Inicio » Posts tagged '40 Años'

Tag Archives: 40 Años

Estamos conectados…El boom de Internet


Chilenos, cada día más conectados y menos habladores

La penetración a Internet alcanzó en 2014 el nivel más alto de su historia. Según informe de la Subtel, 64 de cada 100 personas está conectada a la red, de las cuales, el 78% lo hace de su smartphone. Estudio reveló que cada día los chilenos usan menos mensajería de texto y planes de voz y prefieren servicios como WhatsApp.

por Carlos González Isla – 10/04/2015 – 04:30

El avance de Internet en el país alcanzó niveles históricos. El año pasado los accesos a la red llegaron a 11,5 millones,  según un estudio de la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel) presentado ayer.

En total,  2,8 millones de nuevas conexiones se sumaron durante 2014, lo que representó un incremento de 32,5% respecto a 2013.

De acuerdo al estudio, el 78,2% de los accesos a Internet son móviles y provienen principalmente desde smartphones y 64,1 de cada 100 chilenos ya tiene acceso a la red.

A juicio del ministro Andrés Gómez-Lobo, el fenómeno se explica por “el desarrollo de tecnologías 3G y 4G, la alfabetización digital, las políticas de neutralidad de la red y la portabilidad” que han redundado en un mercado más dinámico y con precios más bajos.

Esta masificación de la red impactó en el número de minutos que los chilenos usan para llamar, gracias a aplicaciones como WhatsApp, entre otras, que permiten hacer hablar gratis (si está conectado a Wi Fi) o en forma más económica (si se hace vía un plan de datos).

“En el caso de la telefonía, el consumo promedio de minutos por habitante disminuyó 9,7%”, explicó que subsecretario de Telecomunicaciones, Pedro Huichalaf.

El tráfico de larga distancia internacional, que desde agosto de 2014 se consideran llamadas locales, también sigue cayendo por el efecto de las aplicaciones de mensajería o chat, también como WhatsApp y Line.

El fenómeno también alcanzó a la mensajería de texto y multimedia (SMS+MMS), que ha ido en descenso, con una caída acumulada de 20,2% entre 2013 y 2014.

Entre 2009 y 2014 el peak de mensajes fue de 196 millones (2011) y la cifra hoy va en 117 millones.

El balance del ministro Goméz-Lobo y el subsecretario Huichalaf, no solo se remitió a Internet, sino que también incluyó otros servicios  como telefonía y TV de pago.

A diciembre de 2013, los accesos a telefonía móvil alcanzaron  los 132,2 abonados por cada 100 habitantes. En esta área, los tres principales operadores, Entel, Movistar y Claro, mantienen el 96,6% del mercado.

En el área de la TV de pago, la penetración llegó al 52,1%.  Además, por primera vez, los accesos satelitales superaron a los alámbricos, representando el 51,1% del mercado. En los últimos 12 meses, en tanto, los suscriptores aumentaron 10%,  lo que significa que al menos 2,8 millones de chilenos tiene este tipo de servicio.

Memoria desclasificada.. 39.500 archivos , 407 fichas de víctimas de crímenes de lesa humanidad.


Presidente de la Corte Suprema debe autorizar que 39.500 archivos de la ex Colonia Dignidad se entreguen

7 abril, 2014 7:02 pm

Declaraciones las realizó director de la Corporación Parque por la Paz Villa Grimaldi, integrante de la “Mesa de la Mesa de Trabajo Colonia Dignidad”, Higinio Espergue, luego que el Ministro en Visita Jorge Zepeda desclasificara 407 fichas de víctimas de crímenes de lesa humanidad. Llamó a las Fuerzas Armadas a que “colaboren y entreguen toda la información de que disponen”. Teresa Izquierdo, Secretaria de la corporación llamó a los familiares a que se acerquen a los sitios de memoria a ver las fichas de sus familiares y mostró la de su marido detenido desaparecido: Hugo Daniel Díaz Videla. Juan René Maureira de Londres 38 señaló que las fichas podrán “aportar al esclarecimiento de muchos de los de casos de las víctimas de la dictadura”.

2014_04_07_fichas_colonia_dignidad_int2

La mesa de trabajo Colonia Dignidad informó hoy en el Palacio de los Tribunales de Justicia sobre la entrega de 407 fichas del archivo del ex reducto alemán, correspondientes a detenidos desaparecidos y ejecutados políticos que pasaron por los centros de tortura y exterminio de Villa Grimaldi, Londres 38, José Domingo Cañas y Venda Sexy durante la dictadura..

Los documentos fueron entregados por el juez Jorge Zepeda, quien lleva las causas por los crímenes de lesa humanidad cometidos en la Región del Maule, a solicitud formal de representantes de dichos sitios espacios de memoria.

Los documentos forman parte de un archivo integrado por 39.000 fichas incautadas en 2005 en el predio alemán, y que se han mantenido en reserva por el secreto del sumario en la causa que lleva Zepeda por asociación ilícita.

Las fichas entregadas corresponden a 229 personas que estuvieron en Villa Grimaldi, 93 en Londres 38, 59 en José Domingo Cañas y 26 en la casa de Irán con Los Plátanos (Venda Sexy), quienes se encuentran detenidas desaparecidas o fueron ejecutadas por la Dina.

La fichas entregadas son 407 y constituyen y quedan 38.500.

Al respecto, Margarita Romero, de la mesa de trabajo de Colonia Dignidad, dijo que el juez Zepeda le explicó que “las fichas están a resguardo y además están dentro de una causa que lleva y que todavía está en estado de sumario, por lo tanto, terminada la causa también nos manifestó la posibilidad de que estas fichas se hicieran públicas para conocer el contenido”.

2014_04_07_fichas_colonia_dignidad_int1

Por su parte, Higinio Espergue, director de la Corporación Parque por la Paz Villa Grimaldi y sobreviviente de ese centro manifestó que “para nosotros es muy importante esta información que se nos ha entregado, pero queremos que se nos garantice por parte del Presidente de la Corte Suprema que los 39.500 archivos sean entregados a la comunidad, sean abiertos y también nos interesa que las Fuerzas Armadas de una vez por todas colaboren y entreguen toda la información de que disponen, porque han entregado parcialmente información, hubo informe Rettig, informe Valech, Mesa de Diálogo y siempre ha sido parcial y a goteras. Tienen que de una vez por todas entregar toda la información al país”.

Espergue destacó que “ésta fue una dictadura cívico militar, a todos los civiles que estuvieron involucrados, que hoy tienen cargos, responsabilidades, es un deber entregar la información para esclarecer la verdad y la justicia. Y si sólo hoy sabemos esto es porque ha habido impunidad y un pacto de silencio y eso no lo podemos permitir, por eso apoyamos esta campaña por desclasificar toda la información”.

En la oportunidad Teresa Izquierdo, secretaria de la Corporación Parque por la Paz Villa Grimaldi, esposa del detenido desaparecido Hugo Daniel Díaz Videla, mostró la ficha de su marido, la única que pudo ser mostrada, dado que las organizaciones de derechos humanos decidieron no hacerlas públicas hasta que no sean vistas primero por los familiares de las víctimas.

Teresa expresó que “las fichas estarán en los respectivos sitios de memoria para que cada familiar los vaya a consultar, en la ficha de mi marido hay antecedentes de su detención, hay fotocopias de prensa y no hemos tenido tiempo para estudiarlas, es un tema bastante delicado, nosotros pensamos que vamos a tener antecedentes como para reabrir procesos”.

“Las fichas hablan de la detención, de testigos de la detención, de lo que le sucedió cuando estaba en la Villa Grimaldi y posteriormente habla que a él lo sacaron de ahí con destino desconocido. Habemos muchos familiares que pensamos que fueron a la Colonia Dignidad, por eso es que es tan importante esta desclasificación”, indicó Izquierdo.

Consultada que significaba para las familias tener acceso a esta información que sabían que existía, Izquierdo se mostró emocionada y expresó “no tengo palabras para manifestarlo. Estoy un poco bloqueada, es una emoción fuerte, porque van a ser 40 años desde que fue detenido, tenía 21 años, era un joven hermoso y bueno, uno siempre se está reencontrando con la historia y siempre aparece. Estas fichas se encontraron el año 2005 y esto nos permite acercarnos más a la verdad”, expresó visiblemente emocionada”.

“Es conmovedor, es duro, pero también puede abrir una puerta, el caso de mi marido está abierto en este momento porque él es parte de la lista de los 119 de la “Operación Colombo” y se acaba de reabrir acerca de los civiles que participaron en el terrorismo de Estado, porque esto también fue un montaje periodístico”, señaló.

“Mi marido fue detenido en la calle un 14 de febrero un día especial para las parejas y lo que yo supe después es que lo llevaron a la Villa Grimaldi, a él lo balearon, llegó baleado a la Villa Grimaldi, pero se recuperó según los testigos y a fines de ese mes fueron llevados encadenados con un grupo hacia un destino desconocido. Nunca más tuve noticias de él, la verdad es que él estaba en la resistencia, luchando contra la dictadura, era un hombre maravilloso, estaba lleno de energía, de fuerza de pasión”, recordó.

2014_04_07_fichas_colonia_dignidad_int3

“Yo creo que la mayoría de los familiares de los detenidos desaparecidos siempre se les ha cruzado por la cabeza que a lo mejor terminaron en la Colonia Dignidad. Esto es un aporte importante, porque siempre andamos buscando el destino final, saber qué pasó”, concluyó.

Por su parte, Juan René Maureira representante del sitio de memoria Londres 38 indicó que esto se enmarca dentro de un esfuerzo que estamos haciendo las organizaciones de derechos humanos y sitios de memoria “exigiendo la reapertura de los archivos que tienen que ver con la represión. Respecto al secreto de Estado y razones de seguridad nacional, nosotros hemos sostenido desde hace varios años que cuando se trata de crímenes de lesa humanidad las convenciones internacionales y las mismas organizaciones de derechos humanos han señalado que no puede haber secreto de Estado, ni mucho menos invocar razones de seguridad porque se trata de información súper relevante para el país, para la sociedad entera. A cuarenta años del golpe de Estado es un momento en que la sociedad tiene derecho a exigir que se abran estos archivos para conocer la realidad sobre cómo operó el terrorismo de Estado en Chile”.

Maureira agregó que las fichas “dan cuenta del grado de coordinación que tenía la Dina con Colonia Dignidad y otros organismos de seguridad y de inteligencia de la dictadura”.

“Esto demuestra que los archivos de la represión existen, o sea Colonia Dignidad acumuló 39 mil fichas sobre casos de detenidos desaparecidos y ejecutados y no sabemos quizás si además hay otra información relevante sobre la represión y por lo tanto nos permite sostener que así como existen archivos en Colonia Dignidad, perfectamente pueden existir archivos en otros organismos del Estado como las Fuerzas Armadas, los organismos de la policía y ministerios”, puntualizó.

“En el caso de las Fuerzas Armadas se sigue sosteniendo que esa información no existe – aseguró el representante de Londres 38-, y en ese caso nosotros queremos saber bajo que amparo legal se eliminó esa información y quienes son los responsables de esa eliminación”.

“Consideramos que el pleno conocimiento de los documentos encontrados en Colonia Dignidad podrá aportar al esclarecimiento de muchos de los de casos de las víctimas de la dictadura y de la práctica del terrorismo de Estado al que fue sometido nuestro país”, consignó la mesa de trabajo de Colonia Dignidad en una nota de prensa.

La instancia anunció que adhiere a la campaña de apertura de archivos de Londres 38, Espacio de Memorias, que también incluye la desclasificación de los documentos de las Fuerzas Armadas y de las Comisiones Rettig y Valech, entre otros, y reconoce los esfuerzos que han realizado otros sitios de memoria y las agrupaciones de familiares de detenidos desaparecidos y ejecutados políticos en pro de la apertura de archivos, incluido el de Colonia Dignidad.

“Los integrantes de la mesa de trabajo valoramos la entrega de las fichas por parte del juez Zepeda y reiteramos nuestro compromiso de seguir pugnando por la apertura de las fichas de miles de personas que fueron víctimas de la represión, así como la totalidad de los documentos, de los que se desprende la profunda complicidad que existió entre la Dina y los jerarcas de Colonia Dignidad, quienes hasta ahora no han sido condenados por los delitos de lesa humanidad en los que participaron”, declaró la entidad.

En tanto, Hilda Garcés, de la Casa de Memoria José Domingo Cañas señaló que desde hace un año “llevamos una investigación, al principio habían 50 detenidos desaparecidos de este lugar y con esta investigación que realiza un investigador nuestro llevamos 58 detenidos desaparecidos”.

Sadi Arenas, historiador del sitio memoria José Domingo Cañas explicó que las fichas estaban en Colonia Dignidad “porque los jerarcas de Colonia Dignidad actuaban prácticamente como un sitio de inteligencia. Este es un método que provenía de la Segunda Guerra Mundial en que se fichaban a todos los que eran susceptibles o ser o enemigos”.

Contacto
Carlos Antonio Vergara
9 573 85 69
Encargado de comunicaciones
Corporación Parque por la Paz Villa Grimaldi

Fragmentos/Memorias/Imágenes a 40 Años del Golpe


Fragmentos/Memorias/Imágenes a 40 Años del Golpe

Publicado en 23 mayo, 2013 de verdeolivo

Tomado de http://eldesconcierto.cl

Por Kena Lorenzini

En el año 1984 la dictadura censuró la fotografía en los medios de comunicación de oposición durante cuatro meses. Sólo se tiene conocimiento de un evento similar en los tiempos del nazismo. Fuerte y claro, la fotografía estaba siendo un arma efectiva para delatar los atropellos de la dictadura y también la lucha que se daba desde distintos territorios, y de variadas formas.Hay fotógrafos desaparecidos en dictadura, y uno muerto por una patrulla militar mientras tomaba fotografías: Christian Montecino en 1973. Más de unoperdió la vista de uno de sus ojos, otrxs heridxs a bala, algunxs fuimos detenidos más de cuatro o cinco veces, y casi todxs amenazados. Los “gurkas” (civiles) se dedicaban a seguirnos, golpearnos, intimidarnos, pero aun así seguimos trabajando, entregando lo que hoy es parte de nuestra historia, que hoy es memoria: existen imágenes que dan cuenta de lo que ocurría en dictadura.Esa memoria está en este reportaje, donde vemos imágenes: la de un muerto flotando en el Río Mapocho (en provincias algunxs creían que era un mito); también las heridas en La Moneda; podemos leer en una fotografía “los detenidos serán despachados” (¿los bultos?); una mujer defendiendo una barricada, que es sólo Marco Ugarte Christian Montecinos Luis Navarro Kena Lorenzini“FRAGMENTOS/MEMORIAS/ IMÁGENES a 40 años del golpe”Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, Santiago. Desde el 11 de enero al 30 de junio. Hará itinerancia por Chile y el extranjero durante este año enque se conmemoran los 40 años del golpe cívico/militar de 1973. una imagen de tantas de las mujeres que tuvieron un rol vital en la defensa de los Derechos Humanos; militares quemando libros; un anciano; una grupo de guerrilla entrenando; una madre con su hijo enfrentada a militares camuflados. Si en una de las llamadas Protestas Nacionales la dictadura sacó a 18 mil militares a la calle.En Santiago estaban por todos lados, Plaza Italia, poblaciones, rotondas, pasos bajo nivel; incluso tuvieron que traerlos desde el norte con sus uniformes caqui. Milicos carapintadas, algunos eran jóvenes asustados, otros prepotentes tras sus armas. Estas fotografías son sólo algunas de la exposición “FRAGMENTOS/MEMORIAS/ IMÁGENES a 40 años del golpe” que estará hasta el 30 junio en el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, en Santiago, una muestra de más de 100 fotografías, que pertenecen fundamentalente al archivo del museo donadas por algunxs de nosotrxs, “lxs fotógrafxs de la dictadura”.Esta muestra, que tuve el privilegio de curar junto a un equipo del Museo, tuvo dos ejes principales: mostrar a las personas anónimas que vivieron en dictadura, y hacer un homenaje a lxs fotógrafxs. Eso es lo que encontrarán, la memoria del pueblo anónimoTwitter https://mobile.twitter.com/verde_olivoShare this:

vía Fragmentos/Memorias/Imágenes a 40 Años del Golpe.

A 40 Años. Piñera, la Alianza y el pasado


Piñera, la Alianza y el pasado

 
 

La conmemoración de los 40 años del Golpe de Estado significó algo más que un trago amargo para la centroderecha. La intensidad de la cobertura mediática y de su tenor fue dejando al oficialismo en una posición cada vez más incómoda, hasta el punto en que ahogó cualquier intento por ‘explicar’ o siquiera ‘contextualizar’ el 11 de septiembre y la consecuente dictadura militar. Así, entre los sucesivos perdones y autocríticas transversales se fue gestando un ánimo de derrota moral e histórica sin apelaciones, que paradójicamente vino a ser coronado por la ofensiva comunicacional del Presidente Piñera y su dura referencia a la ‘complicidad’ de su sector.

Más allá de cualquier intencionalidad posible, lo cierto es que este desmarque crítico de La Moneda dejó a Evelyn Matthei como la principal perjudicada, prisionera de un estado de ánimo colectivo que la centroizquierda supo agudizar y aprovechar en la perspectiva del escenario electoral ad portas.

En los hechos, el costo en términos de imagen pública ha sido enorme para la Alianza y su opción presidencial; el desgarro simbólico y ético instalado en el país dejó las debilitadas perspectivas de la centroderecha nuevamente en ascuas, forzada a un guión incómodo y poco creíble, y con las posibilidades de recomposición identitaria cada vez más febles.

Santiago 12/09/13  El Presidente de la Repœblica

En rigor, esta conmemoración del Once puso al oficialismo en un punto muerto, sentado otra vez por la historia en el banquillo de los acusados, y sin un diseño político para responder ante el ambiente de querella. La constatación de su orfandad moral reforzó la línea divisoria entre aquellos que buscan permanecer fieles a un legado cada día más indefendible, y los que insisten en la necesidad de romper de una vez por todas las complicidades ideológicas y emocionales con la ‘obra’ del régimen militar. Una controversia largamente postergada, que irrumpió ahora de manera aguda en el peor de los momentos: a dos meses de una elección presidencial y parlamentaria donde todos los pronósticos muestran un escenario muy cuesta arriba.

La encrucijada reabierta en la Alianza ha dejado, definitivamente, al descubierto los costos de no haber asumido a tiempo este desafío. Era evidente que este proceso debería asumirse tarde o temprano y que, inevitablemente, generaría costos políticos y fracturas internas. Pero al final, la ilusoria esperanza de la postergación permanente llevó a la derecha a estrellarse contra el muro; un muro impuesto en esta oportunidad no sólo por la capacidad de la izquierda y de los medios de mantener viva la llama del pasado, sino que por un Presidente de la República que decidió que éste era precisamente el momento y la circunstancia para provocar un quiebre definitivo en su sector y comenzar a reconstruir en la perspectiva del mediano y el largo plazo.

Sebastián Piñera fue, al final del día, el gran ganador de la jornada. Fiel a sus convicciones de siempre y quizás con la certidumbre de que la elección igual está perdida, apostó todo su capital político a la tarea de realizar ahora aquello que su sector prefirió esquivar por 23 años. Se jugó su carta más audaz y significativa en el momento más difícil e instaló un escenario en el que, a partir de marzo, puede empezar a cosechar los beneficios. La Alianza por Chile se mira hoy a sí misma en el espejo de sus cuentas pendientes, pero tiene en el único liderazgo que seguramente sobrevivirá a lo que se avecina, a quien sin manchas ni ‘complicidades pasivas’ en los horrores pretéritos, decidió al fin que la espera ha terminado.

 

40 años del Golpe…Milton Juica, ministro de la Suprema y el mea culpa judicial por DD.HH.


6 DE SEPTIEMBRE DE 2013

Milton Juica, ministro de la Suprema, y el mea culpa judicial por DD.HH.:

“Es una mentira del porte de una catedral los que dicen que no sabían lo que estaba pasando”

El magistrado, quien culminó con la investigación judicial del ‘caso Degollados’, entra en el tema de las culpas de la Justicia que hoy se abordará en el Pleno de la Suprema. “Mucha gente tenía miedo, para otros les era indiferente, otros creían que era bueno que pasara y otros estaban convencidos que la represión debía ser más fuerte aún”, señala. Y cree, eso sí, que ahora se ha avanzado tanto que “si Pinochet estuviera vivo, seguramente estaría condenado”.

 
 
 

El Presidente Sebastián Piñera en una entrevista el fin de semana pasado, fustigó a los tribunales de justicia por su papel en la dictadura: “Hubo jueces que se dejaron someter y que negaron recursos de amparo que habrían permitido salvar tantas vidas”. Una deuda que sigue latente, porque la judicatura de esos años no defendió a las personas detenidas, torturadas o asesinadas. Por lo mismo, y en un gesto no menor, la Asociación de Magistrados ayer pidió perdón “a las víctimas, sus deudos y a la sociedad chilena” porque, en su mayoría, los jueces —durante los 17 años de represión— miraron para el techo. Es más, en el pleno de hoy el máximo tribunal analizará la declaración y emplazamiento que les hicieron los magistrados en este tema.

Pero no todos los jueces hicieron oídos sordos. El ministro Milton Juica tuvo en sus manos dos causas emblemáticas —el ‘caso Degollados’ y Operación Albania— y siempre ha tenido una visión crítica de lo que hizo la mayoría de sus pares en dictadura, lo que le valió el veto de la derecha en 1998 para ascender a la Corte Suprema, el cual logró romper el 2001 y ser, incluso, presidente del máximo tribunal.

A la hora de los balances por los 40 años del Golpe Militar, su análisis es certero: “Al poco tiempo era clarísimo que había una represión total, que había detenciones totalmente ilegales, una tortura permanente (…) los tribunales consultaban al Ministerio del Interior, éste decía que la persona no estaba detenida y si lo estaba, que era en virtud del estado de sitio. Bastaba ese informe para aceptar que era así”.

-¿Cree que la ciudadanía perdonó al Poder Judicial?
-No es un problema de perdón, sino de críticas más que justificadas. Esperaban que sus derechos fundamentales fueran mejor asegurados y no lo obtuvieron. A las autoridades no se les perdona, se les critica y juzga por lo que hicieron y no hicieron y, en la época más difícil de la dictadura, la gente no tuvo tutela judicial en la defensa de sus derechos fundamentales. Aquí hay mucha gente que dice que no sabía lo que estaba pasando y eso es una mentira del porte de una catedral. Todas las personas que vivieron en esos años, sobre los 15, 16, 18 años, sabían perfectamente que se estaba viviendo una situación atroz. Una persona medianamente informada, con discernimiento, no podía ignorar lo que estaba sucediendo.

-¿Se refiere a nivel país o solamente al Poder Judicial?
-¡A todos! No sólo al Poder Judicial. Nadie puede decir que esto de los desaparecidos era mentira, que las torturas eran mentira, que las casas de seguridad eran mentira, una persona mínimamente informada estaba consciente de lo que pasaba. Lo que sucede es que mucha gente tenía miedo, para otros les era indiferente, otros creían que era bueno que pasara y otros estaban convencidos que la represión debía ser más fuerte aún. Tengo un documento, que siempre lo he guardado (toma una carpeta de su escritorio, la revisa y saca un papel) ¡es brutal!, es del año ‘78, la declaración del comité permanente de la Conferencia Episcopal de Chile, dice: “Lamentamos tener que decir que hemos llegado a la convicción de que muchos, sino todos los detenidos desaparecidos, han muerto al margen de toda ley”. A mí me parecía que había que actuar y eso era investigando.

En la medida que los tribunales están ejerciendo sus funciones en esas causa, no hay impunidad. Eso no significa que todas vayan a tener un resultado positivo, nadie puede asegurar una sentencia ganada.

-¿Hubo mucha frustración por las trabas para avanzar en las causas?
-Asumí la causa de los degollados que llevaba el ministro (José) Cánovas que había jubilado, dije que iba a poner todas mis capacidades en el conocimiento de los hechos, investigué todo lo que pude, hice todo lo que pude y hubo un buen resultado. En la investigación que hizo Carlos Cerda hubo probablemente una gran frustración, todo lo que había hecho le fue dejado sin efecto por los tribunales de la época, pero sirvió de fuente para muchos procesos y ministros en visita, porque era un expediente que determinó comportamientos y nombres. Después aparece Sergio Muñoz que hace una investigación extraordinaria y remece todo.

-Por los 40 años del Golpe los mea culpa están a la orden del día en todos los sectores…
-Estos mea culpa debieron haberse producido mucho  antes, dicen ahora lo que debieron haber creído 20 o 30 años atrás.

-¿Ha habido justicia y verdad o hay una tarea pendiente?
-Todavía hay casos que están en investigación, pero que existan tareas pendientes no significa que haya un cierto grado de impunidad. El tiempo es muy delicado en materia penal, pero es importante para llegar a la verdad. Hay una conducta permanente de la jurisdicción actual de llegar hasta los últimos resultados y sancionar a quienes deben serlo. El Poder Judicial actual ha tenido mejores resultados que cualquier otro país de la región en materia de DD.HH.

-A veces parece más una respuesta para salir de las críticas…
-Casi todos los países de América Latina tuvieron una dictadura y una política de exterminio. Aquí no ha habido ánimo para perdonar legislativamente, los tribunales han considerado que los principios de DD.HH. establecidos en Tratados Internacionales rigen y, por lo tanto, su afán de investigación, de descubrir la verdad, de sancionar a los responsables se ha mantenido. Tenemos 29 ministros en visita, 216 sentencias se han dictado y 143 con sentencia ejecutoriada.

-¿No hay impunidad entonces?
-En la medida que los tribunales están ejerciendo sus funciones en esas causa, no hay impunidad. Eso no significa que todas vayan a tener un resultado positivo, nadie puede asegurar una sentencia ganada.

-¿Y la sensación colectiva de que no se ha castigado a los culpables se debe a que Augusto Pinochet murió sin ser condenado?
-Sólo en un caso demostró que estaba en situación mental —la demencia subcortical— y se le aceptó el sobreseimiento, pero murió con causas pendientes, porque con posterioridad empezó a demostrar que, a pesar de haber sido declarado inimputable, se comportaba como una persona con plena capacidad mental, con actividades de una persona normal, por lo que en los siguientes procesamientos no hubo esa clemencia. Él estaba procesado cuando murió y si estuviera vivo, seguramente estaría condenado.

TIRA Y AFLOJA

-Usted lo vivió ¿Está vigente el veto de la derecha a los jueces de causas de DD.HH.?
-Encuentro la expresión veto muy fuerte. La oportunidad que tiene el Senado de hacer el análisis sobre la idoneidad de un ministro es válida, lo que me parece tergiversa el sentido constitucional es que se consideren las razones de un tribunal para decidir sobre un conflicto. Eso entra en lo más importante que tiene un juez, su independencia, significa que el ministro supremo futuro tiene que pensar muy bien lo que va a resolver para no enemistarse y eso es lo grave.

-Algunos casos…
-¡El mío! Fui el primer caso en que se rechazó la designación del Presidente, en circunstancia que no había ningún reproche de mi conducta moral ni profesional, reunía todos los requisitos, no había ningún pero en mi carrera. Es lícito que haya presumido que se tuvo en consideración la manera como yo enfrentaba el derecho, especialmente en la protección de las garantías constitucionales.

-Y eso sigue vigente…
-Ahí están los casos de Carlos Cerda y Alfredo Pfeiffer, se les rechazó por su manera de entender el derecho, esa es la realidad.

-En la Corte Suprema hay quienes critican que el Senado esté involucrado en la designación…
-Los nombramientos siempre han sido complejos. Siempre se utilizó el sistema mixto, previsto para Presidentes que duraban seis años y así se podían producir hipotéticamente los equilibrios ideológicos. Cuando se planteó la modificación la Corte informó que no debía alterarse el sistema, porque podía haber politización.

-Este año el tema de los ascensos ha sido complejo…
-Todos los gobiernos se han demorado y hay demora porque, al final, tiene que haber un acuerdo político. Cuando se producen divergencias de carácter político pueden verse afectados quienes tienen una mayor relevancia jurídica respecto de quienes no tienen ninguna, porque crean menos problemas. Lo que me preocupa es que por este tira y afloja alguien que está en el mismo grado, en el mismo merecimiento, se le prive de ascender por una cuestión contingente.

-El presidente Piñera tiene una quina que tiene el nombre del juez Cerda nuevamente ¿hay un clima más favorable para su ascenso?
-No quiero dar una opinión, no me parece prudente. Solamente diré que todas las personas que están en una quina, si fue propuesta por la Corte Suprema, es merecedora de ocupar el cargo que está vacante.

¿Comparte la idea que el compromiso absoluto de los jueces con la defensa de los DD.HH. sea requisito para ascender a la Suprema?
-No voy a cometer la imprudencia de decir que un colega está equivocado y espero que también me consideren a mí como opinión válida. La idoneidad moral de las personas es lo que interesa, pero puntos de vista tenemos todos y en materia de DD.HH. hay reglas básicas fundamentales que recoge el derecho internacional, que son superiores a cualquier opinión.

-¿Y si un juez denegó justicia?
-Habría que ver si lo hizo o no. La denegación de justicia es no hacer justicia, no hacer nada, pero si conociendo un  asunto resuelve de una manera determinada, no está denegando justicia, sino que aplicando lo que cree que es la justicia.

http://www.elmostrador.cl/pais/2013/09/06/es-una-mentira-del-porte-de-una-catedral-los-que-dicen-que-no-sabian-lo-que-estaba-pasando/

 

 
 
A %d blogueros les gusta esto: