Inicio » Posts tagged 'Derechos Humanos'

Tag Archives: Derechos Humanos

Memoria desclasificada.. 39.500 archivos , 407 fichas de víctimas de crímenes de lesa humanidad.


Presidente de la Corte Suprema debe autorizar que 39.500 archivos de la ex Colonia Dignidad se entreguen

7 abril, 2014 7:02 pm

Declaraciones las realizó director de la Corporación Parque por la Paz Villa Grimaldi, integrante de la “Mesa de la Mesa de Trabajo Colonia Dignidad”, Higinio Espergue, luego que el Ministro en Visita Jorge Zepeda desclasificara 407 fichas de víctimas de crímenes de lesa humanidad. Llamó a las Fuerzas Armadas a que “colaboren y entreguen toda la información de que disponen”. Teresa Izquierdo, Secretaria de la corporación llamó a los familiares a que se acerquen a los sitios de memoria a ver las fichas de sus familiares y mostró la de su marido detenido desaparecido: Hugo Daniel Díaz Videla. Juan René Maureira de Londres 38 señaló que las fichas podrán “aportar al esclarecimiento de muchos de los de casos de las víctimas de la dictadura”.

2014_04_07_fichas_colonia_dignidad_int2

La mesa de trabajo Colonia Dignidad informó hoy en el Palacio de los Tribunales de Justicia sobre la entrega de 407 fichas del archivo del ex reducto alemán, correspondientes a detenidos desaparecidos y ejecutados políticos que pasaron por los centros de tortura y exterminio de Villa Grimaldi, Londres 38, José Domingo Cañas y Venda Sexy durante la dictadura..

Los documentos fueron entregados por el juez Jorge Zepeda, quien lleva las causas por los crímenes de lesa humanidad cometidos en la Región del Maule, a solicitud formal de representantes de dichos sitios espacios de memoria.

Los documentos forman parte de un archivo integrado por 39.000 fichas incautadas en 2005 en el predio alemán, y que se han mantenido en reserva por el secreto del sumario en la causa que lleva Zepeda por asociación ilícita.

Las fichas entregadas corresponden a 229 personas que estuvieron en Villa Grimaldi, 93 en Londres 38, 59 en José Domingo Cañas y 26 en la casa de Irán con Los Plátanos (Venda Sexy), quienes se encuentran detenidas desaparecidas o fueron ejecutadas por la Dina.

La fichas entregadas son 407 y constituyen y quedan 38.500.

Al respecto, Margarita Romero, de la mesa de trabajo de Colonia Dignidad, dijo que el juez Zepeda le explicó que “las fichas están a resguardo y además están dentro de una causa que lleva y que todavía está en estado de sumario, por lo tanto, terminada la causa también nos manifestó la posibilidad de que estas fichas se hicieran públicas para conocer el contenido”.

2014_04_07_fichas_colonia_dignidad_int1

Por su parte, Higinio Espergue, director de la Corporación Parque por la Paz Villa Grimaldi y sobreviviente de ese centro manifestó que “para nosotros es muy importante esta información que se nos ha entregado, pero queremos que se nos garantice por parte del Presidente de la Corte Suprema que los 39.500 archivos sean entregados a la comunidad, sean abiertos y también nos interesa que las Fuerzas Armadas de una vez por todas colaboren y entreguen toda la información de que disponen, porque han entregado parcialmente información, hubo informe Rettig, informe Valech, Mesa de Diálogo y siempre ha sido parcial y a goteras. Tienen que de una vez por todas entregar toda la información al país”.

Espergue destacó que “ésta fue una dictadura cívico militar, a todos los civiles que estuvieron involucrados, que hoy tienen cargos, responsabilidades, es un deber entregar la información para esclarecer la verdad y la justicia. Y si sólo hoy sabemos esto es porque ha habido impunidad y un pacto de silencio y eso no lo podemos permitir, por eso apoyamos esta campaña por desclasificar toda la información”.

En la oportunidad Teresa Izquierdo, secretaria de la Corporación Parque por la Paz Villa Grimaldi, esposa del detenido desaparecido Hugo Daniel Díaz Videla, mostró la ficha de su marido, la única que pudo ser mostrada, dado que las organizaciones de derechos humanos decidieron no hacerlas públicas hasta que no sean vistas primero por los familiares de las víctimas.

Teresa expresó que “las fichas estarán en los respectivos sitios de memoria para que cada familiar los vaya a consultar, en la ficha de mi marido hay antecedentes de su detención, hay fotocopias de prensa y no hemos tenido tiempo para estudiarlas, es un tema bastante delicado, nosotros pensamos que vamos a tener antecedentes como para reabrir procesos”.

“Las fichas hablan de la detención, de testigos de la detención, de lo que le sucedió cuando estaba en la Villa Grimaldi y posteriormente habla que a él lo sacaron de ahí con destino desconocido. Habemos muchos familiares que pensamos que fueron a la Colonia Dignidad, por eso es que es tan importante esta desclasificación”, indicó Izquierdo.

Consultada que significaba para las familias tener acceso a esta información que sabían que existía, Izquierdo se mostró emocionada y expresó “no tengo palabras para manifestarlo. Estoy un poco bloqueada, es una emoción fuerte, porque van a ser 40 años desde que fue detenido, tenía 21 años, era un joven hermoso y bueno, uno siempre se está reencontrando con la historia y siempre aparece. Estas fichas se encontraron el año 2005 y esto nos permite acercarnos más a la verdad”, expresó visiblemente emocionada”.

“Es conmovedor, es duro, pero también puede abrir una puerta, el caso de mi marido está abierto en este momento porque él es parte de la lista de los 119 de la “Operación Colombo” y se acaba de reabrir acerca de los civiles que participaron en el terrorismo de Estado, porque esto también fue un montaje periodístico”, señaló.

“Mi marido fue detenido en la calle un 14 de febrero un día especial para las parejas y lo que yo supe después es que lo llevaron a la Villa Grimaldi, a él lo balearon, llegó baleado a la Villa Grimaldi, pero se recuperó según los testigos y a fines de ese mes fueron llevados encadenados con un grupo hacia un destino desconocido. Nunca más tuve noticias de él, la verdad es que él estaba en la resistencia, luchando contra la dictadura, era un hombre maravilloso, estaba lleno de energía, de fuerza de pasión”, recordó.

2014_04_07_fichas_colonia_dignidad_int3

“Yo creo que la mayoría de los familiares de los detenidos desaparecidos siempre se les ha cruzado por la cabeza que a lo mejor terminaron en la Colonia Dignidad. Esto es un aporte importante, porque siempre andamos buscando el destino final, saber qué pasó”, concluyó.

Por su parte, Juan René Maureira representante del sitio de memoria Londres 38 indicó que esto se enmarca dentro de un esfuerzo que estamos haciendo las organizaciones de derechos humanos y sitios de memoria “exigiendo la reapertura de los archivos que tienen que ver con la represión. Respecto al secreto de Estado y razones de seguridad nacional, nosotros hemos sostenido desde hace varios años que cuando se trata de crímenes de lesa humanidad las convenciones internacionales y las mismas organizaciones de derechos humanos han señalado que no puede haber secreto de Estado, ni mucho menos invocar razones de seguridad porque se trata de información súper relevante para el país, para la sociedad entera. A cuarenta años del golpe de Estado es un momento en que la sociedad tiene derecho a exigir que se abran estos archivos para conocer la realidad sobre cómo operó el terrorismo de Estado en Chile”.

Maureira agregó que las fichas “dan cuenta del grado de coordinación que tenía la Dina con Colonia Dignidad y otros organismos de seguridad y de inteligencia de la dictadura”.

“Esto demuestra que los archivos de la represión existen, o sea Colonia Dignidad acumuló 39 mil fichas sobre casos de detenidos desaparecidos y ejecutados y no sabemos quizás si además hay otra información relevante sobre la represión y por lo tanto nos permite sostener que así como existen archivos en Colonia Dignidad, perfectamente pueden existir archivos en otros organismos del Estado como las Fuerzas Armadas, los organismos de la policía y ministerios”, puntualizó.

“En el caso de las Fuerzas Armadas se sigue sosteniendo que esa información no existe – aseguró el representante de Londres 38-, y en ese caso nosotros queremos saber bajo que amparo legal se eliminó esa información y quienes son los responsables de esa eliminación”.

“Consideramos que el pleno conocimiento de los documentos encontrados en Colonia Dignidad podrá aportar al esclarecimiento de muchos de los de casos de las víctimas de la dictadura y de la práctica del terrorismo de Estado al que fue sometido nuestro país”, consignó la mesa de trabajo de Colonia Dignidad en una nota de prensa.

La instancia anunció que adhiere a la campaña de apertura de archivos de Londres 38, Espacio de Memorias, que también incluye la desclasificación de los documentos de las Fuerzas Armadas y de las Comisiones Rettig y Valech, entre otros, y reconoce los esfuerzos que han realizado otros sitios de memoria y las agrupaciones de familiares de detenidos desaparecidos y ejecutados políticos en pro de la apertura de archivos, incluido el de Colonia Dignidad.

“Los integrantes de la mesa de trabajo valoramos la entrega de las fichas por parte del juez Zepeda y reiteramos nuestro compromiso de seguir pugnando por la apertura de las fichas de miles de personas que fueron víctimas de la represión, así como la totalidad de los documentos, de los que se desprende la profunda complicidad que existió entre la Dina y los jerarcas de Colonia Dignidad, quienes hasta ahora no han sido condenados por los delitos de lesa humanidad en los que participaron”, declaró la entidad.

En tanto, Hilda Garcés, de la Casa de Memoria José Domingo Cañas señaló que desde hace un año “llevamos una investigación, al principio habían 50 detenidos desaparecidos de este lugar y con esta investigación que realiza un investigador nuestro llevamos 58 detenidos desaparecidos”.

Sadi Arenas, historiador del sitio memoria José Domingo Cañas explicó que las fichas estaban en Colonia Dignidad “porque los jerarcas de Colonia Dignidad actuaban prácticamente como un sitio de inteligencia. Este es un método que provenía de la Segunda Guerra Mundial en que se fichaban a todos los que eran susceptibles o ser o enemigos”.

Contacto
Carlos Antonio Vergara
9 573 85 69
Encargado de comunicaciones
Corporación Parque por la Paz Villa Grimaldi

Anuncios

Mujeres del Siglo XX.Mamá pudo votar cuando ya era cinco veces madre. 1952


Historia de la mujer en Chile. La conquista de sus derechos políticos en el siglo XX (1900-1952).

por Adolfo Pardo
Artículo publicado el 01/05/2001

Durante los 50 primeros años del siglo XX, el aspecto más destacable de la historia de la mujer chilena corresponde a la llamada «emancipación femenina» entendida como el proceso —aún inconcluso— del progresivo ingreso de la mujer al mundo del trabajo, de la cultura y a una participación cada vez más activa en política. Y la superación de su rol tradicional en el hogar.

A principios del siglo XX la mujer estaba relegada a un discreto segundo plano. Cuando contraía matrimonio, quedaba bajo la potestad del marido y si trabajaba no tenía derecho a disponer de su salario.

SABER ES PODER
Con algunas excepciones en el siglo XIX, en 1913 aparecen en Chile los primeros movimientos femeninos organizados: clubes y asociaciones de mujeres que buscaron mejorar la situación de la mujer y democratizar la sociedad. Una de las principales razones que explican este «despertar» sería la toma de conciencia, por parte de un número creciente de mujeres, de las limitaciones impuestas a su educación, por lo menos entre los estratos medios. Aunque el 6 de febrero de 1877 se dictó el famoso Decreto Amunátegui (firmado por el entonces Ministro de Instrucción Pública, Miguel Luis Amunátegui, bajo la presidencia de Anibal Pinto), que otorgó a la mujer el derecho a ingresar a la Universidad, en la práctica la educación continuó, por una cuestión de hábitos y costumbres, reservada a los varones. Sólo entre las clases acomodadas la mujer podía tomar lecciones de música, leer a los poetas greco latinos y alguna novela francesa de carácter romántico y educativo. Para su formación normal debía aprender «labores de mano y los buenos modales de una dama», como preparación para el matrimonio. También, y como parte de la formación religiosa, debía conocer el Catecismo y las vidas ejemplares de los santos. La mujer de escasos recursos no tenía otro acceso a la cultura que la vía oral, ni más conocimientos que la sabiduría popular. Aunque Chile aparece como pionero en cuanto a la formación de mujeres profesionales —en 1887 se titularon de médicos Eloísa Díaz Insunza y Ernestina Pérez Barahona, las primeras de Chile e Hispanoamérica—, la verdad es que éstas no eran bien miradas y se ejercía una evidente presión psicológica sobre ellas. Escribir o traducir un libro en esos años era inadmisible para una mujer. En efecto se las sancionaba por el simple acto de leer o estudiar.

LA GRAN GUERRA DE 1914
Este conflicto de proporciones continentales y repercusiones mundiales provocó en Europa el ingreso masivo e involuntario de la mujer al mundo del trabajo. Durante e inmediatamente después de la guerra, con la mayoría de los hombres en el frente, prisioneros o lisiados y muchos de ellos muertos, las mujeres debieron hacerse cargo de la industria, incluso bélica, y de la administración pública, entre otras muchas tareas. Esta situación, inédita en la historia, modificó definitivamente el rol femenino. La mujer demostró su capacidad y se produjo un debate mundial respecto a la situación de ésta ante la ley. Y la obtención de un título profesional, así como la mujer trabajando fuera del hogar, comenzó a verse con mayor normalidad.

RECABARREN Y LOS CENTROS FEMENINOS
Las primeras organizaciones de mujeres en Chile fueron los Centros Femeninos. Se forman en 1913 en Iquique, Antofagasta y las principales oficinas salitreras. En la zona se habían concentrado muchas familias obreras y comenzaba a desarrollarse el sindicalismo chileno, con Luis Emilio Recabarren a la cabeza. Recabarren, fundador (Iquique, 1912) del Partido Obrero Socialista, siempre alentó la «emancipación femenina». Pensaba que a la mujer era necesario «educarla, librarla del fanatismo religioso y de la opresión masculina». En su periódico «El Despertar de los Trabajadores», dedicó numerosas páginas a las «nuevas ideas de la liberación femenina» y a las actividades de las sufragistas inglesas, quiénes consiguieron, en Inglaterra, el voto para las mujeres mayores de 30 años en 1918 y la completa igualdad electoral en 1928.

BELEN DE ZARRAGA
Pero quizás no hubieran prosperado estos Centros Femeninos en el Norte sin el aliento de la española Belén de Zárraga. Fogosa oradora feminista, anarquista, libre pensadora y anticlerical, quien visitó Chile en 1913, ofreciendo conferencias en Santiago, Valparaíso, Antofagasta e Iquique. Para graficar sus puntos de vista, en una de sus charlas Zárraga señaló que «en un concilio del siglo VI se sometió a discusión si la mujer tenía alma. Y sólo por dos votos a favor quedó resuelta esta duda». El primer directorio del «Centro Femenino Belén de Zárraga» de Iquique, lo conformaron: Teresa Flores, Juana A. de Guzmán, Nieves P. de Alcalde, Luisa de Zavala, María Castro, Pabla R. de Aceituno, Ilia Gaete, Adela de Lafferte, Margarita Zamora, Rosario B. de Barnes y Rebeca Barnes. La labor de estos Centros Femeninos se desarrolló entre los años 1913 y 1915, decayendo después, junto con la explotación salitrera. Hacia 1921 se fundaron en Iquique la «Federación Unión Obrera Femenina» y el «Consejo Federal Femenino», anarco sindicalista la primera y socialista el segundo. En lo sucesivo, surgen en Santiago las principales iniciativas en favor de la mujer.

LAS SEÑORAS Y LA LECTURA
En 1915 —para «charlar, leer, beber una taza de té, celebrar de vez en cuando una fiesta social y cambiar sanos y serenos propósitos domésticos»— las damas católicas de la aristocracia santiaguina forman el Club Social de Señoras, agrupación que se distingue de las numerosas instituciones benéficas del siglo XIX por sus fines culturales. Su fundadora fue Delia Matte de Izquierdo. El Club de Señoras expresaba la inquietud de las mujeres de los sectores más acomodados que veían con alarma aparecer —entre los estratos medios— mujeres profesionales, que en número creciente se incorporaban a la educación y a la cultura. Inés Echeverría, una de sus miembros —quien escribía en La Nación con el pseudónimo de Iris—, señala: «para nuestra sorpresa han aparecido mujeres perfectamente educadas, con títulos profesionales, mientras nosotras apenas conocemos los Misterios del Rosario… Tememos que si la ignorancia de nuestra clase se mantiene dos generaciones más, nuestros nietos caerán al pueblo y viceversa».

LA ESCLAVITUD DE LA MUJER
Participa del Club de Señoras Martina Barros —una de las primeras intelectuales chilenas— quién traduce, con el título de «La Esclavitud de la mujer», «The subjection of women», del filósofo inglés John Stuart Mill. En sus memoria M. Barros apunta:«Mis compañeras me miraban con frialdad… y las señoras con la desconfianza con que se mira a una niña peligrosa». No sólo los hombres rechazaban la «emancipación de la mujer». La mayoría de las mujeres pensaba de igual manera, de acuerdo con la mentalidad de la época. En principio el Club de Señoras buscaba exclusivamente progresos culturales para la aristocracia, sin embargo hacen suyos ideales democráticos y por su influencia, en 1917, la fracción más joven del Partido Conservador presenta al Congreso Nacional el primer proyecto de ley para dar derechos de ciudadanía a las mujeres.

CIRCULO DE LECTURA
Ese mismo año, pero entre las mujeres laicas de las capas medias, con inspiración en los «Readings Clubs» de Estados Unidos, se forma el Círculo de Lectura. En su fundación y directiva aparece Amanda Labarca, gran escritora y educadora. Militante Radical. Labarca, quién dirige el periódico del círculo, «Acción Femenina», fue la primera latinoamericana en ejercer una cátedra universitaria e impulsará, en 1932, la creación del Liceo Experimental Manuel de Salas. Se la considera una gran precursora del movimiento femenino en Chile.

CONSEJO NACIONAL DE MUJERES
Del Círculo de Lectura se desprende, en 1919, el Consejo Nacional de Mujeres. Participan Amanda Labarca y Celinda Reyes. Tres años después presentan un proyecto sobre derechos civiles, políticos y jurídicos e inician gestiones que culminarán el año 1925 con el Decreto Ley conocido como Ley Maza (por el senador José Maza), que restringe en el Código Civil las atribuciones de la patria potestad de los padres, en favor de las madres; se habilita a las mujeres para servir de testigos y se autoriza a las casadas para administrar los frutos de su trabajo. Fueron apoyadas por Pedro Aguirre Cerda y Arturo Alessandri, entonces Presidente de la República. En el ámbito obrero, en 1917 se crea el Consejo Federal Femenino (al interior de la Gran Federación Obrera de Chile). Su objetivo: «mejoramiento cultural y acción mancomunada de trabajadoras». Hacia 1920 reaparece con el nombre de Gran Federación Femenina de Chile.

PARTIDOS POLITICOS FEMENINOS
El año 1922 se crea el Partido Cívico Femenino (PCF). Participan Ester La Rivera de Sanhueza, fundadora y primera presidenta, Elvira de Vergara, Berta Recabarren, Graciela Mandujano y Graciela Lacoste. Radicales, laicas o de un catolicismo moderado. Editan la revista «Acción Femenina» durante 14 años, alcanzando a tirar 10.000 ejemplares. Se expresan con singular discreción: «el feminismo no desea violencias. La mujer moderna no pide nada injusto ni abusivo. Queremos que se conozca a la mujer como algo más que un objeto de lujo y placer…». El Partido Cívico Femenino plantea el voto femenino subordinado a la educación cívica. «Primero educar y luego decidir». Trabajan, entre otros objetivos, por el voto municipal, a modo de «ensayo – aprendizaje».

En rigor, la Constitución vigente desde 1833 no excluía el voto femenino, pero cuando en 1875 algunas mujeres en San Felipe y La Serena acudieron a votar en las elecciones presidenciales no pudieron hacerlo. Y en 1884 se dictó una nueva Ley de Elecciones que, en su artículo 40, prohibía expresamente el voto femenino.

Hacia 1924 aparece el Partido Demócrata Femenino. Participan Celinda Arregui, E. Brady, G. Barrios, Rebeca Varas y otras. El Partido presenta a la Junta Militar de Luis Altamirano un proyecto para modificar la Ley Electoral. La Convención de la Juventud Católica Femenina, realizada en Santiago en 1922 y el Congreso Panamericano de Mujeres, celebrado en esta misma capital el mismo año, también solicitaron los derechos políticos de la mujer. A principios de 1925, el Partido Demócrata Femenino, presentó otro proyecto de Ley Electoral a la Junta de Emilio Bello Codesido, «suprimiendo la palabra varones y dejando ciudadanos chilenos». Luego piden la participación de mujeres en la Comisión Consultiva de la Asamblea Constituyente que elaboraría la nueva constitución, conocida posteriormente como la Constitución del 25.

EL VOTO MUNICIPAL 1926-1946
Durante esta etapa se conjugan tres tipos de organizaciones femeninas. Siguen desarrollándose numerosas agrupaciones benéficas, culturales, religiosas, deportivas y laborales, como el Consejo Femenino de la Defensa Civil, en pleno apogeo de la Segunda Guerra Mundial, para organizar la población ante un «inminente ataque al territorio nacional». El Comité de Ayuda a las Democracias, que hace colectas y campañas en favor de los países aliados. Y el Comité de Mujeres pro Ayuda y Defensa de los Ferroviarios, en el año 1936, con ocasión de una gran huelga de ese gremio. Un segundo tipo de organización buscaba la plenitud de los derechos civiles y políticos para la mujer. Por último, comienzan a formarse las ramas femeninas de los partidos políticos.

UNION FEMENINA DE CHILE
A fines de 1927, con ocasión de las celebraciones del cincuentenario del Decreto Amunátegui, se funda en Valparaíso la Unión Femenina de Chile. Trabajan hasta 1938 por reivindicaciones civiles y políticas, entre muchas otras tareas. Fue una organización de elite —constituida fundamentalmente por mujeres profesionales— que influyó en la opinión pública de ese puerto, sobre todo a través de su periódico homónimo y de su dirigente, Graciela Lacoste.

COMITE NACIONAL PRO DERECHOS DE LA MUJER
Este comité se forma en 1933 por iniciativa de Felisa Vergara, Amanda Labarca y Elena Doll, para participar en la discusión sobre la Ley de Sufragio Municipal. Luego de un período de silencio resurge en 1941, para «activar la aprobación por las Cámaras del proyecto de ley sobre el voto femenino».

ASOCIACION NACIONAL DE MUJERES UNIVERSITARIAS
En agosto de 1931 se fundó esta organización para extender las oportunidades culturales, económicas, cívicas y sociales de la mujer. Su presidenta fue una de las primeras médicos de Chile, Ernestina Pérez. Participan Amanda Labarca, Elena Caffarena, Irma Salas y Elena Hott.

EL DERECHO A VOTO MUNICIPAL
En 1934, durante el segundo gobierno de Arturo Alessandri, se dicta la Ley 5.357 que otorga a la mujer derecho a elegir y a ser elegida en los comicios municipales. Y el 7 de abril de 1935 participan por primera vez en una elección. Se presentan 98 candidatas, siendo elegidas 26. Sin embargo, condicionadas por su rol doméstico, proporcionalmente pocas mujeres se interesaron en participar.

EL MENCH
De gran trascendencia en la historia de la luchas femeninas en Chile, el 11 de mayo de 1935 se crea el Movimiento Pro Emancipación de la Mujer Chilena, MEMCH, con presencia a lo largo de todo el país. En 1940 contaba 42 comités locales de Arica a Valdivia. A través del periódico «La Mujer Nueva» y en múltiples reuniones públicas el MEMCH se pronuncia por la protección de la madre y defensa de la niñez; por que la mujer pueda ocupar cualquier cargo rentado e igualar los salarios con el hombre. La sociedad chilena todavía mantenía la opinión de que el trabajo remunerado en la mujer era accidental, semiclandestino y generalmente se aceptaba para que «ella pudiera ayudarse en sus gastos». El MEMCH aboga también por la defensa del régimen democrático y por la paz. Asimismo propiciaron la «emancipación biológica», es decir, contra la maternidad obligada, proponiendo la divulgación estatal de métodos anticonceptivos. Plantean los temas del aborto clandestino, de la prostitución, de la madre soltera, el divorcio legal, etc. La prensa tradicional llama a«no dejarse sorprender: se trata de comunistas que están contra la familia, la moral y la naturaleza y que persiguen objetivos disparatados y absurdos».
En 1938 llega a la presidencia de la República Pedro Aguirre Cerda, gran defensor de los derechos femeninos.

DISCUSION EN EL CONGRESO DEL VOTO FEMENINO
En 1941, en un mensaje dirigido a la cámara de diputados, el Presidente, electo con apoyo femenino, afirma: «La Constitución Política del Estado dispone que son ciudadanos con derecho a sufragio los chilenos que hayan cumplido 21 años de edad, sepan leer y escribir y estén inscritos en los registros electorales. (…) comprende, sin lugar a dudas, a los individuos de ambos sexos». Finalmente Aguirre Cerda presentó un proyecto de Ley Electoral, redactado por Elena Caffarena y Flor Heredia, que otorgaba el voto a la mujer. En 1944 se realiza en Santiago el Primer Congreso Nacional de Mujeres. Una de sus principales consecuencias fue la creación de laFederación Chilena de Instituciones Femeninas, FECHIF, la cual emprende una gran campaña por los derechos políticos. Preside Amanda Labarca. En abril de 1945 se realiza un foro con presencia de diversas organizaciones políticas, sociales y culturales, además de destacadas personalidades. Y en junio la FECHIF presenta al Senado un proyecto de ley sobre el voto femenino, con la firma de senadores de todas las tendencias. Desde las primeras incursiones femeninas en elecciones municipales, queda en evidencia que la mujer debía acceder a la totalidad de sus derechos políticos, pero aún tendrían que pasar otros cuatro años para que la cuestión fuera discutida a fondo. Entre tanto muere en ejercicio de sus funciones Pedro Aguirre Cerda.

El 15 de noviembre de 1945 Gabriela Mistral obtiene el premio Nobel de literatura.
El mismo año, Horacio Walker, senador conservador, expresa que «… el sufragio ha sido ejercido sólo por el 8,4 por ciento de la población del país, bases políticas estrechas que urge ampliar (…) es indispensable incorporar a la mujer a la ciudadanía política, que contribuye al 51 por ciento de la población chilena…» Por otra parte, desde 1924 (Conferencia Panamericana) Chile había aceptado recomendaciones internacionales sobre los derechos políticos de la mujer. En 1946 el senador liberal José Maza adhirió a esta causa, planteando, entre otros argumentos, la necesidad de poner al día nuestra legislación con respecto a las democracias del mundo. Salvador Allende, entonces senador socialista, manifestó que en su partido era normal considerar a la mujer con los mismos derechos que al hombre. Rudecindo Ortega, senador radical, también se pronunció favorablemente. El trabajo que las organizaciones femeninas habían emprendido en 1913 comenzaban a fructiferar.

LAS MUJERES ALCANZAN EL DERECHO A VOTO
En las elecciones municipales de 1947 Julieta Campusano es elegida Regidora por Santiago. En 1948 se suma a la acción el Partido Femenino Chileno, segundo partido femenino de la historia chilena, que llegó a contar 27 mil integrantes. Este año se dicta la Ley de Defensa de la Democracia, llamada «Ley Maldita», que pone fuera de la ley al Partido Comunista. Se constituye el Comité Unido Pro-Voto Femenino para iniciar una campaña nacional para apresurar el despacho del proyecto de ley sobre el voto femenino. Preside el Comité Aída Yávar y lo integran la FECHIF, Acción Católica Femenina, el MEMCH, el Partido Femenino, delegadas de todos los partidos políticos, mujeres independientes y comités de estudiantes universitarias. Cora Carreño, representante de las universitarias dice: «Queremos hacer sentir a los señores congresales que tras el movimiento hay un espíritu fuerte, una voluntad inquebrantable para conseguir, hoy, la plenitud de nuestro pensamiento y acción políticos…» La Cámara de Diputados demora dos años la discusión del proyecto, a pesar de que el Presidente González Videla urgía su despacho, tanto para cumplir con el compromiso adquirido con la mujeres durante su campaña, como el compromiso de la Estado chileno con Naciones Unidas, en el sentido de no discriminar por diferencias sexuales.

La FECHIF lanza la consigna QUEREMOS VOTAR EN LAS PROXIMAS ELECCIONES.
En Valparaíso se celebra el II Congreso Nacional de Mujeres, presidido por Amanda Labarca. Durante la sesión de clausura una mujer que había trabajado durante la campaña de González Videla, acusa al presidente de traicionar al pueblo. González Videla amenaza con «sacar a los soldados». La FECHIF expulsa de sus filas al Partido Comunista. Y el MEMCH se retira de la Federación.

Pese a la crisis al interior del movimiento, en 1948 se realiza una asamblea nacional de dirigentes de las diversas organizaciones femeninas, de la que surge el Comando Unido Nacional Pro-Voto Femenino, que realiza foros y propaganda. El 15 de diciembre de 1948 la Cámara de Diputados despacha el proyecto para su último trámite en el Senado. Las mujeres asistentes, en tribunas y galerías, aplauden y entonan de pie la Canción Nacional.

El 21 de diciembre el Senado acoge el proyecto con todas las modificaciones hechas por la Cámara. Por fin el 8 de enero de 1949 el Presidente Gabriel González Videla estampó su firma en el texto que concedía la plenitud de derechos políticos a la mujer. Con este motivo se realizó una gala en el Teatro Municipal, con la participación del Presidente González Videla, de su esposa Rosa Markmann, ministros, parlamentarios, dirigentes de la FECHIF y gran cantidad de público. Flor Heredia, Elena Caffarena y otras destacadas dirigentes son excluidas. Culminaban así 50 años de luchas femeninas.

En 1950 la radical Inés Enríquez es elegida diputada por Concepción, convirtiéndose así en la primera parlamentaria chilena. Y dos años después, en 1952, las mujeres participan por primera vez en la historia de Chile en una elección presidencial.
_________________

ALGUNAS DE LAS MUJERES MAS DESTACADAS DURANTE ESTE PERIODO
ACUÑA, Justicia: Primera mujer chilena ingeniera (1919).
ARGOMEDO, Aurora: Educadora, llamó a las mujeres de Valparaíso a celebrar el cincuentenario del decreto Amunátegui (1927).
ARREGUI, Celinda: Integrante del Círculo de Lectura, Partido Demócrata Femenino y organizadora del Congreso Panamericano de Mujeres (1922).
ASTICA, María: Participó activamente en las charlas-foro realizadas en el Salón de Honor de la Universidad de Chile para presionar al parlamento por la aprobación del voto para la mujer (1946).
BAHAMONDE, Arsenia: Una de las fundadoras de la Unión Femenina de Chile de Valparaíso (1928).
BARROS DE ORREGO, Martina: Una de nuestras primeras intelectuales. Participa en el Club de Señoras.
BUDINIC, Margot: Secretaria de prensa y propaganda de la FECHIF.
CAFFARENA, Elena: Abogada, fundadora y vicepresidenta de la Asociación de mujeres universitarias (1931). Fundadora y primera secretaria general del MEMCH (1935-1941). Fundadora y vicepresidenta de FECHIF.
CAMPUSANO, Julieta: Dirigente comunista. Electa regidora por Santiago en 1947. Secretaria de publicaciones de la FECHIF.
CARR BRICEÑO, Julieta: Una de las fundadoras de la Unión femenina de Chile de Valparaíso (1928). CID, Cora: Presidenta de la Asamblea nacional de mujeres de Chile, se presentó como candidata en las elecciones municipales de 1941.
DE LA CRUZ, María: Candidata a las elecciones senatoriales de 1950. Máxima dirigente del Partido Femenino Chileno (1946-1953). Jugó un papel destacado en la campaña presidencial de Carlos Ibáñez del Campo (1952). Primera senadora de la República (1953).
DEL CANTO, María Teresa: Ministra de Educación en el gobierno de Carlos Iáñez del Campo (1952-1958).
DIAZ, Eloísa: Junto a Ernestina Pérez, se recibió de médico en 1887, siendo ambas las primeras en toda Iberoamérica.
DOLL, Elena: Una de las fundadoras del Comité nacional pro-derechos de la mujer (1935). Presentada y elegida en las elecciones municipales de 1935, 1938 y 1941.
EDWARDS, Adela: Miembra de la Acción Nacional de Mujeres de Chile, elegida regidora en las elecciones municipales de 1935.
ENRIQUEZ, Inés: Primera parlamentaria chilena. Elegida diputada por Concepción en 1950.
FIGUEROA, Ana: Profesora, Presidenta Nacional de la FECHIF en 1949.
HEREDIA, Flor: Junto a Elena Caffarena redactó un proyecto de ley sobre el voto femenino, presentado a Pedro Aguirre Cerda.
LABARCA, Amanda: Profesora, fundadora del Círculo de Lectura (1915). Integrante de la FECHIF (1944) y presidenta de la institución. Fundadora del Comité Nacional pro Derechos de la Mujer (1933). Vicepresidenta de la Asociación de Mujeres Universitarias (*).
Embajadora de Chile ante la ONU durante el gobierno de Gabriel González Videla (1946).
LACOSTE, Graciela: Fundadora y presidenta de la Unión Femenina de Chile de Valparaíso (1928).
MANDUJANO, Graciela: Integrante del Partido Cívico Femenino. Secretaria General del MEMCH (1944-45). Secretaria de asuntos internacionales de la FECHIF.
MARKMANN, Rosa: Bajo su auspicio se fundó la Asociación de dueñas de casa (1947), institución gubernamental que presidió. «Primera dama» en el gobierno de González Videla.
MISTRAL, Gabriela: Premio Nobel de literatura.
OLGUIN, Adriana: Ministra de Justicia en el gobierno de González Videla.
PARRA, Violeta: Muy destacada folklorista.
PEREZ, Ernestina: Junto a Eloisa Díaz, primera médico de Chile y de Iberoamérica, recibida en 1887. Presidenta de la Asociación de Mujeres Universitarias.
POBLETE, Olga: Profesora y Secretaria General del MEMCH.
RIEDEL, Dora: Primera arquitecta chilena (1930).
ROJAS, Elcira: Presidenta del Partido Cívico Femenino.
SCHNAKE, Graciela: Primera alcaldesa de Santiago, nombrada en el gobierno de Pedro Aguirre Cerda.
TAGLE, Victoria: Primera agrónoma chilena (1922).
VERGARA, Felisa: Militante y dirigenta socialista. Fundadora del Comité Nacional pro Derechos de la Mujer (1933).
YAVAR, Aída: Presidió el Comité Unido Pro Voto Femenino (1947).
(*) Amanda Labarca decía que en el siglo XIX, en Chile se había afirmado que: «Es posible que la mujer, siendo una criatura de Dios, tenga igual que el hombre un cerebro inteligente».
© Adolfo Pardo, Santiago, Chile, 2001.

(más…)

Guía de Archivos sobre Coordinaciones Represivas del Cono Sur En Internet


http://www.museodelamemoria.gob.ar/page/noticias/id/1157/title/Publican-archivos-del-Plan-C%C3%B3ndor-en-Internet

 

Publicado el Martes, 20 de Agosto de 2013

Diario La Capital – 19/08/2013

 

La primera Guía de Archivos sobre Coordinaciones Represivas del Cono Sur, más conocidas como Plan u Operación Cóndor, ya se puede consultar a través de Internet y servirá para indagar sobre la articulación de las tareas de inteligencia de las dictaduras del Cono Sur.

La guía, realizada por el Instituto de Políticas Públicas en Derechos Humanos del Mercosur, reúne hasta el momento información relativa al contenido y a las condiciones de acceso de 115 fondos documentales de 71 instituciones de Argentina, Brasil, Chile, Uruguay y Paraguay y puede ser consultada en el link www.ippdh.mercosur.int/ArchivoCondor.

El proyecto surgió con el objetivo de brindar asistencia al “Grupo Técnico de obtención de datos, información y relevamiento de archivos de las coordinaciones represivas del Cono Sur y en particular de la Operación Cóndor”, que funciona en la órbita de la Comisión Permanente de Memoria, Verdad, y Justicia de la Reunión de Altas Autoridades de Derechos Humanos y Cancillerías del Mercosur y Estados Asociados.

En una entrevista, el secretario ejecutivo del Instituto, Víctor Abramovich, señaló que “quizás no hay una prueba directa de un crimen pero sí acerca de cómo se organiza un aparato represivo, un aparato jerárquico militar. Por eso, para todo lo que es la reconstrucción de patrones sistemáticos y de estructuras administrativas en los juicios, el rol de los archivos es importantísimo”.

Respecto del reclamo por la apertura de los archivos, Abramovich explicó que “es distinto construir memoria enfrentado al Estado que con el Estado de aliado. Era imposible pensar en la sistematización de esta información sin instituciones que desde adentro del Estado se pusieran a buscarla”.

Abramovich destacó que el tema de los derechos humanos “se haya puesto en la agenda política de la integración” y “como hay un Mercosur económico, hay un Mercosur de los Derechos Humanos que incluso se construye como contracara de lo que fue la coordinación de acciones represivas en el Cono Sur”.

La Guía ofrece descripciones archivísticas a las cuales se accede a través de distintas maneras, con el objetivo de facilitar la búsqueda en función de las necesidades e intereses de los usuarios.

La página web tiene dos modos de acceso: ingresando al apartado “Búsqueda de archivos y fondos documentales” se pueden realizar búsquedas a partir de filtros por país, por institución depositaria, y por fondo documental y desde esta misma sección, también se puede ingresar directamente a la normativa que regula el acceso a los distintos fondos.

El otro modo de acceso es entrando directamente a la Guía, donde se puede ingresar a la base de datos, donde el menú ofrece la posibilidad de acceder a las descripciones a través de listados de “Fondos documentales” o de “Instituciones depositarias/custodiadoras”, a la vez que posibilita realizar búsquedas avanzadas y entrecruzamientos de los distintos campos previstos.

Diario La Capital

http://www.ippdh.mercosur.int/Documento/Details/60120

 

 
 
 

Finaliza programación especial de conmemoración de 40 años del Golpe de Estado


Finaliza programación especial de conmemoración de 40 años del Golpe de Estado.

Narrativas de la Memoria -“Ejemplos de escrituras de la memoria en torno a la movilización y la represión.”


Narrativas de la Memoria – http://www.narrativas-memoria.com.ar/
Citar como:
Falchini, Adriana – “Ejemplos de escrituras de la memoria en torno a la movilización y la represión.” En Memoria e Historia del pasado reciente, Problemas didácticos y disciplinares, Luciano Alonso-Adriana Falchini (editores), Santa Fe, UNL, 2009. Edición en línea en http://www.narrativas-memoria.com.ar/, agosto de 2010.
Ejemplos de escrituras de la memoria en torno a la movilización y la represión
por Adriana Falchini
La decisión de tomar la palabra e intervenir en el discurso sobre lo sucedido en nuestro país en la décadas del „60 y el „70 instituye investigadores que se proponen no sólo dar cuenta de de quiénes y qué fuimos o somos sino también de qué podríamos haber sido y qué queremos ser. “Un acontecimiento vivido puede considerarse como terminado y como mucho encerrado en la experiencia vivida mientras que el acontecimiento recordado no tiene ninguna limitación puesto que es en sí mismo la llave de todo cuanto acaeció antes y después del mismo” 1. Estas consideraciones de Benjamin refieren a una dimensión del tiempo que no es cronológica, hay hechos breves en su duración temporal que no cesan de actuar en la memoria colectiva y que se actualizan de diferentes formas en el presente. Los modos de elaborar, transformar e interpretar esos hechos refieren a la larga y diversa duración y formas de la memoria. Un hecho puede ser recordado de diferente manera y perspectiva. Un escrito de memoria crea un tiempo propio construido en la dialéctica del presente y el pasado. Un texto que no podrá ser nunca lineal porque el presente, pasado y futuro se superponen inevitablemente. Elizabeth Jelin conceptualiza esta cuestión al referirse a una temporalidad compleja “ubicar temporalmente a la memoria significa hacer referencia al ―espacio de la experiencia‖ en el presente. El recuerdo del pasado está incorporado, pero de manera dinámica, ya que las experiencias incorporadas en un momento dado pueden modificarse en períodos posteriores”2.
Así, un mismo hecho puede ser relatado de diferentes formas en distintos tiempos y fines. Contrastar, cotejar, armar otro relato entre ellos da cuenta de una lucha por construir memorias emblemáticas cultural y políticamente incluyentes. Es una lucha para crear ciertos puentes entre la experiencia y el recuerdo personal y suelto por un lado, y la experiencia y el recuerdo emblemático y colectivamente significativo por otro lado3. La escuela puede propiciar y promover este tipo de memoria que posibilita relaciones dinámicas entre la memoria “suelta” y la memoria emblemática; lo que va definiendo una “memoria colectiva” que tiene un sentido social, comunitario. A partir de uno o varios casos que constituyen experiencias personales, familiares o grupales se tienden puentes hacia procesos o hechos históricos, virajes o rupturas trágicas que definieron parte de la historia de la historia del presente. Esas historias singulares se convierten en secuestros, desapariciones, muertes, exilios políticos. Y del mismo modo, las luchas, resistencias, sueños, proyectos sociales y políticos dan cuenta de tramos de la historia donde las “revueltas sociales” son historizadas política y socialmente.
En un proyecto de trabajo compartido se debe pensar cuáles son los nudos convocantes en el recuerdo colectivo. Hay hechos que no sólo provocan la memoria sino que la exigen y la demandan. Esos nudos son los marcos de organización de las memorias concretas y sus sentidos que luego, pueden constituirse también marcos de debate. Los marcos emblemáticos permiten desarmar la idea de episodios de la historia aislados, inconexos o fortuitos. Se trata entonces, de puentes entre lo que se vivió o escuchó personalmente y las ideas o conceptos más generales que permiten comprensiones y
1 Walter Benjamin, “Por un retrato de Proust”, en Vanguardia y Revolución, Turín, Einaudi, 1933, p. 28.
2 Elizabeth Jelin, Los trabajos de memoria, Madrid, Siglo XXI, 2002, p. 13.
3 S. Stern, “De la memoria suelta a la memoria emblemática: hacia el recordar y el olvidar como proceso histórico (Chile, 1973-1998)”, en Memoria para un nuevo siglo, Chile, Colección Sin Norte,1998.

40 AÑOS. DE LA UNIDAD POPULAR AL GOLPE DE ESTADO FASCISTA EN CHILE 1973


Marchers for Salvador Allende. A crowd of peop...

Marchers for Salvador Allende. A crowd of people marching to support the election of Salvador Allende for president in Santiago, Chile. (Photo credit: Wikipedia)

sábado, 6 de septiembre de 2008

DE LA UNIDAD POPULAR AL GOLPE DE ESTADO FASCISTA EN CHILE 1973

SALVADOR ALLENDE
1970 Salvador Allende es designado candidato de la Unidad Popular a la presidencia de la República de Chile

SALVADOR ALLENDE Y PABLO NERUDA

El primero de Diciembre de 1971 los partidos de oposición organizan la llamada marcha de las cacerolas vacías que se transforma en la primera gran movilización anti UP. Una intensa y creciente campaña de propaganda agita los fantasmas del miedo al caos y al terror revolucionario. El gobierno norteamericano, la CIA y las trasnacionales estadounidenses no cesarán de intervenir en Chile, apoyando directamente con medios materiales y dinero a las organizaciones terroristas de derecha, los complots militares, los medios de comunicación
derechistas y al partido demócrata cristiano

Se inicia la huelga de los camioneros. Las compañías norteamericanas del cobre amenazan con embargar los cargamentos de cobre en el extranjero. La UP denuncia un plan que pretende precipitar al país a una guerra civil, llama a formar comités antifascistas y a la organización popular para paliar los efectos de la crisis resultante del boicot externo e interno

El 11 de septiembre de 1973 un golpe de estado termina con el estado de derecho en Chile, las instituciones democráticas son clausuradas y reemplazadas por una dictadura encabezada por Augusto Pinochet, quien crea una nueva institucionalidad basada en la represión y la eliminación sistemática de sus opositores. La constitución así creada es la que rige aún hoy la República de Chile

Soldados de las escuelas militares estadounidenses

Detenciones seguidas de torturas desapariciones y asesinatos

Salvador Allende con el fusil regalado por Fidel Castro

Milicos afuera de la Moneda, antes de asesinar al Compañero Salvador Allende y a sus colaboradores

Quema de libros en la Alemania Nazi 1933

Quema de libros en Chile 1973

Alemania Nazi 1933

Junta-Chile 1973

Protestas Internacionales contra el golpe de estado fascista
¡¡¡Libertad para Chile!!!

La mañana del 11 de septiembre Víctor Jara se dirigió a la Universidad Técnica de Santiago de Chile. Los primeros bandos militares emitieron un toque de queda y advertían que a quien caminara por la calle sería abatido por disparos, por lo que en la Universidad se quedaron los estudiantes, profesores y trabajadores como rehenes rodeados por tanques y militares. Durante toda la noche se escuchaban disparos de ametralladoras y de cañones, y el o la que saliera de la Universidad era asesinado al instante. Al final entraron los soldados al recinto universitario y reunieron y separaron a los rehenes en el campo deportivo, los obligaron a tirarse al piso boca abajo y los golpearon con las culatas de los fusiles y a patadas. Los obligaron a permanecer en esa posición una hora y después los hicieron correr al Estadio de Chile todos atados y los continuaban torturando. Al entrar al estadio Víctor fue reconocido por un militar e inmediatamente lo separó del grupo y lo golpearon y amenazaron de muerte.

Durante varios dias los prisioneros fueron torturados física y psicológicamente y asesinados por los soldados al mando de la junta militar fascista.
El Compañero Víctor escribió en los últimos momentos que fue visto por sus compañer@s una canción, la cual no pudo terminar pero logró entregar la letra a sus amigos, los cuales se la aprendieron de memoria y pudieron sacar del estadio de tortura. No se volvió a saber más de Víctor hasta el 16 de septiembre, cuando fue encontrado su cuerpo sin vida junto con otros 5 mas tirados en la calle cerca del Cementerio Metropolitano

Somos cinco mil
en esta pequeña parte de la ciudad.
Somos cinco mil
¿Cuantos seremos en total
en las ciudades y en todo el país?
Solo aquí,
diez mil manos que siembran
y hacen andar las fábricas.

¡Cuanta humanidad
con hambre, frío, pánico, dolor,
presión moral, terror y locura!

Seis de los nuestros se perdieron
en el espacio de las estrellas.

Un muerto, un golpeado como jamás creí
se podría golpear un ser humano.
Los otros cuatro quisieron quitarse todos los temores
uno saltando al vacío,
otro golpeándose la cabeza contra el muro,
pero todos con la mirada fija de la muerte.
¡Que espanto causa el rostro del fascismo!
Llevan a cabo sus planes con precisión artera
sin importarles nada.
La sangre para ellos son medallas.
La matanza es acto de heroísmo.
¿Es este el mundo que creaste, dios mío?
¿Para esto tus siete días de asombro y de trabajo?
En estas cuatro murallas solo existe un número
que no progresa,
que lentamente querrá más la muerte.

Pero de pronto me golpea la conciencia
y veo esta marea sin latido,
pero con el pulso de las máquinas
y los militares mostrando su rostro de matrona
lleno de dulzura.

¿Y México, Cuba y el mundo?
¡Que griten esta ignominia!

Somos diez mil manos menos
que no producen
¿Cuantos somos en toda la Patria?
La sangre del compañero Presidente
golpea más fuerte que bombas y metrallas.
Así golpeará nuestro puño nuevamente.

¡Canto que mal me sales
cuando tengo que cantar espanto!
Espanto como el que vivo
como el que muero, espanto.
De verme entre tanto y tantos
momentos del infinito
en que el silencio y el grito
son las metas de este canto.
Lo que veo, nunca ví,
lo que he sentido y lo que siento
hará brotar el momento…

VICTOR JARA
PRESENTE

informacion recabada de los libros: Chile ein schwarzbuch y de Victor Jara Un canto truncado de Joan Jara

Pinochet, el «saludable» y «sonriente» dictador que no fue juzgado. El «héroe vilipendiado»


HEMEROTECA > 03/03/2010 > 

Pinochet, el «saludable» y «sonriente» dictador que no fue juzgado

«Aunque deseable, ya no es posible», aseguró Jack Straw. Pinochet, según el ministro del Interior inglés, había sufrido pérdida de memoria, desorientación e incapacidad de comprensión, por lo que ya

ISRAEL VIANA | MADRID

 

«Aunque deseable, ya no es posible», aseguró Jack Straw. Pinochet, según el ministro del Interior inglés, había sufrido pérdida de memoria, desorientación e incapacidad de comprensión, por lo que ya no podía ser juzgado por el asesinato, tortura y desaparición de miles de personas durante la dictadura de Chile entre 1973 y 1990. A sus 84 años, con diabetes y trastornos vasculares, el general no tenía aspecto de poder mejorar, «ni de forma espontánea ni tras un tratamiento», decía el informe.

El general «enfermo», impune, lleno de «limitaciones físicas», volvía a casa tal día como hoy hace diez años. En el aeropuerto militar de Santiago, 40 generales y 400 simpatizantes esperaban impacientes al «héroe vilipeniado»: «La columna que le traicionó a sus 84 años de edad -contaba ABC- debía resentirse y era de suponer que la artritis le estaba matando o, si no, debiera escocerle su incontinencia urinaria o cualquiera de sus males que le han traído de cabeza, pero han servido para dejarle libre como un pájaro».

Daba la sensación de que Pinochet tendría que ser trasladado «como un fardo», pero, en contra de lo esperado, el general bajo del avión con aspecto saludable, sonriendo y caminando por su propio pie.

La escena -que copó las portadas de los periódicos de medio mundo- fue descrita así por la enviada especial de ABC: «El pasajero, en silla de ruedas, enfermo y lleno de achaques, desciende del aparato en un montacargas. Una vez en suelo patrio, ni los males de la columna ni la artritis impidenque el senador se incorpore. Los jefes militares, exultantes le abrazan. Y ante las cámaras y el asombro de medio mundo, sonríe, camina, saluda y besa a sus familiares. No le falta la memoria y reconoce a todos. Lágrimas, vítores y aplausos. De fondo, marchas militares en honor del anciano general. Los periodistas, boquiabiertos, como Jack Straw».

Aquel recibimiento con honores a Pinochet fue calificado por mucho medios como «una burla a la memoria de las víctimas de la dictadura. Una burla a los militares, desaparecidos, torturados y exiliados». «¡Vergüenza!», le gritaron a Straw un sector del grupo de los laboristas en la Cámara de los Comunes, mientras los conservadores se deshacían en halagos hacia Pinochet, por su ayuda en la Guerra de las Malvinas.

«Nunca más», dijo el presidente chileno, Ricardo Lagos, en referencia al recibimiento heroico que le preparó el Ejército al ex dictador.

Su vuelta planteó complejas cuestiones morales, jurídicas y políticas. Se argumentó que España y Gran Bretaña no tenían derecho de interferir en los asuntos internos de otro país. Otros subrayaron que, a pesar del creciente activismo de la ONU en el terreno de los derechos humanos, no se hacía nada en otros países demasiado poderosos, como China o Rusia. Incluso algunos dijeron que las organizaciones humanitarias, como Amnistía Internacional, cometían actos de inhumanidad al pedir que se juzgara a un anciano enfermo.

No sirvió de nada los intentos del juez Garzón a última hora para que la Fiscalía británica tomara «medidas urgentes» pararecurrir la liberación de Pinochet y lograr la suspensión de su regreso a Chile. Tampoco el hecho de que Straw reconociera el dolor que iban a sentir los familiares y víctimas de los que «había sufrido las violaciones de los derechos humanos en el pasado», ni que, «probablemente», el dictador no fuera a ser juzgado jamás en ninguna parte.

La «solución geriátrica» prevaleció sobre las objeciones manifestadas por los jueces encargados de las demandas de extradición de España, Bélgica, Suiza y Francia. «Si la evidencia médica es correcta, el hombre procesado sería físicamente pero no moralmente el Pinochet que infligió el terror a Chile», aclaraba el historiador inglés Paul Preston en la Tercera de ABC.

La presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD), Viviana Díaz, declaró: «Pinochet regresa condenado por el mundo y ya nada puede ocultar que aterriza en Chile como el criminal que es». Atrás quedaban 16 meses de batalla legal, de esfuerzos y argumentos para que el responsable de 3.000 muertos y desparecidos y de innumerables caso de torturas y detenciones ilegales respondiera de sus crímenes.

via Pinochet, el «saludable» y «sonriente» dictador que no fue juzgado | Históricas | Históricas – Abc.es.

A %d blogueros les gusta esto: