mucho de los adultos, tenia tan solo 9 añitos mas o menos.

Pero pensaba en ella y en su guata, y en mi papa`que se fue sin saber que tendria una hija maravillosa , que se llamaria Manuela Libertad Guerrero Madera.

Pero por suerte pude seguir el embarazo de mi madre y de el cresimiento de mi hermanita Montserrat Fedra Quezada Atequera.

Fue muy rico que ella llegara a mi vida, yo me comberti en su sombra y ella en la mia.

Ahora nada tenia mas importancia que mi hermanita menor.

Por suerte una amiga de mi papa me llevo a conoser a mi otra hermanita al hospital, mi madre estava esperando recuperarse del parto para llevarme a verla. Mis hermanas tienen dias de diferencia.

Me sentia muy privilegiada de que me llegaran dos hermanitas casi a la misma vez.

Eran tiempos muy tensos, los adultos andavan con cara de preocupados .

La economia cada vez era peor, abian apagones, caserolasos, paros y protestas casi todos los dias.

Un tarde llego mi hermano llorando o quejandose un poquito, abrian brotado alfin las lagrimas contenidas??

Abra terminado con su polola??

me preocupe y le fui a desir a mi mama , ella toco la puerta, entro y pego un grito algo contenido.

Que abra pasado ahora..?

A mi hermano de 14-15 años lo avian agarrado unos agentes de pinochet ,entre amenasas le avian pegado y quebrado la nariz, y lo avian dejado en la calle en puros calsoncillos.

El llego a casa como pudo y se encerro en su piesa.

Mi hermano era dirigente juvenil, muy activo en estos años. Ademas avia echo muchas denuncias desde que avian asecinado a nuestro padre.

Incluso le avia tratado de quitar el microfono a un obispo en la iglecia para denunciar de que a mi papa lo avian secuestrado.

Despues de este avuso , muchos de nuestros amigos nos cuidaban.

Creo que en este tiempo se ponia un auto afuera a amedrentar y a vijilarnos.

Por temor a mas represarias contra mi hermano porsobretodo, mi madre empeso a moverse para que nos sacaran de Chile nuevamente.

Mi hermano no queria. Peliava con mi madre por esto. El queria quedarse luchando en Chile.

Pero mi madre no soportava la idea de que le pudieran hacer algo peor.

Asique salimos de Chile por segunda vez, mi mama`,su compañero , mi hermanita Montse, mi hermano y yo.

Esta vez llegamos Suecia y nos quedamos.

Yo empese a aprender el sueco en la escuela.

Mi hermano se fue a vivir donde el hermano mayor de mi papa` Maximo Guerrero Ceballos ,a la Alemania Democratica DDR.

Despues de como 3 años volvimos a Chile tratando de hacer justicia, ya que se suponia que la democracia estava en camino.

Vivimos toda la fiesta del ”No”.

Yo ya entrava en mi adolecencia , y estoy feliz de averla vivido en Chile.

Pero luego de algunos años tuvimos que salir nuevamente de Chile.

Mi juventud empesava a tomar forma, devo confesar de que me sentia muy perdida. Nunca me falto el apoyo de mi familia, pero abia algo que no me dejava ser feliz.

En el afan de encontrar mi libertad empese a caer en una actitud algo autodestructora.

Siempre fui solidaria y cariñosa , pero mas con los demas que con migo misma.

Como la vida tiene sus altos y vajos, sin contar la posicion politica por la que optamos tener, me siguieron pasando cosas , talves mas ”comunes y corrientes”.

Lo unico que tengo claro esque quise conoser el dolor ,la rabia , el sentirse al margen, en vivo y en directo, no queria que me contaran o leer como era el ser marginado.

Quise conoser como era estar ahi , como era eso a lo cual llamabamos injusto, inhumano.

No pude conoserlo como espectadora sino me fui cada vez mas imbolucrando.

Asta el llegar a ser un poco parte de ella.

Pero los valores de mis padres , hermano, familia en general ya estavan en mi. Y como grillito de la conciencia me cantava de que devia salir de ahi, aparte me fui dando cuenta de que no lograba cambiar nada para el bien de nadie siendo yo tambien una victima del sistema.

Es complejo esto….,lo unico que se bien esque cada ves tenia menos auto estima, y que mis familiares y sus ideales me mantenian a flote.

No fueron muchos años de andar perdida. Pero fueron intensos y seguro muchos mas suaves que las de otros u otras , pero para mi cuerpo y alma fueron un exeso.

Mi distorcion se trata mas que nada en averme negado a mi misma , de caer en algunos vicios y ser atrapada por las garras del machismo.

Los valores de humanidad, de justicias social , amor, libertad ..me asian no caer mas ondo, si no siempre deves en cuando salir a respirar . Oxigenarme de ellos.

Sabia que el ser madre me alludaria mucho en mi recuperacion.

Lo fue y es ,pero mi metamorfosis tomo mucho mas tiempo de lo que me imaginava.

Ahora a los 32 años, madre de dos hijos, puedo porfin sacar enseñansas de tiempos pasados.

Ahi muchas cosas buenas que aprendi en ese tiempo de ”realidad cara a cara”, ahora solo se que devo prepararme mas para poder alludar de una manera mas profunda . Ademas de mas duradera.

Porque apesar de todo siempre esa a sido mi intencion ,querer alludar..solo que ahora comprendo de que devo empesar por mi misma…para que no me pase como me estava pasando…No saco nada tirarando me al mar a salvar a alguien si yo tampoco se nadar.

Pero lo mas importante es que por ultimo igual me tire, aunque no supiera nadar..y eso es amor!

No quedarse impavidos a las cosas que van pasando,luchar cada dia , aportar al cambio de una u otra forma!

Y ahora a coser mi flotadorsito, mientras sigo aprendiendo a nadar…!

Cariños America Erika Guerrero Antequera

A %d blogueros les gusta esto: